PEPINILLOS AGRIDULCES, ACEITUNAS ALIÑADAS Y ACEITUNAS MACHADAS

miércoles, enero 23, 2013

 Como seguimos de rebajas hoy os traigo un tres por uno. Estas aceitunas llevan desde octubre en sus tarros, esperando que pasen los meses y mejoren en su sabor, aunque se podrían haber comido antes, pero por la experiencia del año pasado, cuando os publiqué otra versión de las aceitunas "aliñás", las aceitunas están mejor cuanto más tiempo pasan por ellas, y, aunque en este tiempo he hecho varias catas, para ver como iban tomando su sabor, ha sido ahora cuando ya me he decidido a publicarlas, pues considero que están en su mejor momento. Os voy a enseñar dos procesos para hacerlo, distinto al que hice el año pasado con agua de mar. En este caso he usado dos variedades de aceituna para cada una de las elaboraciones. Las más grandes (perdonadme en este aspecto pero no conozco el nombre de ellas) las he aliñado en vinagre, según una receta de un familiar. Y las más pequeñas las he machado, según una receta extremeña del libro "Un país para comérselo". Los pepinillos llegaron a casa casi de casualidad, yo muerta por encontrarlas en algún mercado gourmet las encontré en casa de mis suegros, los había traído un hermano de mi suegro de su  huerto, así que cogí los que pude para prepararlos en conserva, y he usado la receta de un libro de conservas, aunque me han quedado un poco más blandos que los que se comercializan, pero de sabor muy buenos. Vamos con los ingredientes, teniendo en cuenta que la cantidades son a ojo, ya que depende de la cantidad de aceitunas que pongamos, de si os gusta más o menos el vinagre, si os gustan más saladas o menos....
 INGREDIENTES:

  • Para las aceitunas machadas:
  • 2 kg. de aceitunas
  • 1 pimiento rojo
  • Unas hojas de laurel
  • 6 ajos
  • Orégano seco
  • Sal
  • Para las aceitunas aliñadas:
  • 2 Kg . de aceitunas
  • Unos dientes de ajo
  • Vinagre
  • Sal
  • Tomillo
  • Hinojo
  • Para los pepinillos agridulces:
  • 500 gr. de pepinillos grandes (luego encogen)
  • 10 cl. de vinagre de vino blanco
  • 40 cl. de agua
  • 20 gr. de azúcar
  • 1/2 zanahoria cortada en rodajas
  • Unas cebollitas pequeñas
  • Unos granos de pimienta negra
  • 10 gr. de sal

 PREPARACIÓN:
Vamos con la elaboración de las aceitunas machadas. Lo primero que sugieren en el libro es que para manipular las aceitunas debemos usar guantes, nunca debemos tocarlas con las manos. Cogemos las aceitunas y las machamos sobre una superficie dura con un objeto contundente, lo ideal es un botellín de cerveza. Después las lavamos con agua fría y sin cloro y las escurrimos varias veces sirviéndonos de coladores. Las dejamos en remojo en un barreño durante una semana para que pierdan el amargor y se maceren en su propio aceite. Pasado este tiempo, cubrimos las aceitunas, dentro de un tarro o varios tarros grandes (de cristal) con abundante agua salada y añadimos un pimiento rojo troceado, unas hojas de laurel, unos dientes de ajo y unas ramas de orégano seco. Removemos y nos aseguramos de que el punto de sal es el correcto. Dejamos macerar al menos durante dos días. Aunque ya habéis visto que yo las he dejado unos meses, cuanto más tiempo pase por ellas mucho mejor, de eso no tengo duda en cuestión de aceitunas.
En cuanto a las aceitunas aliñadas, la preparación es la siguiente. Lo primero será lavarlas bien bajo el chorro del grifo, en el fregadero. Después de lavadas (también nos pondremos guantes para ello), las frotamos, allí mismo en el fregadero, con agua, sal y vinagre, durante un buen rato, pegando unas con otras. Ahora procedemos a ponerlas en los frascos de cristal. Para ello iremos poniendo capas de aceitunas, añadimos sal, ajos, una rama de tomillo, una ramita de hinojo, añadimos vinagre, después agua, y así hasta completar el tarro. Cerramos y dejamos también durante unos meses, aunque se pueden comer antes, el punto perfecto lo consiguen después de unos meses de envasado.

Y, por último, para los pepinillos en vinagre procederemos de la siguiente manera. Esterilizamos un tarro poniéndolo a hervir durante 5 minutos en una cacerola grande y después dejando secar sobre un trapo limpio. Enjuagamos cuidadosamente los pepinillos con agua fría y lo secamos con un paño. Colocamos las rodajas de zanahoria y las mitades de las cebollas, los granos de pimienta y los pepinillos (también se le pone ramas de eneldo y granos de cilantro, aunque yo no disponía de ellos y por eso no le puse). Vertemos el vinagre, el agua, con la sal y el azúcar en una cacerola de fondo grueso. Llevamos a ebullición y tras lo primeros hervores retiramos del fuego. Dejamos entibiar la salmuera y la vertemos en el tarro o tarros de los pepinillos. Cerramos bien el tarro y los ponemos en una cacerola llena de agua. LLevamos a ebullición y dejamos hervir unos 30 minutos (yo lo haría diez minutos menos, para que luego queden más crujientes los pepinillos). Dejamos enfriar en el recipiente y después lo guardamos en un lugar fresco y resguardado de la luz. Esperamos un mes para abrirlo
Después de estas recetas de conservas os voy a comentar, cambiando de tema radicalmente, que, como muchos sabéis a través de Facebook, últimamente estoy elaborando bastantes trabajos en repostería creativa, todos estos trabajos los tenía archivados en una página, cuyo enlace tengo a la derecha del blog, aunque esta forma de archivo me está pareciendo un poco caótica. Por lo que hace unos meses decidí crear un blog nuevo donde poder tener bien archivados estos trabajos. A día de hoy todavía me falta por meter en esta nueva página muchos trabajos, aunque, más o menos, ya está actualizada con la mayoría de ellos, por lo que me gustaría dejaros el enlace, para los que estéis interesados en ellos. Allí no hay recetas, sólo fotos de tartas, galletas y cupcakes, pero están para dar ideas a los que os guste trabajar esta repostería creativa. El blog se llama Atrapada.....en mi fábrica de Azúcar, aquí os dejo el enlace, sólo tendréis que pinchar en el logo para llegar a él.
Ya me contaréis si os gusta.
Lidia.

También te gustará

19 comentarios

  1. Hola,
    tengo un par de dudas. ¿Porqué se esteriliza el recipiente para los pepinillos pero no así para las aceitunas? Y ¿qué problema hay en manipular las aceitunas directamente con las manos (más allá de un posible problema higiénico)?

    Gracias & saludos,

    Jose

    ResponderEliminar
  2. Yo siempre había creído que lo de las aceitunas era cosa de alquimia.

    Hace tiempo, viajaba mucho a Extremadura, y allí la gente iba y venía con cubos enormes llenos de aceituna para aliñar, y nadie soltaba prenda sobre el proceso o la receta, y yo tenía la idea de que era algo complicadísimo y super elaborado fuera del alcance de los mortales.

    Así que me sorprende ver que no era tanto, y que hasta yo puedo hacerlas en casa!

    Tomo nota... Cuando me lie a hacer cebolletas (estas sí las preparo) igual caen unas aceitunas :)

    ResponderEliminar
  3. Me encantan las aceitunas rajadas...tengo pendiente subir la receta, pero estas te debieron de salir muy buenas...

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la receta, espero que el año próximo mi olivo tenga y pueda prepararlas.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Para nosotros es una de las asignaturas pendientes, las aceitunas siempre nos las prepara mi madre y ya vienen enbotelladas...pero la verdad es que tengo ganas de hacer...me falta tiempo...!!! La pinta de de Alhambra y picoteo...que buenas...
    Me alegro que hayas dado a conocer a tu hijo oculto por fin...!!! A ver si triunfas...
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Más bien deberías de haber llamado a tu página "Atrapada en la capital del azúcar" (de caña) jejeje, bueno no es lo que era, pero vamos... qué estás en todo y le das a todo!!

    Con respecto a los encurtidos son el aperitivo constante en nuestra casa, nos encantan otros cientos de aperitivos ojo, pero éste es fundamental, y no digamos si es hecho en casa ¡lujo!. Nuestras favoritas son las banderillas y la aceituna machacá del pueblo de mi suegro (mejor que la de mi padre), luego pepinillos, banderillas...mmmhh se me hace la boca agua.

    Con tus machadas y aliñadas y una cervecita me harías ahora feliz!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Lidia, nos dejaste los ingredientes para un buen aperitivo.
    Luego me paso por tu otro blog. Admiro a los que os dedicais a hacer estas filigranas en tartas, cupcakes, etc.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Me encanta todo, todo, todo!! Pero sobre todo los pepinillos... Me anoto ahora mismo todas las recetas, que no me puedo quedar sin probarlas!

    Un saludo desde Granada!

    http://micocinitadejuguete.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  9. Que digo yo que si yo traigo las cervecitas y el pan me invitarás a probar ese picoteo tan rico no?
    ME voy a ver tus "obras de arte"
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Estos tres aperitivos se los beben literalmente mis mujeres, jeje. Te han quedado estupendos

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Oh, Lidia, qué pinta tienen esas aceitunas, a punto he estado de morder la pantalla, pero me temo que me habría quedado sin pantalla y sin aceitunas.
    Los pepinillos tan pequeños crudos, por aquí no los venden, seguro que también están muy ricos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. A mi tambien me gusta aliñar las aceitunas.
    Estas tienen una pinta estupenda.

    Un saludo
    Bartolo

    ResponderEliminar
  13. Buenísimo aperitivo casero, qué maravilla!!! Un privilegio poder disfrutar de estas delicatessen caseras...
    Ya he visto tu página y ya sabes que me ha rechiflado, enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  14. Se ven buenísimas y en una mesa de aperitivo son éxito seguro. Besos

    ResponderEliminar
  15. Sencillamente deliciosos, me gustaría poder probar unos cuantos jejeje
    Hace unos años yo creía que era un proceso complicado, secreto... ¡pero en realidad es sencillo y 100% natural!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  16. Tomo buena nota de estos encurtidos para la próxima cosecha de pepinillos y aceitunas. Un besazo.

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe