MANTEQUILLA CASERA Y PATÉ DE JAMÓN IBÉRICO

lunes, marzo 11, 2013

De nuevo es lunes y después de lo elaborado de los pasteles San Marcos del otro día, hoy empiezo la semana con dos recetas bien sencillas, y a la vez estupendas. Si preparáis esta mantequilla y este paté para una cena entre amigos, como aperitivos, ya tendréis la mitad de la cena ganada. Y veréis como os llueven los elogios. Lo de hacer mantequilla casera lo descubrí hace ya algún tiempo, pero aunque no lo creáis, nunca se me corta la nata, y ahora menos, desde que tengo la Kitchen Aid, por lo que he tenido que cortarla a propósito para poder hacer estas mantequillas. En cuanto al paté una prima me dijo que hacía un paté de ibérico riquísimo, no me concretó las medidas de los ingredientes, así que yo lo he hecho un poco a mi manera, y el resultado también fantástico. El pan que he puesto en las dos recetas está hecho con la misma masa de los bollos preñaos, aunque a algunos de los bollitos le puse pasas y nueces. 


INGREDIENTES:

  • Para la mantequilla:
  • 500 ml. de nata para montar
  • Sal
  • Romero
  • Para el paté:
  • 300 gr. de jamón ibérico
  • 150 gr. de queso crema
  • 100 ml. de nata para cocinar


 PREPARACIÓN:
Para preparar la mantequilla tendremos que tener la nata muy fría, y cuanta más materia grasa mejor, mínimo 30% de materia grasa. Lo que pretendemos en que se corte para separar nata en lo que será la mantequilla y en suero líquido, que podremos tomar como leche o como buttermilk para otras elaboraciones. Empezamos a montar con las varillas eléctricas la nata, primero a velocidad baja y después a una velocidad más alta. Veremos que se nos monta la nata, aproximadamente a los cuatro minutos y debemos seguir batiendo hasta que veamos que se corta y amarillea, y una parte se convierte en líquida y la otra en sólida. En este momento colamos la mezcla, aprovechando todo, por lo que ponemos un bol debajo del colador para aprovechar el suero de la mantequilla. Lo que nos queda en el colador es la mantequilla, que pasaremos por debajo del grifo hasta que el agua que expulse sea limpio, lo que querrá decir que ya no tiene suero por encima. Ya tenemos nuestra mantequilla. Yo la dividí en dos (aproximadamente para estas cantidades nos sale 200 gr.), a una le puse sal y a la otra romero picado. Le damos la forma que más nos guste y la introducimos en el frigorífico hasta la hora de servir. Debo decir que me gustaron las dos, pero sobretodo la salada, está increiblente buena, para empezar y no parar de comer con unas buenas rebanadas de pan casero. La próxima vez doblaré las cantidades, porque estas mantequillas nos han sabido a poco.


En cuanto al paté también es una receta sumamente fácil, y recuerda en su elaboración a aquel paté de queso y nueces que publiqué hace ya unos dos años. Sólo tendremos que picar bien el jamón que podremos poner en tacos o, como yo hice, en lonchas , en la picadora. Después pondremos en el vaso de la batidora, añadimos el queso  la nata y batimos todo hasta que quede bien ligado y fino (si tenéis Thermomix lo podréis hacer en ella, que me consta que para este tipo de elaboraciones es la mejor). Una vez listo lo pondremos en cuencos y, tapado con papel film, irá al frigorífico hasta la hora de servir. Éste tipo de paté no lo he prorbado a congelar, pienso que no congela igual de bien que los demás, pero, de todas formas, no os dará tiempo, ya que está tan bueno que se perderá en poco días. Con estas cantidades me salieron los dos cacharritos de las fotos.
No pueden ser más fáciles las dos recetas, y lo mejor es que la mantequilla la podremos preparar en esos casos en los que accidentalmente se nos corta la nata y así no tener que tirarla. La podremos aderezar con los ingredientes que más nos gusten para aportarle un sabor extra, pero ya os he dicho que con un poco de sal está exquisita. En cuanto al paté admite cualquier tipo de ingrediente más extra, según vuestros gustos.
No vais a tener excusa para preparar estas dos recetas, hacedlas y ya me contáis, y animaos también con el pan casero. Una rebanada de este pan casero untada de nuestra mantequilla o paté no tiene precio.
Feliz semana.
Lidia.

También te gustará

26 comentarios

  1. Lo de la mantequilla casera es un puntazo verdad?, nos quedamos sorprendidos de su sabor, textura y aroma la primera vez que lo hicimos, y bueno, aunque no lo hemos hecho mas por dejadez, tenemos la tranquilidad que si un dia nos falta mantequilla, con la nata la obtenemos, porque otra cosa no, pero curiosamente nata tenemos siempre.

    El paté, seguro que buenísimo!

    Feliz lunes!

    ResponderEliminar
  2. Yo no me animo tampoco a la mantequilla casera, y mira que es sencilla... tal vez estaría bien intentarlo!

    El paté, riquísimo también, igual que el pan... vaya lujo...

    ResponderEliminar
  3. Tengo que probar un día a hacer mantequilla, porque la verdad que me llama mucho la atención.

    ResponderEliminar
  4. Casi nunca hago la mantequilla en casa ni la compro, cosas de los médicos, pero reconozco que las veces que la hice, es estupenda, da gusto ver la tuya.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Ahh y el paté, es algo que aunque también me lo han prohibido, me encanta!

    ResponderEliminar
  6. Qué buena pinta Lidia y no hay excusas, bien sencillitas de hacer y qué buen resultado. Vale la pena!!!

    ResponderEliminar
  7. Que mantequilla tan rica! y el paté! no he hecho nunca mantequilla casera pero con tu receta probaré!
    Lidia este finde hice tu tarta de cherris y requesón y nos gustó mucho, proximamente la pondré en el blog! muchas gracias por la receta, besos

    ResponderEliminar
  8. Dos preparaciones sencillas y estupendas para tenerlas listas ante cualquier imprevisto. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  9. Tienes razón, no tenemos excusa para no hacerlas.

    Bs

    ResponderEliminar
  10. Buenísimas las dos cosas! qué ricas! Besos y feliz semana

    ResponderEliminar
  11. Tengo muchas ganas de probar la mantequilla casera y ese paté tiene que estar espectacular. Por cierto, preciosas fotos!!Bss

    ResponderEliminar
  12. que rico hacer tu propio paté, tengo ganas de probarlo, parece muy sencillo y los ingredientes asequibles. Besitos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  13. Son muy buenas ideas, con un buen pan y ya tienes un compromiso resuelto.

    ResponderEliminar
  14. Es un puntazo poder elaborar la mantequilla en casa, lo que no sé cuanto tiempo se conserva!!
    Me untaba yo una buena rebanada de ese maravilloso pan!!
    Se ve todo delicioso!!
    Besotesss

    ResponderEliminar
  15. A mi el pan con mantequilla me encanta, de vez en cuando es nuestra cena con un poco de embutido, si añadimos un pan casero, como el que tu has puesto.. pues como bien dices un lujo.. probaré a hacerla.. y el paté también!! Besitos!

    ResponderEliminar
  16. La mantequilla casera nunca la hemos publicado en el blog, a nosotros muchas veces la hacemos, incluso sin darnos cuenta, tu sabes...!!! Jajajaja...la verdad es que es todo un placer, esta buenisima, te lo yo, que soy un "basto afrencesado" en este aspecto, me encanta untarme pan cuando como con ella.. ...Lo del pate, imagino que ya ni te quedara con la pinta que tiene... estará buenisimo...!!!

    ResponderEliminar
  17. Lidia Estoy de sorteo en mi blog si quieres apuntarte es doble sorteo ya que son dos lotes los que se sortean, así hay más posibilidades.
    Te dejo el enlace por si quieres apuntarte.
    http://cocina-trini.blogspot.com.es/2013/03/sorteo-la-cocina-de-trini-altea-en.html

    ResponderEliminar
  18. Yo suelo hacer mantequilla en casa para añadirle luego especias pero nunca he hecho paté de ibéricos así que tomo nota.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  19. Me encantan Lidia, tanto el paté como la mantequilla para unpicoteo.
    Por cierto, se me ocurre que la mantequilla con ajito picado y orégano tiene que quedar muy rica también
    Besitos

    ResponderEliminar
  20. Uhmmm! que ricas las dos cosas, me encanta hacer patés y aromatizar nata, como dices es ideal para cuando viene a casa alguien a comer, sobre todo cuando llega mucha gente, el aperitivo lo tienes solucionado...ya lo creo y bien rico...

    Un besito!

    ResponderEliminar
  21. HOLAN LIDIA, QUÉ BUENAS RECETAS, ME ENCANTA PREPARAR LA MANTEQUILLA Y TODO EN CASA, TIENE DEFINITIVAMENTE OTRO SABOR. LOS PASTELITOS DE SAN MARCOS DEBEN SABER A GLORIA, VOY A INTENTARLOS. BESITOS

    ResponderEliminar
  22. Viendo tu post Lidia, creo que no voy a esperar mucho más para hacer mi mantequilla casera. Sólo veo un problema: cuando empiezas a untarla en pan no puedes parar!!! Lo del paté también lo tengo en mente, pero quizás más adelante. Muchas gracias por la información y un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. La verdad es que por ahora tampoco se me ha cortado la nata para poder hacer mantequilla, estoy segura que el día que eso me pase, en ese momento no tendré nata de recambio.
    El paté se ve delicioso, que a gusto me comería ahora mismo una tostada untada con el.
    Los pastelitos San Marcos también me los comería después del paté.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Ves ?? esta receta es para mi, la mantequilla casera, tanto que si esta mañana puedo voy hacerla, este finde desayunaremos mantequilla hecha por mi, receta de Lidia y mermelada de vainilla y peras hecha por Begoña y disfrutada por nosotros.
    Del paté no te he dicho nada porque no me llama tanto la tensión, al del hotel de Granada seguro que te copia la recetilla.
    Bsss desde Almeria

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe