SANDWICH HELADO DE NATA, CHOCOLATE Y VAINILLA

viernes, agosto 17, 2012

 En mi deseo de convertir todo lo comercial en artesano voy improvisando recetas como ésta de este helado mítico. Aquí siempre hemos llamado a este helado "corte", y eso es lo que es, ¿no?, un helado cortado en un trozo entre dos obleas de galleta. Pues bien en ese afán mio, como ya os he dicho, de hacer en casa todo lo que se pueda comercializar, unas veces me sale mejor la empresa y otras peor. En este caso no estoy convencida al cien por cien con el resultado. Como siempre os ofrezco los pros y los contras de esta receta (aunque mi marido no le ha encontrado ningún contra). Lo primero es lo laborioso que es, ya que tenemos que preparar tres helados distintos: nata, vainilla y chocolate. Con la heladera sólo podremos preparar uno de ellos, ya que al necesitar tenerla 24 horas en el congelador no nos daría tiempo hacer los tres helados, salvo que hiciéramos cada uno un día y tardáramos tres días en la elaboración final del helado. Yo lo hice todo en la misma mañana (y terminé pasadas las cuatro de la tarde), y mantequé cada helado de una manera distinta. El de nata lo hice primero y lo metí directamente al congelador ya en el molde: el resultado muy bueno, de hecho es la misma nata que usé para preparar la tarta comtessa. Después preparé el de chocolate en la heladera, y quedó con una textura estupenda y cremosa, en esta ocasión usé la receta de helado de chocolate clásico de la gran Lolah. Pero el de vainilla no me quedó tan bien, éste lo preparé y metí en el congelador y estuve sacándolo cada hora para remover y evitar que se formaran cristales. Como podéis ver en la foto se derritió con facilidad al sacarlo del congelador y la textura, aunque no el sabor, no fueron el deseado, y más teniendo en cuenta que usé la misma receta de helado de vainilla que  hice para el helado de vainilla con turrón de chocolate que preparé en Navidad, en aquella ocasión en la heladera, y que tuvo un resultado más que exitoso.
INGREDIENTES:

  • Para el helado de nata:
  • 500 ml de nata para montar
  • 3 claras de huevo
  • 150 gr. de azúcar glass
  • Para el helado de chocolate:
  • 150 gr. de azúcar
  • 3 huevos grandes
  • 70 gr. de cacao en polvo (yo puse marca VALOR)
  • 375 ml de leche
  • 250 ml. de nata
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Para el helado de vainilla:
  • 150 ml. de leche entera
  • 150 ml. de nata para montar
  • 4 yemas de huevo (de la preparación del helado de nata nos sobran 3)
  • 120 gr. de azúcar
  • Otros 300 ml. de nata para montar
  • 1 vaina de vainilla
  • Otros 40 gr. de azúcar
  • Una pizca de sal
  • Obleas para helados

PREPARACIÓN:
No os voy a poner los mismos tiempos en los que yo hice el helado, sino que voy a poner la forma en la que creo que os podéis organizar mejor para hacerlo. Y es que yo empezaría la noche antes, para así organizar mejor los tiempos y que pudiésemos preparar el helado con menos problemas de los que me causó a mi. Así que yo comenzaría preparando el helado de vainilla la noche antes. Para ello ponemos a calentar en una cacerola 150 ml. de leche, 150 ml. de nata, la vaina de vainilla abierta por la mitad, echando también las semillas. Calentamos sin dejar que llegue a ebullición. En una cacerola aparte batimos las yemas (las claras las reservamos en un bol tapado y las metemos en el frigorífico) con 120 gr. de azúcar hasta que blanqueen. Colamos la leche que teníamos en el cazo y añadimos a la mezcla de yemas, y de nuevo ponemos al fuego, sin dejar de remover hasta formar una crema (sin que llegue a hervir esta vez tampoco). Cuando haya espesado un poco pasamos a un bol más grande y añadimos los 300 ml. de nata, los 40 gr. de azúcar y la pizca de sal que teníamos reservados. Removemos hasta conseguir una crema y dejamos que se enfríe.
Mientras, prepararemos el mix del helado de chocolate.  Batimos los huevos con el azúcar y el cacao en polvo. Ponemos a calentar la leche  hasta que empiece a hervir. Vertemos la leche caliente sobre la mezcla de huevos sin dejar de remover. Volvemos a poner la mezcla en el cazo y seguimos cociendo a fuego lento hasta que la mezcla empiece a espesar. Retiramos y dejamos que la mezcla se temple, entonces añadimos la nata y la cucharadita de vainilla. Metemos en el frigorífico y esperamos hasta la mañana siguiente para mantecar en la heladera (cuya cubeta tendremos desde el día anterior en el congelador). La mezcla que tenemos reservada de helado de vainilla la vertemos en un molde rectangular hasta completar un tercio de su capacidad (yo he tenido para dos moldes con ella, uno de ellos de silicona y el otro era rígido, tipo plum cake). Metemos en el congelador ambos moldes, bien tapados.
Al día siguiente lo que haremos primero será mantecar nuestro helado de chocolate con la heladera, hasta conseguir un helado bien cremoso. Tardaremos unos cuarenta minutos, más o menos. Vertemos esta mezcla sobre la de vainilla que tenemos en el congelador, llenando hasta otro tercio de los moldes. Metemos en el congelador durante unas horas. Un poco antes prepararemos el helado de nata. Para ello montamos la nata con la ayuda de unas varillas, añadiendo 75 gr. de azúcar glass en los últimos momentos. Sacamos y reservamos. Después montamos las claras (que teníamos reservadas y a las que añadiremos una más) de la misma forma, añadiendo el resto del azúcar, es decir, 75 gr, al final. Mezclamos las claras con la nata con movimientos envolventes. Y repartimos, comprobando que el helado de chocolate haya solidificado, en los moldes restantes, hasta completar otro tercio más del molde (de esta mezcla de helado de nata me ha sobrado un poquito). Metemos en el congelador los dos moldes hasta que comprobemos que el helado de nata también ha solidificado. A la hora de servir vamos cortando porciones de helado sirviendo con dos galletas tipo oblea (las mías las compré en Mercadona).
Cambiando los tiempos de elaboración, yo creo que no se hará tan pesado. Mi problema, como os he dicho antes es que lo hice todo en el mismo día, pero haciéndolo en los tiempos que os he propuesto no se debe hacer tan pesado, ya veréis. Y al hacer primero el helado de vainilla (yo lo hice el último) y ponerlo directamente en el molde pienso que la textura ganará. Con ello pretendo que mejoréis mi resultado, que, aunque estupendo, por lo menos para mi marido que no ha hecho más que repetir, para mi no satisfactorio del todo. Así que si tenéis un poco de tiempo y os queréis dar el capricho de preparar este helado en casa, podéis hacerlo. Tened en cuenta que nos salen dos tabletas de helado.
Y con esta propuesta os dejo todo el fin de semana, deseando que disfrutéis del verano, que pronto se nos acaba. Hasta la semana que viene.
Lidia.

También te gustará

31 comentarios

  1. Eres la leche, mira que eres trabajadora y perfeccionista, me encantaaaaaa! Un besito y feliz finde!

    ResponderEliminar
  2. Una pasada, que bien conseguido está, igual que los comerciales. Pero más rico al ser casero

    ResponderEliminar
  3. Aquí también los llamamos corte y son una delicia, te han quedado divinos!!
    Que bien me venía uno ahora y no te preocupes si no está perfecto, lo importante es que lo has hecho tu!!
    Besoss

    ResponderEliminar
  4. Qué corta tan rico, perfecto o no, que como diría mi abuela: en el estómago no se nota..., y estoy segura que éste tuyo lo agradecería un montón. No hay más que ver la textura, mmmm... Besotes y feliz finde.

    ResponderEliminar
  5. ala que rico,niña si esta genial¡¡¡¡¡me llevo un corte que me recuerda a cuando to era peque¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Me recuerda a cuando era pequeña y en casa siempre comía de este helado entre las dos galletitas..aunque claro el nuestro era comprado en el super y nada que ver con tus fotos!!
    besos
    hoysonrioalespejo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Anda que no me ha costado dejarte un comentario Lidia, llevo desde hace dos días intentándolo y no me dejaba ni a tiros.
    En fin, espero haberlo conseguido ahora reina.
    El helado divino de la muerte, mira que tengo comido yo cortes como este. Aunque seguro que al ser caserito, el tuyo supera con creces a los comerciales. Se ve estupendo, la verdad.

    besines guapa

    ResponderEliminar
  8. QUE RICO HELADITO, AHORA MISMO ME COMIA YO UNO DE ESOS.. MMMMM
    BESOTES!!

    ResponderEliminar
  9. Que buena pinta! Muy sabroso!

    Abrazos, Fabiana.

    ResponderEliminar
  10. Riquisimo este helado!! Una receta muy rica y para tener mucha paciencia para hacerla.Enhorabuena!! Besitos

    ResponderEliminar
  11. Muy rico de corte con tres sabores delicioso
    besos

    ResponderEliminar
  12. Te mereces un premio niña, vaya trabajazo!!! Te quedó magnífico, perfecto!!!
    Qué pases un estupendo fin de semana.

    ResponderEliminar
  13. Que guay, poder hacer un sandwich casero de helado, que recuerdos de la niñez.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Que corte de helado mas rico ,te quedo genial
    besinos

    ResponderEliminar
  15. Será algo laborioso, pero el aspecto es fantástico, normal que tu marido esté encantado. Este es el típico corte de helado que todos pedíamos de pequeños. Recuerdo que el de triple sabor fue el ultimo que salió a la venta antes de la industrialización masiva de los cucuruchos y helados de palo. Menudo lujazo tener tres sabores dentro de los barquillos, era total!!!.

    De nuevo te felicito Lidia, le haces a todo!!. Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Sin duda el resultado será excelente aunque hay que invertir bastante tiempo. Tendré que probarlo durante las vacaciones. Enhorabuena porque te ha quedado genial. Besicos.

    ResponderEliminar
  17. Ohhhhhhhhhhh, la de helados de esos que me comí yo de pequeña! Te ha quedado de lujoooooo....

    ResponderEliminar
  18. Donde yo vivo lo llamamos frisel y hoy mismo me he tomado uno, aunque el tuyo seguro que esta mejor.

    ResponderEliminar
  19. Divinisimoooo de la muerte yo solo le pondria una pega y sabes cual es ..... que no puedo tomar un corte seguro esta de rexupete.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  20. Lidia guapa que preciosos recuerdos me ha traido tu corte, por mi tierra se llama tambien asi,y cuando yo era pequeña mi padre le traia a casa a mi madre un doble, y a mi querido hermano y a mi uno mas finito, a ti este te ha quedado de cine, menudo trabajo has hecho, pero te ha merecido la pena, yo lo veo perfecto. Un abrazo amiga

    ResponderEliminar
  21. El corte de helado de toda la vda! Mira que está rico....te quedo estpendo lidia! un besoo

    ResponderEliminar
  22. Hola amiga, gracias por tus recomendaciones siempre estupendas.Que trozo me comeríaaaaaa.Besitos

    ResponderEliminar
  23. Todo un clásico, me chiflan los cortes como este. Absolutamente estupendo. besotes

    ResponderEliminar
  24. ¡Pero por favor, qué cosa más rica! Simplemente ¡espectacular!
    Besos y abrazos.¡Feliz domingo!
    http://comerespecial.blogspot.com

    ResponderEliminar
  25. Es de mis helado favoritos, la combincacion de vainilla y chocolate ...mmmmm te cojo la receta prestada y me pongo manos a la obra.

    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  26. uhmm que rico y casero aún mas, besitos

    ResponderEliminar
  27. Lidia tu dirás lo que quieras pero a mi me han dado ganas de salir corriendo a comprarme una barra, que rico y que de años que no lo como!!! te ha quedado fantastico y si no dices lo del helado de vainilla parece una camita de crema como acompañamiento. Muy bueno pero esta vez no me llevo la receta, no tengo tu paciencia. Besos

    ResponderEliminar
  28. Gracias Lidia por este helado y tus consejos. Se ve laborioso pero tiene que estar buenísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  29. para mí el resultado es excelente, la explicación todavía más, y me admira lo trabajadora que eres, si se lo preparo a mi padre me hace la ola, jajja, bsss y gracias

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe