MAGDALENAS ARAGONESAS

viernes, febrero 15, 2013

 Hace poco le vi publicadas a José Manuel, de Asopaipas,  estas magdalenas aragonesas, y me enamoraron, sobretodo porque desde el principio me pareció a mi que estas magdalenas iban a tener un sabor a antaño, y así fue, el primer mordisco me transportó a aquellas panaderías de pueblo de nuestra niñez. Llevan anís dulce y manteca de cerdo, por lo que sirven también para ir aprovechando los restos de estos productos que aún quedan por la despensa de la Navidad pasada. Las he horneado en tres moldes diferentes, y abajo podéis ver el resultado de ambas, así podréis decidir dónde nos quedan mejor. Seis de ellas las horneé en moldes de silicona, otras seis en moldes de papel (ambas clases dentro de un molde de cavidades especial para magdalenas y muffins), y con la masa restante aproveché para meterla en papelillos de magdalenas más grandes y para introducirlas en flaneras pequeñas. El sabor de las tres clases es el mismo, aunque la forma es distinta dependiendo de donde se hornean. A mi personalmente me gustan más como quedan en los moldes de silicona, aunque las de papelillos quedan más auténticas, como las de antaño, así que vosotros decidid, eso sí, siempre hornearlas dentro de un molde rígido como las flaneras o los moldes especiales para magdalenas para que no se deformen o desparramen al hornearlas.
 INGREDIENTES:

  • 250 gr. de azúcar
  • 250 gr. de harina de todo uso
  • 6 huevos
  • 50 gr. de anís dulce
  • 125 gr. de mantequilla
  • 125 gr. de manteca de cerdo
  • 1 sobre de levadura química tipo Royal (16 gr.)
  • Ralladura de limón

 PREPARACIÓN:
Yo las he preparado con la Kitchen Aid, aunque podemos hacerlo con cualquier batidora de varillas o incluso con un batidor manual de varillas. Lo primero que haremos es batir los huevos con el azúcar hasta que blanqueen. Cuando hayamos conseguido este punto añadiremos el anís, la ralladura de limón y la mantequilla y manteca de cerdo fundidas (ésto lo haremos en el microondas). Batiremos, ahora con el batidor plano de la Kitchen Aid (en caso de tenerla), hasta integrar todos los ingredientes. Por último añadimos la harina y la levadura tamizadas e integramos con la ayuda de una espátula.
 Metemos los moldes de papel o de silicona en los moldes para muffins o flaneras y vertemos la mezcla de las magdalenas hasta llegar a 3/4 partes de su capacidad. Y espolvoreamos con azúcar.
 Introducimos en el horno precalentado a 200º y dejamos durante unos 15 minutos  Cuando hayan subido y estén doraditas, pinchamos con una brocheta y comprobamos que estén hechas. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Y esperamos a que estén totalmente frías para probarlas. 
Es difícil que a alguien no le gusten las magdalenas, por lo que con ellas triunfaréis tanto con grandes como con pequeños. Y además son muy rápidas de preparar, si aún no lo habéis hecho tenéis todo el fin de semana por delante para hacerlo. Ya me contaréis.
Feliz fin de semana.
Lidia.

También te gustará

32 comentarios

  1. Qué textura tan fabulosa tienen,nadie se resiste a unas buenas magdalenas como las de antes, qué ricas!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué buena pinta que tienen y lo ricas que tienen que estar con ese sabor a las magdalenas auténticas de panadería.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Con anís... que bien suena eso... riquísimas, sin duda

    ResponderEliminar
  4. Que buenas!!!! Me pido un par para acompañar el cafetito!
    Saludos y buenfinde!

    ResponderEliminar
  5. El toque del anis es un puntazo.. tienen que saber riquísimas!! Besitos

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la referencia. Como dices quedan estupendas y con un colacao es que van geniales.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. La pinta es genial, me gusta mucho el toque de anís, y me tengo un montón de manteca todavía del carnaval, así que las tengo a tiro hecho. Gracias. Besos

    ResponderEliminar
  8. qué buena pinta! me recuerdan muchísimo a las que compraba de pequeña en la tahona de mi barrio, con ese copete me las has recordado mucho :)
    y las fotos... más bonitas no pueden ser. besos!

    ResponderEliminar
  9. Para mi lo difícil es esperar a que enfrían. La tentación me puede. Es como cuando hago galletas, mitad de ellas no llegan a enfriar. Se ven deliciosas. Un besiño, buen finde.

    ResponderEliminar
  10. Yo también me acuerdo del post de Jose Manuel, qué ricas!. Yo en las magadelnas prefiero lo tradicional, y como en cuestión de bollería soy un poco brutote, prefiero las grandotas! ;)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Lidia, a mí las madalenas me gustan todas-todas.
    Te han quedado genial.
    Bss
    Mar

    ResponderEliminar
  12. Se ven esponjosas y altitas. ¡Me gustan!
    ¡Besos y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  13. Fantásticas esas magdalenas! estas son las que a mi me gustan, las de toda la vida! :)
    Me llevo un par para merendar!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  14. tienen una pinta muy esponjosa y muy buena. Quiero probarlas!!! Me mandas una?? jeje un besote y buen finde!

    ResponderEliminar
  15. Con un toque de anís,me gusta....

    Besets

    ResponderEliminar
  16. Precisamente tengo estas magdalenas para hacerlas hoy, qe desde que se las vi a Jose Manuel no hago mas que pensar en ellas, jeje!
    Te quedaron de lujo, me llevo la version de enmedio!
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. !Qué buena pinta tienen!!!
    A ver si las preparo y acabo con la manteca acumulada... no tenemos remedio...
    Un abrazo, Begoña

    ResponderEliminar
  18. Deben estar buenísimas, con el saborcito a anis y la curiosidad de la manteca. Dios, la dieta!!

    ResponderEliminar
  19. El corte de estas magdalenas se ve sencillamente perfecto.
    Me ha encantado la receta así que me la llevo a pendientes!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  20. Oh...me he vuelto loca viendo tus magdalenas,que pinta y que fotos mas lindas,un beso!!

    ResponderEliminar
  21. Desde luego que la pinta recuerdan perfectamente a esas magdalenas de pueblo, chiquilla
    Besitos

    ResponderEliminar
  22. Esas si que son magdalenas, recordandonos los sabores de antes, Que corte mas bueno, besos

    ResponderEliminar
  23. A mi peque le encantan, es del poco dulce que come y hasta hace nada no podía comerlas por la alergia al huevo y a la leche que tenía que poco vamos superando, yo se las hago en moldes mas pequeños todavía, de bocado, diría yo, y se pone las botas,jajajajaja, se puede comer hasta una docena así.....como si nada, probaré a hacer estas que si son de asopaipas seguro que tienen éxito.
    Bicos

    ResponderEliminar
  24. El anís lo pongo en masas tipo coca o rosquillas , lo tengo que probar en magdalenas, pero es un punto que me gusta :): Bss

    ResponderEliminar
  25. Me encantan las magdalenas con sabor tan casero. Si te quedan mejor horneadas en los moldes de silicona también puedes ponerle igualmente la capsulita de papel y así no pierden la esencia tradicional.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Lidia, si esta receta viene de Asopaipas entonces tiene que estar bien rica y saber a las magdalenas de toda la vida. La textura se adivina maravillosa, de miga compacta pero jugosa.

    Las has bordado chiquilla !!!

    Bss

    ResponderEliminar
  27. Tengo que hacerlas! Según las ví me engancharon pero poco a poco. Fui leyendo tu receta y ahora tengo como sea que hacerlas, y eso que la manteca como que no me gusta mucho, pero tienes razón, así aprovecho para quitarla de la nevera como bien dices. Bs.

    ResponderEliminar
  28. Oye, ve preparando boli y papel que te doy mi dirección para que me mandes unas cuantas de esas magdalenas que tan rápidamente te transportan al sabor de pueblo, je je je.

    ¿Por qué será que nos gustan tanto estas recetas? Es que nos volvemos muy nostálgicos y añoramos lo genuino. ¿Será eso?

    Un beso.

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe