CHRISTSTOLLEN

viernes, diciembre 21, 2012

 Llevo toda la semana visitando blogs que nos muestran espectaculares Panettone, y yo hoy vengo con el primo alemán de este bollo dulce, mi modesto Christstollen. Digo modesto porque lo hice sin ninguna pretensión, y tampoco me ha quedado muy vistoso, pero si tengo que decir que de sabor para mi es mucho mejor que el original, el de Dresden, el que tuve el placer de probar el año pasado cuando me lo traje de Alemania. Aquél resulto ser de una miga muy compacta y con mucho mazapán (del que yo he prescindido en mi receta, pero que venía en la original). La receta la he vuelto a traducir de uno de mis libros de cocina alemanes, aunque algunas pasos y algunas otras cosillas las he seguido también de la versión de Stollen que no enseñaba el año pasado Ana, aunque el de ella es un bollo más brioche que este mío y que el original. El Christstollen es un pan servido como postre en Navidad y que tiene formas que recuerdan a un niño recién nacido envuelto en sus pañales (ese es el consejo que dan los cocineros cuando se elabora), por esta razón se cubre de polvo de azúcar (ésta última información proviene de la wikipedia).
 INGREDIENTES:

  • 150 ml de leche tibia
  • 80 g de azúcar 
  • 2 cucharaditas de levadura seca o 25 gr. de levadura fresca
  • 400 g de harina, más un poco más para espolvorear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 120 gr mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo
  • 40 gr de pasas de Corinto
  • 50 g de pasas sultanas
  • Un trozo de naranja confitada
  • 50 gr  frutas del bosque deshidratadas
  • 25 gr de almendras picadas
  • Ralladura de naranja
  • Medio vasito de ron para hidratar las pasas y las frutas del bosque
  • Para decorar:
  • azúcar glass
  • Mantequilla derretida




 PREPARACIÓN:
Lo primero que haremos será hidratar las pasas y las frutas del bosque en medio vaso de ron. Después en un bol pequeño pondremos la leche tibia y añadimos una cucharadita de azúcar, además de la levadura, removemos bien y dejamos reposar la mezcla uno diez minutos o hasta que empiece a espumar. Después de ésto en el bol de la amasadora añadimos la harina, la sal y el resto de azúcar y hacemos un hueco en el centro. En el hueco añadimos la mezcla anterior de leche y levadura y empezamos a amasar con el gancho de la amasadora a velocidad baja. Cuando hayamos integrado la masa añadiremos la mantequilla y el huevo y seguimos batiendo a esa misma velocidad durante al menos 15 minutos, ya que se trata de una masa pringosa difícil de manejar, y por ello tendremos que prolongar su amasado. Una vez que hayamos alcanzado la elasticidad de la masa añadiremos las frutas de bosque y las pasas hidratadas, la naranja confitada en trocitos, las almendras picadas y la ralladura de naranja. Seguimos amasando durante unos minutos más. Boleamos un poco la masa, como podamos, ya que seguirá pringosa, tapamos con papel film y dejamos levar hasta que doble su volumen.


En la primera hora apenas levó, sólo un poquito, por lo que para acelerar el levado de la masa encendí el horno a 50º durante unos 15 minutos y después lo apagué, entonces introducí el bol con la masa para que siguiera levando a una temperatura más  cálida (así lo hizo Ana con su Stollen). De esta forma después de una hora en el horno ya había alcanzado el doble de su volumen, aunque si tenéis tiempo y no mucha prisa calculo que el levado normal de esta masa puede llevar de tres a cuatro horas, siempre dependiendo de la temperatura de vuestra cocina. Después de este primer levado procederemos a darle forma a la masa, para ello extendemos con un rodillo hasta darle forma rectangular y plegamos uno de los lados hasta la mitad del rectángulo, después redondeamos los extremos. Mi principal fallo a la hora de darle forma a este bollo fue que lo estiré mucho y me quedó un bollo muy largo, por lo que no conseguí la altura adecuada, con esta cantidad de masa tenía que haber quedado un bollo más pequeño y un poco más alto, como podéis ver en la foto del libro de más abajo. Tapamos con un paño nuestro bollo después de darle forma y precalentamos en horno a 190º.
Una vez que de nuevo haya levado, éste nos llevará sobre una hora u hora y media, introducimos en el horno, en la segunda ranura empezando por abajo y dejamos durante aproximadamente unos 35 o 40 minutos. Si se nos dora mucho durante la cocción pondremos un papel de aluminio para protegerlo. Sacamos y, aún caliente, pintamos con mantequilla derretida y espolvoreamos con abundante azúcar glass. Dejamos que se enfríe totalmente sobre una rejilla (otra cosa que no hice yo, ya que, para aprovechar la luz y fotografiarlo, lo corté aún caliente, por lo que el corte no salió limpio del todo).
Como ya os he dicho la pena fue no haberlo hecho más pequeño, seguro que hubiese quedado mucho más bonito, casi perfecto, ya que, estaba buenísimo.

Os quería recordar que aún estoy de sorteo, podéis enlazar al post del miércoles para apuntaros. Y, por otro lado, también os quería recordar que el domingo tenemos taller de tronco de Navidad, y que aún me quedan plazas libres, todavía estáis a tiempo de apuntaros.
Que paséis un feliz fin de semana navideño total. Yo, por mi parte, volveré el lunes para desearos a todos una Feliz Navidad.
Lidia.

También te gustará

19 comentarios

  1. A parte de los fallos que dices haber tenido a mi me parece que este tuyo ha de estar estupendo.
    Un abrazo
    JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  2. A mi me parece perfecto tal y como te ha quedado...muchos besos

    ResponderEliminar
  3. Yo lo veo precioso y junto a la foto del libro está chulisimo... un beso grande preciosa y gracias por mostrarnos un nuevo dulce, que en mi caso no conocía!

    ResponderEliminar
  4. Me lo apunto, no lo he probado nunca y me parece muy rico.
    Tu porción no tiene nada que envidiarle a la foto ;-)
    Nieves

    ResponderEliminar
  5. Me la apunto, esta tengo que probarla pronto.

    Que espectáculo para la vista.ç

    Te deseo felices fiestas y a tu familia.

    ResponderEliminar
  6. Me encantan ese tipo de bollos con la fruta dentro, espectacular.Felices Fiestas.

    ResponderEliminar
  7. Lo que daría yo por un trocito de este manjar....

    ResponderEliminar
  8. Pues yo lo veo perfecto no se si podre hacerlo para estas fiestas pero queda en pendientes,seguro esta de vicio.
    Aprovecho para desearte unas felices fiestas y un prospero año 2013 en compañia de tus seres queridos.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  9. Pues tiene que estar buenisimo de todas formas, con el relleno de chocolate y naranja a mi me gusta mucho. Feliz Navidad!!!!

    ResponderEliminar
  10. Lidia...imprecionante...como diria Jezulin!!! Ya lo hemos visto en el FB y esta mejor que el original, o por lo menos pinta mejor...!!! En cuanto a mi entrada...cada uno tiene lo que se merece, y para mi es un placer el tener amigos como vosotros, todo lo que haga no sera suficiente para el cariño que nos disteis y la ayuda que nos prestas...
    Besos y Feliz Navidad...seguimos en contacto...

    ResponderEliminar
  11. Éste no he tenido la suerte de probarlo pero se parece un montón a los que como todas las navidades traídos de Munich, así que un 10 para ti!!! si es que cómo te digo siempre, te sale bien todo!!
    Un besito
    Angi

    ResponderEliminar
  12. ¿Tú has terminado de ver todos los panettone? Porque yo todavía no. Ahora estoy descansando, viendo tu Christstollen. Yo no he probado ni tan siquiera el genuino, y mira que la cadena Lidl se encarga de lo lindo de vendernos buenas dosis de este pan cuando llega esta temporada. Yo estoy segura de que con mazapán me gustaría muchísimo. Intuyo que si tú has prescindido de él, es porque lo encuentras más rico sin él. Dos versiones diferentes, y como cada cual adapta lo que hace en la cocina a sus gustos ...

    ¡Feliz Navidad!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. ¿Tú has terminado de ver todos los panettone? Porque yo todavía no. Ahora estoy descansando, viendo tu Christstollen. Yo no he probado ni tan siquiera el genuino, y mira que la cadena Lidl se encarga de lo lindo de vendernos buenas dosis de este pan cuando llega esta temporada. Yo estoy segura de que con mazapán me gustaría muchísimo. Intuyo que si tú has prescindido de él, es porque lo encuentras más rico sin él. Dos versiones diferentes, y como cada cual adapta lo que hace en la cocina a sus gustos ...

    ¡Feliz Navidad!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Pues te dire que me ha vuelto loca, y que ya lo tengo apuntado para hacerlo, ademas lo veo perfecto, igual que el del libro tiene que tener un sabor delicioso, y me gusta tal cual lo has hecho tu, sin mazapan. te deseo unas felices fiestas junto a tus seres mas queridos. Un abrazo de tu amiga que te quiere Maria

    ResponderEliminar
  15. Yo creo que el corte lo dice todo, ahora mismo con tu permiso me cojo un trocito para desayunar,
    Besos y felices fiestas,
    Palmira

    ResponderEliminar
  16. Quiero desearte unas felices Navidades y un buen año 2013, así como agradecerte las buenas recetas que me has enseñado durante todo el 2012. Muchas gracias y mil besos.

    ResponderEliminar
  17. Te ha quedado muy bien, yo este año aún no lo he preparado, lo hago cada año con la receta que me dio una vecina que es alemana, pero como tiene que hacerse con bastante antelación para que repose ya tendrá que ser para comerlo en Reyes.

    Desde La Gata Curiosa queremos desearte una Feliz Navidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. La pinta es fabulosa, aunque hayas prescindido del mazapan, seguro que el sabor es tremendo. Besos

    ResponderEliminar
  19. Hola wapa:
    Dicho y hecho, te tomé prestada de la receta y mira lo rico que me ha salido:
    http://lacajitadenieveselena.blogspot.com.es/2013/02/christstollen.html
    ;-)
    Nieves

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe