PAN DE VINO TINTO Y TOSTA DE HUEVO MARINADO SOBRE CAMA DE PATATAS Y SETAS CONFITADAS

lunes, marzo 18, 2013


A veces de las coincidencias surgen recetas, y ésta de hoy surgió de la conjugación de una serie de circunstancias. Cuando estuvimos en Gastrotur hace unas semanas tuvimos ocasión de probar uno de los vinos granadinos que están en auge, el Prado Negro de las Bodegas Fontedei, de Deifontes. Me resultó maravilloso al paladar, sin ser muy entendida en vinos. La coincidencia quiso que hace poco más de una semana hubiese una cata de vinos de las Bodegas Fontedei en Salobreña, en el Restaurante El Asador, del que tanto os he hablado (y de su maravilloso Ron El Mondero). Ya había estado hace poco más de un año en otra cata de vinos allí mismo, en aquella ocasión de las internacionalmente conocidas Bodegas Calvente, también de nuestra tierra. Así que no pude resistirme a acudir a esta nueva cata. Durante la cata, Antonio, el enólogo de las Bodegas nos fue explicando todo lo necesario para saber sobre cada uno de los vinos que a día de hoy ofrece esta bodega. Empezamos la cata con el blanco, el Albayda, todo un descubrimiento y nada que envidiarle a otros de más renombre. Continuamos con un tinto, el Lindaraja, un roble del 2011 y que el año pasado recibió el prestigioso premio Palacios. Otro vino de lujo. La noche se iba animando y después venía el vino del que ya os he hablado, el Prado Negro, y del que luego tuvieron la deferencia de regalarnos una botella a cada asistente. Por último nos ofrecieron el Garnata, un tinto elaborado con las variedades Syrah y Merlot, con 18 meses en barrica, y que fue medalla de plata en Catavinum World Wine & Spirtis Competition 2013. Todos estos vinos fueron maridados a la perfección con cuatro platos exquisitos, y, precisamente, mi preferido fue el que usaron para maridar el Prado Negro: un huevo marinado con setas confitadas y patatas. Me encantó y me entusiasmó la idea de marinar el huevo con sal y darle un golpe de horno antes de presentarlo. Al llegar a casa investigué sobre el huevo marinado y vi algunas ideas. Por lo que me decidí a prepararlo en casa. Pero siguiendo con las casualidades vi que Carlos Dube publicó ese mismo día un pan de vino tinto que quitaba el hipo. Por lo que la jugada ya estaba decidida, iba a preparar ese estupendo pan de vino tinto, y con una de esas rebanadas iba a preparar esa exquisita tapa que pudimos probar días antes. Y todo lo iba a maridar con el fantástico vino Prado Negro de Fontedei.


INGREDIENTES:
  • Para el pan (Carlos usa masa madre, aunque yo no tengo y no le he puesto):
  • 600 gr. de harina de fuerza
  • 160 gr. de vino tinto (Carlos le pone 200, yo tenía una botella abierta y sólo tenía esa cantidad y no quise mezclar con otro vino, si ponéis 200 de vino le quitáis 40 gr. agua.)
  • 240 gr. de agua
  • 10 gr. de sal
  • 4 gr. de levadura liofilizada o 12 de levadura fresca
  • Para las tostas (2):
  • 2 yemas de huevo
  • Sal
  • Azúcar
  • Un patata
  • Un par de setas
  • Aceite de oliva
PREPARACIÓN:
En el caso de Carlos, éste pretende encontrar la perfección en sus panes, por lo que es un estudioso en la materia, y ya está llegando a niveles insospechados de perfección en cuanto a amasados. Lamentablemente yo nunca voy a poder experimentar a esos niveles en materias de masas, sobretodo porque siempre voy justa de tiempo, por lo que desde que tengo la Kitchen Aid hago todo el proceso de amasado del pan en ella. Eso sí, he aprendido que a las masas hay que quererlas, por lo que ahora suelo hacer un parón de unos diez minutos en el amasado y dejo relajar la masa. Y después continúo de nuevo hasta que compruebo que la masa está lista. Si no tenemos Kitchen Aid o una amasadora tendremos que hacer todo el amasado a mano. Lo haremos haciendo un agujero central en la harina, a modo de volcán, y allí iremos añadiendo todos los ingredientes, no juntando nunca la sal con la levadura. Mezclamos todos los ingredientes y empezamos con el amasado, ya sea con la máquina o a mano. Una vez amasada (¿os acordáis de aquel truco que os enseñaba al principio del blog en el que metemos el dedo en la masa y si no vuelve la masa a su lugar es que la masa ya está lista?, pues podéis comprobarlo así) le damos forma de bola y dejamos levar hasta que doble su volumen la masa.

Después desgasificamos un poco la masa y le damos forma de hogaza. Dejamos levar de nuevo, aunque yo este paso me lo salté y siguiendo la técnica del horneado en pirex metí la hogaza de pan (previamente le hice los cortes o greñas) en una cazuela de cristal tipo pirex un poco aceitada e introduje en el horno frío (esto es importantísimo, ya que esta técnica lo que consigue es que el segundo levado se esté haciendo en el horno mientras se calienta éste) a 250º durante unos 45 minutos. En caso de hacerle un segundo levado lo que haremos en hornear después de que el pan haya doblado su volumen y meteremos en el horno también unos 45 minutos, con el horno precalentado a 250º, dejándolo 15 minutos a esa temperatura y después la última media hora bajaremos a 180º (tendremos que conseguir algo de vapor, ya sea con un cuenco con agua dentro del horno o pulverizando agua dentro el horno, en el caso de la cazuela pirex el vapor se crea dentro de ella y ésto consigue que la corteza quede crujiente). Cuando el pan esté listo, sacaremos del horno y dejaremos enfriar totalmente, antes de cortar, sobre una rejilla.

Vamos con la tapa. Lo primero que tendremos que hacer es marinar las yemas de huevo. Yo estuve investigando un poco por la red y vi que se hacía con azúcar y sal, haciendo una cama con la mezcla y cubriendo totalmente después con el azúcar y la sal, introducimos en el frigorífico durante unas dos horas. Después lavamos bien para quitar el exceso de sal y azúcar y le damos un golpe de horno (con un par de minutos, con el mismo calor residual que queda en el horno después de hornear nuestro pan). Lo mejor es marinarlo  individualmente, porque yo lo hice con las dos yemas y después se me rompieron al sacarlas, por lo que es más fácil si es sólo una y la volcamos directamente después en la tosta. Después continuaremos con el plato, para ello pondremos en una sartén aceite de oliva y freiremos la patata cortada en rodajas. En otra sartén, y a fuego lento, confitaremos las setas en aceite. Tostamos unas rebanadas de pan, ponemos sobre ella las patatas fritas (deben de quedar "a lo pobre"), después las setas confitadas y coronamos con el huevo marinado.


Ya sólo nos queda disfrutar de esta estupenda tapa acompañada de un vino estupendo. Realmente el bocado es de lujo.


Os dejo con una imágenes del taller del sábado, donde tuve seis alumnas estupendas que prepararon sus dulces de Semana Santa de forma magistral. Terminado éste taller de dulces de Semana Santa ya estoy pensando en el siguiente taller, que ya será después de Semana Santa. Tendréis noticias.
Lidia.

También te gustará

28 comentarios

  1. El taller está claro que fue de lujo, pero esta tosta no se queda atrás! Lo del pan con vino tinto me ha sorprendido mucho, y lo de las yemas marinadas me ha dejado aún más sorprendida.
    Una combinación de lujo total.
    Un beso y feliz semana, Lidia.

    ResponderEliminar
  2. No hace falta más que verles las caras, el taller un éxito.
    Y el pan.. tiene muy buenta pinta, la primera foto de la hogaza completa.... me ha enamorado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Lidia que pena que estemos tan lejos, sino prometo que no dejaba de ir ni a uno solo de tus talleres.
    Bsicos

    ResponderEliminar
  4. ese pan es impresionante, solo hay que ver el colorcito tan diferente que tiene. besos!

    ResponderEliminar
  5. Menudo lujo de receta que nos propones hoy, Lidia! El pan queda guardado como recetas pendientes sí o sí!
    Tiene unas pintas maravillosas!!! Y en cuanto a la guarnición...se me hace la boca agua sólo de pensar en su sabor.
    Un beso y feliz semana!

    ResponderEliminar
  6. Lástima que no estemos más cerca para ir a uno de tus talleres, se ve que aprenden de lo lindo y seguro que lo pasan genial. Este pan me parece delicioso y la tosta que propones está de lujo.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  7. Te ha salido un pan precioso!
    besos

    ResponderEliminar
  8. Muy original y rico, me ha gustado mucho. A ver si lo hago para probarlo, me da que me va a gustar un montón. Besos

    ResponderEliminar
  9. Muito original esta receita.
    Eu nunca usei vinho tinto ,cerveja preta já e gostei.
    O pão ficou lindo e com um interior delicioso.
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  10. Un pan delicioso, me ha encantado.
    Oye, vaya bien lo de los talleres, habéis preparado unas cosas maravillosas, que pasada.
    Besinos linda.

    ResponderEliminar
  11. Madre mia eso si que es un señor pan! tengo que probar a hacerlo. Y la tosta no se queda atrás . todo un lujo. Besos

    ResponderEliminar
  12. Me alegro mucho que os haya gustado es un pan que a nosotros nos sorprendió muchísimo y la verdad es que la tosta que nos acabas enseñar me parece tremenda!!. Tengo que probarla!

    De nivel en los amasados tampoco es tanto jejeje pero si te soy sincero es cierto, hemos dado un salto cualitativo en la elaboración del pan

    ResponderEliminar
  13. Que cantidad de viandas ..esos dulces se ven de UHMMMMMMMM ...también hice pan de vino tinto ,el tuyo se ve genial .besos

    ResponderEliminar
  14. Olvidate de la Kitchen Aid Lidia....olvidate... dedícate a las masas sobre la encimera que es como mas se disfruta el pan luego al tenerlo el la mesa... después todo lo que ves, degustas, olfateas y oyes...lo plasmas en el siguiente amasado...joder, perdon, hablo como un panadero cualificado...jejejejeje!!! El pan me lo llevo, pero mas la copa que le pusiste a la tosta...de escándalo...!!! Por cierto, ya veo que los talleres se animan...besos y nos vemos en FB...

    ResponderEliminar
  15. El pan me parece una delicia pero esa tosta que has preparado con el es un bocado exquisito
    Besitos

    ResponderEliminar
  16. Que rico por favor, adoro los panes. Hago uno muy parecido y también sale rico, este te ha quedado estupendo!

    ResponderEliminar
  17. Has preparado un pan para quitarse el sombrero, qué maravilla de hogaza, con unos alveolos increibles, qué maravilla!!! Y la tapa, buf...Estupenda!!!
    Me alegra mucho comprobar que tus talleres son un éxito, te lo mereces!!!

    ResponderEliminar
  18. Loca me he quedado con el pan de vino tinto... esto lo pruebo yo en cuanto pueda!!!

    ResponderEliminar
  19. Lo tuyo es rizar el rizo, qué tapa tan buena, me encanta! Besos

    ResponderEliminar
  20. Que delicia,o pão tem um aspecto magnifico!
    Adorei o blog!
    bjs

    ResponderEliminar
  21. El pan tiene que estar demasiado, pero ese huevo marinado me ha dejado sorprendida. Una tosta divina!
    Tienes unas buenas alumnas, pero sin duda que eres una buena maestra y ellas aprenden mucho de ti.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Lidia, tu entrada de hoy me llama poderosamente la atención. El pan, los hongos pero, sobre todo, los huevos confitados. Wow! Eso no lo había oído ni visto nunca. Me has dejado con la boca abierta !!!

    ResponderEliminar
  23. Menuda pintaza!!
    Yo no he hecho pan aún, pero eso creo que lo voy a probar... :-)
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  24. Ostras que pinta tiene el pan!!
    Me ha encantado
    bss

    ResponderEliminar
  25. jo y jo...el pan una pasada y la tosta más!!!!un lujazo!!
    http://inukares.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe