03 mayo 2012

BOQUERONES EN VINAGRE

Treinta y seis años, tres meses y quince días han tenido que pasar para que yo probase los boquerones en vinagre. Siempre me he resistido a tomarlos, al igual que las anchoas (que dependen del lugar pueden considerarse lo mismo, aunque para mi el boquerón en vinagre es un cosa y la anchoa es otra, aunque se trate del mismo pescado es distinta su elaboración). Pues me resistía porque tengo especial animadversión al pescado crudo, y siempre pensé que iba a saber a eso, a pescado crudo, mi sorpresa ha sido mayúscula al probarlo y comprobar que no es así. Y el descubrimiento se lo debo a mi amiga Estefanía, cuando empezó por teléfono, casi sin preguntarle, a darme la receta que preparaba su padre en el bar que ha regentado casi toda su vida, el "Ambigú". Por desgracia su padre, Paco, hermano también de mi suegra, ya nos dejó hace poco más de un año. Pero sus hijos y su mujer han tenido la suerte de conservar todas sus maravillosas recetas, ya que se trataba de un excelente cocinero. De hecho mucha gente piensa que el pulpo a la Salobreña que preparaba era el mejor que se ha preparado, incluso superando la receta de otros establecimientos con mayor renombre. Espero que sus herederos culinarios sigan prestándome todas sus recetas, puesto que ninguna de ellas tiene desperdicio.


INGREDIENTES:
  • 1/2 kg. de boquerones (los míos eran medianos, y es que no me gustan los boquerones grandes, aunque una mujer en la pescadería me puso una cara muy rara cuando dije que era para abrirlos, casi me incita a que no los comprara porque no los consideraba del tamaño adecuado para abrirlos)
  • Sal
  • Vinagre
  • Perejil
  • Limón
  • Ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
PREPARACIÓN:
Abrimos los boquerones con mucho cuidado, le quitamos la cabeza y sacamos la tripa, a la vez que con ayuda del dedo vamos abriendo (como veis yo no soy muy experta en la tarea, algunos se me rompieron). Ahora lavamos con agua y sal, de esta forma sueltan toda la sangre.

En un tupper vamos poniendo una capa de boquerones abiertos y le echamos un buen puñado de sal y cubrimos con vinagre. Seguimos poniendo capas y añadiendo sal y vinagre, hasta dejar bien cubiertos. Dejamos durante unas 24 horas en el tupper tapados. Veréis que con el paso de los minutos los boquerones se van poniendo muy blanquitos, lo que los hará aún más apetecibles.

Pasado este tiempo, sacamos los boquerones y pasamos un poco por agua para que suelten el exceso de vinagre (ésto se puede hacer al gusto, y no limpiarlos, pero a lo mejor quedarían muy fuertes, por lo menos eso es lo que yo pienso). Hasta aquí me cuenta Estefanía que era la receta de su padre. Nunca los ha congelado y nunca les ha pasado nada, aunque ella siempre los congela, por el tema del anisakis. Yo lo he tenido tres días congelados, aunque podéis dejarlo hasta su uso. Luego sacamos y dejamos hasta que se nos descongele, y entonces preparamos en el mortero unos dientes de ajo machacados, una ramitas de perejil y le añadimos zumo de limón y aceite de oliva. Vamos poniendo los boquerones en un plato o fuente, por capas y aliñando. Cubrimos totalmente con el aceite. Serviremos a temperatura ambiente. Y si no los vamos a consumir todos los metemos en un tupper y los dejamos en el frigorífico, y después a la hora de comerlos los sacamos un rato antes. Duran varios días en el frigo e, incluso, ganan en sabor.

Y acompañados con unos tacos de tortilla de patatas son una tapa ideal para celebrar el día de la Cruz, que celebramos por aquí, aunque no es fiesta local aquí en Salobreña, sí que hay muchísimas cruces a lo largo de la costa. Así que lo que toca es mucha cerveza, vino, rebujito, y sobretodo tapas muy castizas, como ésta. Y además estas galletas que decoré el otro día con fondant, muy, pero que muy flamencas. Espero que os gusten.

Feliz día de la Cruz.
Lidia.

38 comentarios:

  1. Qué bien que te hayas animado a probar esta delicia y, así, les hayas perdido la manía. A mí me encantan! Los hago de una manera bastante parecida, aunque los congelo crudos y limpios y, junto al vinagre, pongo un chorrito de agua oxigenada (se quedan blanquísimos). Son como las pipas, empiezas y... Bss!

    ResponderEliminar
  2. Qué gracia que los presentes con tortilla de patatas, que sepas, que en el blog la gente se sorprendía cuando decía que uno de los bocadillos de mi infancia era el de tortilla de patatas con boquerones, de verdad, quién no lo haya probado que lo haga, es una auténtica delicia.

    Qué blanquitos te salieron, así da gusto. A mí me encantan, y mi suegra los borda. Yo si te soy sincero las dos veces que los hemos curado en casa, nunca los destripamos, nos lo hace el pescadero y de muy buena gana :) y yo se lo agradezco muchísimo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Que bueno todo lo que has presentado.... boquerones, ummm ricos ricos y la tortilla siempre preside mi casa y esas galletas tan andaluzas, me gustan.....

    ResponderEliminar
  4. Pues Lidia te han quedado muy apetecibles, a mi tampoco me gusta el pescado crudo pero con los boquerones en vinagre hago una excepción.
    Las galletas son chulísimas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Esos Boquerones te han quedado de Viciooo!!! A mi me pierdeeeennn!!!
    (jejeejeej).
    Siempre va vamos a tomar las cañas si hay y tienen buena pinta,pedimos una tapita con una cervecita bien Fresquitaaaaaa!! Que deliciiiaaa!!
    Y las Galletas me encantam te ha qedado muy muy conjuntadas..(jejeejeejje).
    Muuuuak Muuuak

    ResponderEliminar
  6. A mi me encantan pero nunca me han salido, es decir o me quedan demasiado cocidos o no s me ponen blancos, que te parece, pero a ti te han quedado de vicio.Un beso

    ResponderEliminar
  7. Que tapita más estupenda, una delicia.

    saludos

    ResponderEliminar
  8. Me encantan y nunca los he hecho, ya no tengo excusa, un besote Lidia.
    http://dulcestriplea.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. me encantan los boquerones, las galletas y sobre todo las fotos, te quedan preciosas.
    me quedo por tu blog. besos!


    http://laurillafondant.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Me encantan los boquerones en vinagre y en mi casa la especialista es mi mujer, que los hace con una receta de una amiga que tiene uno de los bares de Madrid, donde son más famosos.
    A ti te han quedado con muy buena pinta y muy ricos para tomar con una cervecita fría.
    Por si quieres ver los que hace mi mujer, te dejo el enlace http://pusoronenito.blogspot.com.es/2011/05/boquerones-en-vinagre.html.
    Un beso
    Jorge.

    ResponderEliminar
  11. En mi casa nos requetechiflan, mi madre es una experta, los hace muy bien, lo unico que da el coñ* de este plato es limpiarles jeje ella siempre se queja!
    Te han quedado ideales, ahora solo faltaría una cata!
    Las galletas de flamenca son una monada, las negran son muy originales!
    1 besin

    ResponderEliminar
  12. los boquerones de lujo¡¡¡¡
    y las galletas impresionantes¡¡¡
    besotes

    ResponderEliminar
  13. Lidia ,que ricos esos boquerones y ya no te digo nada si los acompañas con la tortilla ,para mas regusto un cafetin con esa maravilla de galletas ,no hay mejor menu
    besinos

    ResponderEliminar
  14. Válgame Dios. Querida Lidia, te sigo desde hace tiempo pero no sé qué le pasa a mi ordenador que cuando entro en tu página se me queda colgado y he querido hacer comentarios a tus entradas pero no he podido. Así que hoy es el día, hoy mi ordenador está de buenas y me va a dejar, asín que decirte que estos boquerones estupendos. Que porque queda mu mal, que si no le doy chupetones a la pantalla. Me encantan

    ResponderEliminar
  15. Los boquerones en vinagre son un vicio!! :D

    ResponderEliminar
  16. Espero que los sigas haciendo a nosotros nos encantan.

    ResponderEliminar
  17. E mi casa también los preparán asi. Pero yo nunca los he probado porque tengo la sensación, al igual que te pasaba a tí, que es pescado crudo. Los prepararé porqeu en mi casa gustan mucho y a ver si me atrevo a probarlos.

    ResponderEliminar
  18. ¿todos estos años te has perdido ese manjar?
    las galletitas muy graciosas y muy folcloricas


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  19. Que ricos los boquerones y que bonita presentacion

    ResponderEliminar
  20. Ay Lidia, porque será que me gusta todo lo que haces, ya sea dulce esos cupcakes de chocolate blanco me hacen soñar y todo, jajaja; ya sea salado como estos ricos boquerones.

    Ya me gustaría a mi estar en Granada hoy para ver las cruces.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Pues ya sabes lo que te has perdido, no???? Yo los adoro, sobre todo los que hace mi madre ( los que hago yo no soy capaz de comerlos, seré tonta??).

    Te han quedado tan blanquitos, que no si no fuera por la pantalla..... no dejaba ni uno.

    Besos.

    Oye y esas galletas, maravillosas.

    ResponderEliminar
  22. buena receta, que blanquitos te han quedado... yo no suelo hacerlos (los hace mi madre por mi) aunque tengo que decirte que me encantan.
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. A mi me gustan desde siempre, no pienso en ellos como pescado crudo. Te han quedado muy blanquitos, qué ricos!
    Feliz día de la Cruz!
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Que lo paséis estupendamente Lidia, me encantan las galletitas tan flamencas que has preparado, te quedaron preciosas!!! Y los boquerones, me gustan muchísimo, sobre todo si son caseros, vaya pincho más estupendo con la tortilla, una delicia!!!

    ResponderEliminar
  25. Un clásico en "Mi cocina"...teniendo en cuenta que mi abuelo era pescador (su jábega se encuentra en el Museo Maritimo de Barcelona), así que es lógico que me ocurriera todo lo contrario que a ti.....de pequeña: bocadillo de boquerones en vinagre.
    Una costumbre malagueña: picarle huevo duro.....
    Las galletas preciosisimasssssssssssss
    Besitos.

    ResponderEliminar
  26. Pues Lidia, ya has podido comprobar lo que te estabas perdiendo, porque son buenísimos. Con ese pincho de tortilla está genial. También es muy rico con unos pimientitos, ummmm.
    Las galletitas son preciosas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  27. Una entrada super completa, nos tomamos unos boqueroncitos de tapa y de postre unas simpáticas y coloridas galletitas.

    ResponderEliminar
  28. Ay Lidia yo no me puedo creer que no hubieras comido boquerones en vinagre antes!!! por Dios si son un manjar exquisito. Yo me paso todo el verano haciéndolos y en casa vuelan en cerocoma. Por cierto, ahora mismo me voy a ver ese pulpo, que me ha dado mucha curiosidad lo que has contado.
    Y qué preciosas las galletas madre mía! te han quedado super delicadas y super bien combinadas, muy resaladas, como tú!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  29. Mmnm...qué ricos! con lo que me gustan y lo vaga que soy para hacerlos...iba a tu casa a por la fuente entera, porque te han quedado estupendos..y las galletas super monas y flamencas..un besoo

    ResponderEliminar
  30. Ains, las cruces de graná!! que maravilla. Y esos boquerones, otra maravilla... ¿en serio nunca los habrías probado?? ¡¡que locura!! yo los devoro, pero nunca los he hecho, a ver si me animo.

    Un besico

    ResponderEliminar
  31. Tocaya! no puedo creerme que hayas podido estar tantos años sin probar este manjar....a mi me chiflan

    ResponderEliminar
  32. Pues en casa nos gustan desde bien chicos...que bueno estan con una cerveza...!!! Me los llevo...
    Besos

    ResponderEliminar
  33. En casa siempre nos han gustado muxo ,aun tengo unos pocos en la nevera tambien me gustan mas segun pasan los dias.
    Las galletas divinisimaaas,feliz dia de la cruz.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  34. ME ENCANTAN LOS BOQUERONES EN VINAGRE.BESOS

    ResponderEliminar
  35. Lidia ya veo que has estado años perdiendote esta delicia, a mi me encantan tambien con tortilla, y desde luego qu estos se ven deliciosos,las recetas buenas como tu nos has contado no se pueden perder, bueno y esas galletitas me han vuelto loca. UN besico muy grande
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  36. que pasada de galletas,super divertidas! y los boquerones que te digo,que me encantan!
    saludos.

    ResponderEliminar