ROSCOS DUROS

viernes, diciembre 07, 2012

 Hace dos años publiqué la receta de rollos de anís, muy parecidos a los roscos duros que os traigo hoy, de hecho, también los llamé roscos duros. Aunque muy buenos aquellos, no eran exactamente como los que se comercializan en la mayoría de las panaderías de la zona. Cuando una prima mía me dijo que tenía la receta de los roscos duros y salían iguales que los que venden (miento, puntualizó que quedaban mejores, y en eso tampoco se equivocó), me decidí a probarlos, ya que han sido varias recetas las que he probado desde que hice los primeros y algunas han supuesto una fracaso estrepitoso en cuanto a la forma (que no el sabor). En cuanto vi la textura de la masa sabía que iban a quedar perfectos, ya que se trata de una masa muy fácil de manejar. Yo los amasé con el gancho de la Kitchen Aid, aunque son tan fáciles de hacer que perfectamente se preparan a mano. Y lo mejor es que en menos de media hora estará vuestra casa oliendo a gloria. Sobra decir que estos roscos se toman todo el año, aunque es mucho más típico comprarlos para Navidad y también para Semana Santa. No se qué nombre recibirán en otros lugares, aquí en Salobreña todo el mundo los conoce como roscos duros, aunque lo de duros es por la textura, aunque luego a la hora de comerlos no resultan nada duros, quedan buenísmos.
 INGREDIENTES:
  • 550 gr. de harina normal, de todo uso
  • 220 gr. de azúcar
  • 200 gr. de aceite de oliva suave
  • 115 gr. de vino blanco
  • 10 gr. de sésamo (ajonjolí)
  • 15 gr. de anís verde (o matalahúga)
 PREPARACIÓN:
Primero mezclamos todos los ingredientes, menos la harina, y luego vamos añadiendo poco a poco la harina y amasamos hasta conseguir una masa homogénea. Hacemos una bola con ella y dejamos reposar, tapada con un trapo de cocina,  unos quince minutos.
 Mientras, iremos precalentando el horno a 220º (yo lo puse a 210º porque mi horno tiene mucha fuerza). Vamos cogiendo bolitas y haciendo bastones con ellas, enrollamos cada bastón y cerramos dándole la forma de rosco. Vamos poniendo cada rosco sobre una bandeja de horno cubierta de papel de hornear.
 Introducimos en el horno hasta que veamos que se nos están dorando, puesto que luego, fuera del horno terminan de hacerse. Los míos han estado 17 minutos. En cuanto a la cantidad, es muy curioso, porque a mi me han salido quince roscos, del tamaño que veis en la foto, del mismo que se comercializa, aunque a ella (a mi prima)  dice que le salen más de treinta. No se donde estará el misterio, je,je. pero a mi no me da tanto de si la masa,je,je...
Espero que los preparéis estas navidades, se trata de unos roscos que quedan preciosos en la bandeja de nuestros dulces caseros, y que gustan muchìsimo a los niños. Son muy fáciles de preparar y además se hacen un muy poquito tiempo, así que no tenéis excusa. Coged uno de éstos y disfrutad del fin de semana.
Lidia.

También te gustará

31 comentarios

  1. No los conocía Lidia, pero estas recetas que salen igual que dulces comerciales que han perdurado toda la vida, me seducen muchísimo. Me guardo la receta para hacerla un día de estos, qué buena pinta que tienen!

    ResponderEliminar
  2. Oh, que buenos, yo tampoco los conocía pero al leerte entran unas ganas de hacerlos que no veas, ya me imagino ese olorcito por casa.
    Las fotos son estupendas, eso me da más ganas aún jajaja.
    Hmmmm, pues mira tú que los voy a preparar para el domingo, ya te contaré a ver qué tal salen :)
    Besinos.

    ResponderEliminar
  3. Qué ricos!! Tienen una pinta estupenda!!! Y con lo que a mí me gusta el anís en los postres...una delicia!!!
    Me llevo tu receta, Lidia!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que esto es parecido a lo que en mi pueblo se conoce como roscos tontos, a ver si algún día me animo.

    Se ven estupendos y me los llevo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Que ricos!! pero los pones tan duros que parece pongan en peligro nuestras dentaduras. Bueno siempre habrá un vinito dulce que ayude a reblandecerlos.
    Besos.
    JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  6. me encantas los roscos duros... Unda duda,es la misma receta de los que venden con una capa dura blanca???

    Me apunto la receta :)

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Que ricos!!, me llevo la receta para hacerla estas navidades.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Yo también los voy a hacer me gustan mucho y creo que a la familia también les van a gustar...besos

    ResponderEliminar
  9. Los roscos duros en casa gustan mucho, así que me llevo la receta.

    Besitosss guapa

    ResponderEliminar
  10. Nosotros somos mas de rosquillas caseras, vamos las que llevaste a casa de Begoña, te acuerdas!!! Pero estos roscos son de que debemos de tener en pendientes...la presencia que tienen es buenisima...!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Realmente tienen una pinta sensacional. Me encantan todo tipo de rosquillas y buñuelos. Estas no las conocía y me las guardo pues tengo muchas ganas de hacerlas.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. a mi los roscos me gustan todos los duros y los blandos, te han quedado estupendos, que ricos¡¡
    besossss

    ResponderEliminar
  13. Que buena pinta! Perfectos para estos días! Me encanta cuando consigo una receta que consigue el sabor de los dulces que venden hechos!!!
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  14. Lidia, por aquí también los tenemos pero si te digo como se llaman te miento.
    Nosotros solemos comprarlos en un mercadillo al que solemos ir
    Besitos

    ResponderEliminar
  15. me emcantan estos roscos, son muy típicos en andalucía, mi madre los hace por estas fechas, bsts

    ResponderEliminar
  16. Además de buenos me sientan de maravilla con el toque de anís. Una delicia. besos

    ResponderEliminar
  17. Hoy justo he comprado anís para hacer una receta así que aprovecharé y haré esta tuya también durante la semana!! perfecto!
    Un beso
    Angi

    ResponderEliminar
  18. Mi madre hacia unos muy pareceidos, no tengo la receta pero supongo que sera muy pareceida, que ricos!!! Besos

    ResponderEliminar
  19. El aspecto ya lo dice todo, buenísimos. Hace mucho que no los como, recuerdo que los compraba por aquí cuando mis hijos eran pequeños.
    Con una receta tan sencilla no hay excusa para no hacerlos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Gostei muito,ficaram lindos e tem um interior delicioso.
    bom fim de semana
    bjs

    ResponderEliminar
  21. que ricos no se si cogerte unos pocos


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  22. Tienen un bocado perfecto. Tu receta ya es mía ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Madre mia que pinta que tienen tanto por dentro como por fuera, se ven una verdadera delicia, me llevo la recetas de estos roscos duros, que me ha gustado hasta su nombre. Un besazo

    ResponderEliminar
  24. Lidia que ricos se ven estos roscos. No los conocía la verdad, así que GRACIAS por el descubrimiento.

    Besotes

    ResponderEliminar
  25. Cuando una va teniendo cierta soltura en el mundo de las masas, ya sabe si puede salir o no. Si estos roscos se llaman duros, aunque tú nos digas que no lo son, lo mismo es que hace años también existían otros de textura más blandita y de alguna manera había que diferenciarlos.

    Me encanta el anís y el limón en la repostería, y muy especialmente ese aroma que inunda la casa, dejando un olor a gloria, como dices tú.

    Así que por mi parte ten seguro que se llevarían un buen bocado.

    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Ummmm!! Qué ricos tienen que estar. Con tu permiso me quedo la receta. Me encanta la idea. Ya te cuento o te enseño como me quedan. Besosss!!

    ResponderEliminar
  27. Lidia que ricos te han quedado, yo probé a hacerlos una vez y me quedaron sosos sosos sosos. Los repetire con tu receta.
    Besicos

    ResponderEliminar
  28. Te han quedado genial y si andabas detrás de la receta y esta es, tienes que tener una satisfacción enorme. Son solos típicos de navidad o de todo el invierno? ya te diré cuando los haga.

    besos

    ResponderEliminar
  29. Estas roscas tienen que estar de muerte! me gusta el anis en la repostería!Bss

    ResponderEliminar
  30. Lidiaaaa, el domingo los preparé y los llevé a casa de mis padres, los hice pequeñitos y me salieron 32, estaban buenísimos, quedaron encantados y yo también.
    Aquí en Asturias hay unas "galletas" que se llaman Marañuelas y la textura nos recordó muchísimo a ellas. Muchísimas gracias por esta estupenda receta.
    Besinos y que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe