CARACOLAS DE DOS CHOCOLATES

miércoles, noviembre 16, 2011

 Si vais a LIDL habréis comprobado que muchas veces cuando  falta poco para la caducidad de un producto le ponen una pegatina del 30% más barato. Pues eso me pasó a mi el otro día con un botecito de buttermilk (o buttermilch, que así se dice en alemán). Pues la cogí y me la llevé, pensando que aún faltaban muchos días para su caducidad. Al día siguiente mi marido la vio y me dice: ¿este bote que hay en la nevera que es?, caduca mañana. Pues manos a la obra, me metí en Internet a ver en qué podía gastarlo, pues era la primera vez que la compraba. Y las sugerencias que vi fueron muy, pero que muy apetecibles. La primera fueron estas caracolas, que vi en el blog de Uno de Dos, aunque estaban rellenas de crema, y no quería repetirme, ya que el otro día hice los miguelitos con ella.

Mi primera opción para el relleno fue la de Nutella o Nocilla, pero no tenía suficiente cantidad, así que haciendo limpieza de despensa, aproveché gotas de chocolate blanco y otras de chocolate negro para rellenar estas caracolas. Me gusta mucho el resultado, aunque me resultó complicado liar la masa para conseguir el rollo del que cortar las porciones, por lo que mis caracolas no se ven tan bonitas. 



INGREDIENTES:

  • 550 gr. de harina de fuerza
  • 15 gr. de levadura fresca
  • 125  ml. de leche entera tibia
  • 60 gr. de azúcar
  • 2 cucharas de azúcar invertido (receta aquí) o miel (yo he puesto miel)
  • 140 ml. de buttermilk (se puede hacer casero, en este enlace os pongo cómo hacerlo)
  • 50 gr. de mantequilla a punto de pomada (la sacamos una hora antes del frigo)
  • Ralladura de una naranja
  • 2 huevos 
  • Una pizca de sal
  • Para decorar:
  • Azúcar
  • Agua
  • Huevo batido
  • Para el relleno:
  • Gotas de chocolate blanco
  • Gotas de chocolate negro


PREPARACIÓN:
Ponemos en un bol 450 gr. de harina (reservamos 100 gr.). Hacemos un hueco en el centro y ponemos la levadura, añadiéndole la leche tibia encima y disolvemos, mezclamos todo. Añadimos el azúcar y seguimos mezclando, después la miel, la ralladura de naranja, el buttermilk y la pizca de sal (iremos integrando cada ingrediente antes de añadir el siguiente). Empezamos a amasar con la amasadora o manualmente, y cuando se haya integrado todo añadiremos los huevos batidos, de uno en uno. Vamos añadiendo la harina que teníamos reservada hasta integrarla por completo. Y entonces añadimos la mantequilla en trozos. Seguimos amasando durante unos diez minutos hasta que la masa esté elástica y no se pegue. Hacemos una bola con la masa y ponemos en un bol aceitado. Tapamos con film transparente y dejamos levar hasta que doble su volumen (aproximadamente una hora).


Cuando la masa haya doblado su volumen, sacamos y boleamos un poco la masa. La dejamos reposar para que gana en elasticidad durante unos diez minutos.
 Ahora estiramos con un rodillo, hasta darle forma rectangular de uno o dos centímetros de grosor. Esparcimos las gotas de chocolate negro y blanco por todo el rectángulo. Y enrollamos por la parte más larga, como si fuese un brazo de gitano. Cortamos en porciones de unos cinco centímetros (a mi me han salido diez). Ponemos las porciones en la bandeja de horno, sobre papel de hornear, separadas entre sí (yo he puesto cinco en cada bandeja). Dejamos levar de nuevo, hasta que doblen su volumen. Pintamos con la ayuda de una brocha de cocina la superficie con huevo batido y metemos en el horno, que tendremos precalentado a 180º. Yo los he tenido 20 minutos en la parte baja del horno, se hornean muy pronto.
 Mientras tenemos las caracolas en el horno, prepararemos un almíbar con el doble de azúcar que de agua (yo he puesto medio vaso de azúcar y la mitad de agua). Y cuando saquemos las caracolas del horno pintaremos con este almíbar para darle brillo.
Como ya os he comentado alguna vez la bollería se puede congelar recién hecha. Así que si no vais a gastar estas caracolas las congeláis y las vais sacando según os apetezca, quedan igual que recién hechas. Pues ahora a disfrutar de estos estupendos bollitos, están de muerte.
Lidia.

También te gustará

57 comentarios

  1. Qué ricas!!! Pues a mí me encantan cómo te han quedado, y con el chocolate por dentro... ñammmm! :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Tienen una pinta estupenda, yo que soy poco de chocolate les hubiese puesto algún fruto seco o pasas y así vamos entrando poco a poco en las navidades.

    Apunto receta :)

    ResponderEliminar
  3. LIDIA ..pues yo las veo estupendas ...mira que me gusta hacer estas cositas ..pero aun no puedo hacerlo a fondo ..por mi marido...entones me tengo que contentar con ver los vuestros ....desde luego si saben lo mismo que las fotos es de recibo decir FANTASTICAS .....besos MARIMI

    ResponderEliminar
  4. jaja tu eres de las mias, muchas veces compro productos y despues planeo recetas y no la reves :) Te han salido buenísimas¡ besiños

    ResponderEliminar
  5. Yo al Lidl solo iría a por buttermilk si aquí la hubiera, pero en los Lidl de Asturias no la comercializan, tú me dirás por qué ;)
    Así que como me queda tan lejos, pues no voy y lo hago yo misma,
    Me han encantado, las veo muy apetitosas

    ResponderEliminar
  6. Todavia sin desayunar y veo esta delicia, esto no se hace que mi tripa me está jugando una mala pasada. Besitos

    ResponderEliminar
  7. Impresionante. Son un desayuno o una merienda ideal.
    Bessos

    ResponderEliminar
  8. Oleeee desayuno rico con esas caracolas que han quedado perfectas.
    Esa practica de LIDL es muy común en los paises europeos y no me parece nada mal, porque puedes aprovecharte para congelar cositas y algo ahorras.
    Besotessss.
    Javi.

    ResponderEliminar
  9. Qué ricas te han quedado! Con un vaso de leche calentito... Vaya desayuno!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. que delicia y que fotos tan bonitas y sugerentes! me encanta todooo! Besitos

    ResponderEliminar
  11. Tienen una pinta fantástica y es siendo la cocinera tan buena, no podía ser de otra manera.
    Ten han quedado de cine.
    Besos
    Jorge.

    ResponderEliminar
  12. Qué dices que no se ven bonitas!!! Preciosas, y las fotos una maravilla, tienen que estar deliciosas.
    Un besito

    ResponderEliminar
  13. Madre mía que color te ha quedado, perfectas.

    saludos

    ResponderEliminar
  14. Que buenas rellenas de chocolate, tengo un Lidl pero lo tengo un poco lejos iria más de lo que puedo!!! has escogido la receta de un muy buen blog, es fantástica!!!! las fotos son geniales!!! besotes

    ResponderEliminar
  15. Deliciosos.
    En el Lidl que tengo cerca tampoco hay butermilk, no entiendo a estas cadenas.....

    Deliciosas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Te quedaron muy bonitos y seguro que ya no quedan ni las migas.
    Deliciosos¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  17. Que peligro tendrán estos bollitos, se ven riquísimos.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Que maravilla de caracolas,te quedaron de lujo y las fotos preciosas
    besotes! ;)

    ResponderEliminar
  19. Yo creo que te han quedado estupendas. Me llevo unas poquitas. Besiños.

    ResponderEliminar
  20. Qué pinta tan buena... si te sobran no las congeles: te doy mi dirección y me las mandas. je.je... Tendré que ir al Lidl que no sabía que tuvieran buttermilch... Un beso

    ResponderEliminar
  21. Que pinta mas buena tienen estas caracolas...a mis hijos les encantan seguro...
    Besos

    ResponderEliminar
  22. No estarán perfectas las formas de las caracolas, pero desde luego que el cortecito se ve fantástico, Se ven unos bollitos deliciosos
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Pues yo las veo perfectas!!!
    Y super apetecibles..me comia unas cuantas ahora, sin rechistar!:D
    Nunca he comprado el buttermilk, pero cuando lo vea y quiera suaarlo, creo que me vendre a esta receta!:D
    un besoo

    ResponderEliminar
  24. Ayyyyyyyyyy, Lidia, que chulada de fotos y que ricas esas caracolas de dos chocolates, me parecen una ricura con mayúsculas, te felicito.

    un besazo, guapa

    ResponderEliminar
  25. me parece una receta extraordinaria y con tu permiso me quedo por aqui un beso

    ResponderEliminar
  26. Vaya tela, cuantas cosas ricas estoy viendo hoy, me a encantado estas caracolas rellenas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  27. muy buenas te han salido y fantastico despliegue fotografico
    beso

    ResponderEliminar
  28. Qué espectáculo, tienen que estar deliciosos. Se me acumulan tus recetas, todas son tan buenas... tu cocina da gusto, siempre está echando humo
    besos

    ResponderEliminar
  29. Qué ricos!!
    te han quedado estupendas y la fotografía genial.
    un besito

    ResponderEliminar
  30. Pues a mi me parecen monísimas como te han quedado... además tienen un color y brillo precioso, por no decir nada del sabor, que seguro que era riquísimo! Un beso

    ResponderEliminar
  31. Lidia ,te quedaron de maravilla ,se ven esponjosinos hummm,como apetecen ,buenisimos
    besinos

    ResponderEliminar
  32. Tú crees que no se ven bonitas? Pues yo las veo perfectas con ese brillo y muy apetitosas que va siendo la hora de la merienda y un par me comería.
    Besos.

    ResponderEliminar
  33. Que buenas que se ven estas caracolas. Me parecen una delicia. Un besazo.

    ResponderEliminar
  34. Lidia que exigente, pero si se ven ademas de preciosas, lustrosas y apetecibles, vamos que un par de ellas me comería ahora con mi infusión. Besitos.

    ResponderEliminar
  35. ¡me encantan!!! ayssssssss qué merienda más apetecible!

    ResponderEliminar
  36. lidia estás hecha una cocinera de primera. cada dia haces algo delicioso en tu cocina. Ay si te tuviera cerca....... Besos

    ResponderEliminar
  37. Madre mía, tu por qué haces todas estas cosas tan ricas?. Si yo creo que engordo solo de verlas, por Dios!.
    Me han encantado las caracolas y no te digo las fotos, ideales.
    Besazos

    ResponderEliminar
  38. Que rica merienda nos has preparado Lidia, guardame un sitio que me apunto. La mesa está preciosa con todos esos topos rosas, una preciosidad. Que buena receta te quedaron perfectos.. Besos.

    ResponderEliminar
  39. Deliciosas!! Además tus fotos ultimamente me fascinan todas, son lindisimas!!

    Besotes.

    ResponderEliminar
  40. Que pinta mas rica! realmente están divinos las fotos son buenísimas! Bsss wapísima.

    ResponderEliminar
  41. Buenos tardes Lidia. Que delicia de caracolas con un relleno muy bueno de chocolate para golosos como yo.
    Un saludo Paco

    ResponderEliminar
  42. Lidia,se ven realmente espectaculares y deliciosos,me llevo la receta¡¡¡
    Un besito enorme.

    ResponderEliminar
  43. Si que tienen que estar de muerte y yo las veo muy bonitas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  44. Lidia, te creo a pies juntillas cuando dices que están de muerte porque el aspecto que tienen es delicioso. Por cierto, las fotos son muy bonitas. Un besazo.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  45. Ay que delicia chiquilla! yo de estas me puedo comer 15 seguidas y me quedo más ancha que pancha. La buttermilk la compro cuando voy a Morrison, solo allí la encuentro y la verdad es que es super barata y siempre me traigo unos cuantos botes, pero es verdad que caduca muy pronto, con lo cual ya me ha pasado de tener que tirar alguno, pero tengo algunas recetas puestas con esta leche.
    Por cierto, que te copio las caracolas eh! que se me olvidaba decirtelo, pero que me las he guardado con toda la cara.
    Un besito guapa.

    ResponderEliminar
  46. Yo aún no he usado buttermilk y estoy deseosa de hacerlo, más aún viendo lo bien que te han quedado estas caracolas. Que bien me vendrían para el desayuno de mañana
    BESITOs
    http://notasenmicocina.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  47. Madre mía, se ven esponjosos... ¡Qué ricossss!

    ResponderEliminar
  48. te han quedado genial,preciosas! quien se resiste a estas caracolas? yo nooo
    un saludito.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  49. En Zaragoza no hay buttermilk en el Lidl GRRRR. ¿Por que no venderan en todos igual?. Los bollitos tienen una pinta buenisima

    Besos, BeatriZ

    ResponderEliminar
  50. Qué delicia de caracolas!! Me encantaría comerme unas cuantas, menos mal que no las he hecho porque no podría parar!! jejeje

    besiss

    ResponderEliminar
  51. eso está para pillar un vaso de leche y no parar de mojar


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  52. QUE DELICIA DE CARACOIS , FICARAM BEM LINDOS.
    BESOS

    ResponderEliminar
  53. Dios mío, ¡qué corte!!!!, tienen una pinta de muerte.. y las fotos preciosas, yo creo que me comía hasta el mantel...

    Maravillosa receta :) Besitos

    ResponderEliminar
  54. Me encanta como te han quedado!!! Se ven muy esponjosos. Y las fotos chulisimas. Estas hecha una artista. Besosss!!!!

    ResponderEliminar
  55. Solo con verlas se me hace la boca agua, que buena pinta que tiene.

    Saludos Nesa

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe