miércoles, 12 de septiembre de 2012

CALLOS CON GARBANZOS

Hace unos meses María, del blog Cosicas dulces.... y alguna salada, convocó un concurso por su primer cumpleblog, y, aunque últimamente no suelo participar en ningún concurso, sobretodo por falta de tiempo, no podía fallarle a María, sobretodo porque es una persona con una calidad humana extraordinaria, y eso se nota en todo lo que hace. Nos pedía una receta tradicional de nuestra tierra, y ésta, creo que es tradicional de casi todas las tierras de España, sobretodo tradicional en mi casa, donde mi madre es la que oficia este plato (de nuevo os pongo un plato hecho por ella, ya hacía algún tiempo que no le ponía un plato suyo en el blog, con la ilusión que a ella le hace). Pues yo diría que mi madre lleva preparando estos callos desde hace miles de años. En casa nos encanta a todos, menos a mi hermano, que ni los huele, todavía mi madre le tiene que hacer patatas fritas cuando hace callos, je,je. En mi época de estudiante (ya os he hablado unas cuantas veces de ella, je,je, éste era un plato de aquellos que llevaba en un tupper todas las semanas a mi despensa de aquel piso de estudiantes, era parte de mi menú semanal). La semana pasada mi madre los volvió a preparar y no me quise quedar con las ganas de fotografiarlos, y traeros su receta. 

Se trata de un plato bastante calórico, ideal para días en los que aprieta el frío, y es muy común que lo pongan de tapa en cualquiera de los muchos bares que tenemos por aquí. Mi madre dice que su versión es light, ya que no lleva morcilla ni otras pringás, je,je. Pero a mi me parece que esto engorda un poco....
INGREDIENTES (He tenido que hacer mi propia adaptación, ya sabéis lo difícil que es sacarle una receta a una madre en cuanto a cantidades e ingredientes se refiere, "pa morirse"): 
  • 1 Kg de garbanzos puestos en remojo el día anterior (ella los hace en cantidades industriales y después reparte tupper)
  • 1 callo  de cerdo fresco
  • 1 callo envasado (de venta en carnicerías y grandes superficies)
  • 2 manitas de cerdo
  • 5 o 6 granos de pimienta negra
  • 1 cabeza de ajo
  • 2 cebollas
  • 1 kg. de tomates maduros
  • 1 guindilla
  • Sal

PREPARACIÓN:
Mi madre los cuece en olla rápida, pero al final, al añadir todos los ingredientes lo deja un buen rato a una cocción lenta a chup chup. Para comenzar echa en la olla rápida los garbanzos (como he dicho antes en agua desde el día anterior), las manitas de cerdo troceadas, el callo fresco entero, sin trocear, la cabeza de ajo y los granos de pimienta. Cubrimos con agua y cerramos la olla rápida (ella los tiene unos 25 o 30 minutos desde que empieza a hervir, aunque vosotros calculad según vuestras ollas).

Mientras, pondremos a pochar la cebolla cortada en juliana, hasta que esté transparente. Entonces sacamos y reservamos. En la misma sartén rehogamos los tomates pelados, hasta que estén bien sofritos. Sacamos y trituramos en la turmix junto con la cebolla. Ponemos de nuevo en la sartén este sofrito. Sacamos de la olla, que ya habremos quitado del fuego, el callo fresco y lo troceamos, también troceamos el callo envasado y añadimos ambos al sofrito, dejamos durante unos 20 minutos para que adquiera sustancia nuestro sofrito.
Añadimos todo a la olla, junto con la guindilla, donde tendremos cocidos los garbanzos y las manitas de cerdo y dejamos a fuego medio, haciendo chup chup durante un buen rato, hasta que el caldo alcance el espesor deseado (añadimos también la sal si fuera necesario antes de apartar el plato del fuego). Dejamos reposar un poquito y servimos, y el resto lo podremos congelar en tupper.
Para mi es un plato de esos que gana con los días, incluso al descongelarlo (lo calentaremos en un cazo con un poquito de agua para hacerlo) están estupendos. Por ello, como hace mi madre, lo mejor es hacer bastante cantidad para estar surtidos durante una buena temporada de este plato. 
Lidia.

34 comentarios:

Mary dijo...

¡¡¡Viva tu madre!!! Le salen estupendos. Tienen una pinta bárbara y te doy la razón, ganan con los días, congelan fenomenal y a ver quién es el guapo que se resiste a un buen platico como éste...Bueno sí, se resiste tu hermano...No sabe lo que se pierde!!!

Carlos Dube dijo...

¡Qué grande que eres Lidia!, ufff... te han quedado unos callos de chuparse los dedos. Yo como buen madrileño devoto de la casquería y de los mismos, de hecho tengo mis sitios fetiche en Madrid para comerlos y disfruto como un enano, ahí donde me ves no los hacemos en casa porque Lola no puede con el olor al cocer, y lo respeto, porque es realmente repugnante. Pero en mi familia son la perdición, y siempre hago encarguitos que en condiciones normales se cumplen.

El añadido de las manitas es un acierto absoluto, porque más que aportar sabor (que lo aporta) le da muchísima gelatina, y hacen que sea de verdad un plato para chuparse los dedos :)

Simplemente felicitarte, me ha encantado este post y me los como tanto en Enero encerrado en una tasca en la Cava Baja madrileña como de tapilla en el Rufino un 15 de Agosto.

Las calorías se llevan bien si te has peqado realmente el homenaje.

Un saludo.

Olimpia dijo...

A mi madre le pasa lo mismo que a la tuya, no sabe hacer comida para dos...jejeje, lo malo es que a mí me pasa algo parecido, todo se pega.
En cuanto a los callos, no es que sean santo de mi devoción pero me han recordado a los que hacía mi suegra, ¡que ricos!, a mi me gustaba comerme los garbanzos que cogían todo el saborcito de la salsa y estaban riquísimos.
Besitos

Amparo dijo...

¡Ay que cosa tan rica! Me encanta este plato y te ha quedado estupendo.
Abrazos.

jose manuel dijo...

Esto con un buen pan, que platazo. Mucha suerte

Yolanda Modamio Chamarro dijo...

que ricos! ahora que ya empieza a refrescar apetecen!

http://lacocinadelarana.blogspot.com.es/

Besis

Salomé dijo...

Has preparado uno de mis guisotes favoritos pero yo hago trampas.... uso una lata de callos a la madrileña y le añado jamón y chorizo,esto lo convierte en un plato rápido de preparar y tan rico... el tuyo es de artesanía! Besos

Merchi dijo...

Ante un plato de callos una servidora no levanta cabeza hasta terminarselo!! :)

Bicos

Cacharreando en mi cocina dijo...

Me encantan los callos, no lo puedo evitar, mi suegra los hace fenomenal, ese sabor ummm imagino que con los garbanzos tienen que estar de muerte. Los hare.
Besicos

Susana dijo...

Una combinación genial. Tienen que estar deliciosos. Besos

Lianxio dijo...

Que buenisima pinta y que rico!! Un potaje de los mas deliciosos!

mavi-saboreandoconmavi dijo...

Los callos con garbanzos son mis preferidos!! Mmmm...si yo pillara ese plato..... Besitos :)

Lasrecetasdetriana.com Rocio y Jose Manuel. dijo...

Lidia, de sobresaliente...me encanta este plato, en casa todo un plato tradicional....En Madrid es muy tipico en los mesones del Madrid de los Austrias...Es un plato mas de invierno, evidentemente, pero esto se soluciona con una buena siesta despues de comer...Bien comido y bien bebido...¿Que mas quieres cuerpo mio?trabajar????, todos los gustos no se pueden dar.
Besos

Helena dijo...

Es un plato que me encanta como ya han dicho es un plato muy típico de Madrid, aunque alli no les suelen poner los garbanzos.. a mi me gusta más la versión andaluza como la que tu has hecho o la gallega que en los dos casos llevan la legumbre me parece el complemento perfecto a los callos, por la zona de Cadiz lo llaman "menuo" y siempre me ha hecho mucha gracia el nombrecito.
En fin que me has dejado con unas ganas enormes de meterme uno bueno para el cuerpo, los has bordado je, je.

lola dijo...

me encanta una tapa de callos picantillos con una cerveza fresquita, uhmmmm se me hace la boca agua


¡¡besos¡¡

NENALINDA dijo...

Guenooo lo de las medidas es el mal de todas las madres la mia tambien hace lo mismo y la olla de los callos es descomunal casi como de un restaurante ahora ya no la udamos pirque no hacemos matanza en casa desde hace 4 años pero salian callos para 80 personas o mas los haciamos para dos dias y eramos 30 a comer y siempre se repetia plato asi que hazte idea jis..jis.
Aqui los hacemos con callos de ternera chorizo y jamon ademas de los garbanzos pero el sofrito es el mismo.
Felicita a tu madre le han quedado de lujo y a ti muxa suerte en el concurso receta y presentacion son de 10 points.
Bicos mil wapa.

Miquel dijo...

que bien que le sale a tu madre estos garbanzos con callos,son los platos de toda la vida que son divinos hechos con tanto amor.
beso

miren dijo...

Qué bueno, no los he comido nunca con garbanzos y esto no nos lo perdemos, encima con manos de cerdo, qué salsa, por favor...gracias para ti y para tu madre;)))

ROCIO dijo...

Hala dí que sí, un plato contundente contundente, para ahora con la fresquita no? jajajaja. La verdad es que yo también hago los callos exactamente iguales a los de mi madre, ella los clava y le salen siempre en su punto exacto de cuajo, vaya como los tuyos sin ir más lejos que se ven de muerte.
Y yo aún con calor, soy capaz de meterme media perola entre pecho y espalda. Suerte en el concurso!
Besitos.

Ana y Blanca dijo...

Estas recetas "de puchero" resultan espectaculares. Seguro que lo intentamos.
Saludos

Chez Silvia dijo...

Estos platos de cuchara me encantan, pero, sólo a mi, por eso no me hago nunca!!!! pero si me lo ofrecen, nunca digo que no:) Bss

Carolina dijo...

No te digo que me encantan porque te mentiría, es más nunca he sido capaz de comerlos.
Besitos y mucha suerte en el concurso

Maria dijo...

Plato tipico de Madrid, aunque alli los ponen sin garbanzos, estan buenos pero para mi gusto les faltan los garbanzos, hacen a este plato mas grande, mas completo.
Me gustan mucho y dile a tu madre que muchas gracias por darnos su secreto.
Besos

Anna dijo...

Desde luego que tienen una pinta maravillosa y se ve un guiso exquisito. Yo no he comido nunca callos y el aspecto no me seduce, así como tampoco he comido un solomillo. Pero se apreciar un guiso como Dios manda. Besos y suerte.

Palmira http://comeconmigoelblogdepalmira.over-blog.es/ dijo...

Me quedo con la receta de tu madre, ayer justamente hablábamos en casa que no sabía como preparar callos...
Muchas gracias, Palmira

Claudine... dijo...

Excelente y nutritiva receta!
Trataré de prepararlos, mil gracias!

María dijo...

Lidia, preciosa, como me ha gustado esta aportación de tu mami y tuya a mi concurso y que penita me da no estar un poco más cerca para ser yo también la destinataria de uno de esos tuper jejeje. Me parece una delicia total y además, por lo que cuentas, no podría ser más tradicional de lo que es. De verdad que me ha encantado y te agradezco de corazón (bueno, mejor dicho os agradezco) esta maravilla. Besicos y mucha suerte.

Los blogs de María dijo...

Anda que no!!!!!

TeRe dijo...

No soy yo de callos, pero si mi padre te pilla la olla te la deja vacia..se ven deliciosos!! Enhorabuena al recetond e tu madre..un besico y suerte en el concurso

César dijo...

Pues yo soy como tu hermano, vaya. que me tienen que hacer patatas fritas a mi también. Los callos, ni olerlos. Mira que tengo un blog que se llama Home Food Madrid y que no hay nada más típico de Madrid que los callos.... Pero esta es una receta que creo que nunca verás publicada en mi blog (aunque nunca se puede decir "de este agua no beberé").

Espero que estuvieran buenísimos y que los difrutáseis. Y te confirmo que si, que engordan. Menos que las patatas fritas.

Besos

Majes dijo...

Un plato tradicional que me encanta.Estos tienen una pinta fabulosa. En casa también es mi madre quien los prepara.

Bicos.

Dely dijo...

Me encanta este tipo de platos, si no fuera por lo que se te quedad luego el la barrigita ;-) me la comería todas las semanas. Te ha quedado de lujo.
Un besín.

Joaquina dijo...

En mi casa este guiso volaría!! a mi marido y a mi nos encantan los callos con garbanzos.. Me llevo tu receta y pruebo. Besos,

La cocina de Camilni dijo...

Uno de mis platos favoritos, hasta en verano lo como.
Saludos y suerte en el concurso