HUEVOS A LA FLAMENCA

miércoles, abril 10, 2013

No es precisamente la provincia de Granada donde más huevos "a la flamenca" se toman, aunque éste sí que es un plato andaluz por los cuatro costados. Se trata de una variante de los huevos al plato y donde podéis verlos con más frecuencia es en la provincia de Sevilla. No hay receta concreta de éste plato, de hecho es muy común añadir distintas verduras, ponerles patatas fritas o no, o infinidad de variantes en el plato,  lo que no suele variar es que lleva una salsa de tomate frito en su base y acaba con un huevo cuajado en el horno. Se suele servir en cazuela de barro, y, como no, acompañado de una cerveza y de buenos amigos, sin duda se convierte en un privilegio. Con esta receta quiero participar en el "Reto Origen" de Hermeneus. El objeto del concurso es poner de manifiesto la importancia de ser consciente de la procedencia de los alimentos que componen la materia prima de una receta para realizar un consumo responsable y sostenible. Como no podía ser de otra manera, elegí la receta siendo consciente de que la mayoría de los ingredientes iban a llegar al plato sin pasar por ningún intermediario, lo más natural posible, y, aunque no lo he conseguido al cien por cien, debo decir que el 50 % de los ingredientes han nacido o criado a menos de un kilométro de mi casa. Del resto os hablaré después.

Empezaremos por el protagonista de la receta, el huevo. Y para que haya huevos tiene que haber gallinas, ¿no?. Pues de esas mi amiga Mª José tiene diez, así que cada día tiene diez huevos recién puestos. El otro día le pedía una docena, pero además le pedí otro cosa, y es que fuese a fotografiar a las gallinas poniendo los huevos....(menos mal que no se negó a semejante encargo). No sabéis cuantas fotos me envió..., tantas que no sabía por cuál decidirme. Así que estos huevos han tenido un corto recorrido, tanto kilométrico, pues ella tiene su cortijo muy cerquita, ni temporal, ya que fueron puestos el domingo y comidos el martes. ¿Se puede pedir más?.

Otro protagonista incondicional de mi cocina el el huerto de mi suegro. Él, ya jubilado y aún convaleciente de una operación de cadera que tuvo en enero, sigue cuidando su pequeño huerto día a día. Nos tiene surtidos de una buena muestra de productos de la tierra, totalmente ecológicos y de una calidad inmejorable.
Del huerto de mi suegro he usado las patatas y una cebolleta. Tampoco hicieron mucho recorrido para llegar a mi mesa.

Con el tomate he decidido improvisar y he querido probar, también por el escaso tiempo del que dispongo ahora para preparar el almuerzo, de un producto natural ya envasado. Lo encontré por casualidad en uno de los supermercados Supersol que tenemos en Salobreña, curiosamente lo tenían junto con los panes, y es que éste tomate rallado y envasado en crudo debe ser ideal para tomar en tostadas, aunque yo lo usé para freír. Proviene de la empresa Surinver, de Alicante, y según he podido averiguar está siendo usado en algún que otro restaurante con estrella Michelín. He podido comprobar que se vende en muchas tiendas on line y al mismo precio al que lo compré yo, por lo que no es difícil acceder al producto desde cualquier parte de nuestra geografía. El chorizo es de localidad de Tarancón, Cuenca, famosa por sus embutidos, y lo comercializa Mercadona, por lo que es muy fácil adquirirlo. Con el jamón he sufrido más para llegar a encontrar su origen. Lo compré como envasado al vacío en tacos también en Supersol, y marcaba en su etiqueta jamón reserva Supersol. Buscando en las marcas blancas de Supersol he conseguido averiguar que el jamón es de la marca Tello, y proviene de Toledo. Y ahora vamos con los guisantes, el único producto que he comprado bajo un nombre comercial bastante conocido, como es Findus. Los guisantes finos de Findus son recogidos durante los últimos meses de primavera y cuidadosamente escogidos y calibrados para garantizar su homogeneidad en tamaño y color. Y dicho todo esto, vamos con la receta.

 INGREDIENTES (para los dos platos de la foto):

  • 2 huevos
  • 2 patatas (con una tendréis suficiente para los dos platos)
  • Un puñado de guisantes congelados
  • 500 gr. de tomates rallados
  • Unas lonchas de chorizo 
  • Taquitos de jamón
  • Una cebolleta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal  
 PREPARACIÓN:
En una sartén con un poco de aceite de oliva pondremos a pochar la cebolleta cortada en juliana. Mientras, en otra sartén, con abundante aceite de oliva, freiremos las patatas cortadas en rodajas. Cuando hayamos rehogado la cebolleta añadiremos el tomate rallado y freiremos durante unos diez minutos.

 Un poco antes de que hayan pasado los diez minutos añadiremos los guisantes al tomate. Dejamos durante unos minutos más, hasta que estos estén blandos y añadimos las rodajas de chorizo y los taquitos de jamón. Probamos y, en su caso, rectificamos de sal.
 
Ponemos la mitad de la salsa de tomate en cada cuenco de barro, añadimos las patatas, que ya estarán fritas, y encima cascamos el huevo. Introducimos en el horno precalentado a 180º y dejamos hasta que se cuajen los huevos, de diez a quince minutos. Sacamos y servimos.

Desde luego que es una satisfacción comer un plato del que sabemos de donde provienen todos sus ingredientes. Ojalá pudiésemos hacer este estudio con todos los platos que llevamos a la mesa, por desgracia el tiempo escasea y no es posible hacerlo, pero desde aquí os insto, en la medida de lo posible, a investigar dónde esta el origen de los productos que usamos en la cocina, seguro que ésto nos llevara a comer más sano, eso no lo dudo.
Lidia.

También te gustará

29 comentarios

  1. Umm pero que ricos Lidia, unos de mis platos favoritos, sencillos y de morirte. Y además que suerte tienes con tu amiga y con la huerta de tu suegro. Eso es una bendición. Y por cierto además he visto que tu amiga tiene gallinas que ponen huevos blancos. Eso además son dos puntazos. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  2. que ricos los huevos a la flamenca!!!

    Me acuerdo mucho que mi madre lo preparaba mucho cuando yo era niña, asi que le tengo un especial cariño a esta receta. Los preparo casi igual, pero en lugar de patata le ponemos un par de esparragos blancos, quedan deliciosos!!!!

    Besotesssss guapisima, muaaakkkk

    ResponderEliminar
  3. Cuanto tiempo sin comer huevos a la flamenca, y con lo que me gustaban a mi, no se el porque pero es una de esas recetas que sin darte cuenta me había olvidado de ella

    Y estos dicen cómeme habrá que rescatarla y hacer

    ResponderEliminar
  4. Riquísimos, tenemos muy gratos recuerdos con este sencillo plato, muy pro que muy gratos..

    Me encanta y más con todo lo que te da tu suegro, y tu amiga Mª José ;)!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Ooooh, qué suerte tener estos productos ecológicos, es lo mejor que haya!!
    Y claro, luego esto se nota en este recetón!!
    Un plato de toda la vida, tan rico y sabroso, me encanta!!
    Un beso,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  6. Que recuerdos tan buenos me trae ese plato, era un clásico en mi casa...desde niños...y aún lo hago ahora a mis hijos...y les encanta. Te ha quedado estupendo.
    besos

    ResponderEliminar
  7. Oh! que delicia, me encanta como te han quedado, en casa nos gustan muchísimo. Y vamos, de usar productos caseros a los comprados del super... hay un mundo, mi suegra tiene plantado de todo y no hay color, no usa pesticidas ni abonos químicos en la huerta y el sabor es increible, las patatas quedan un poco más peques que las de los vecinos, pero ella prefiere no sulfatarlas, más naturales :)
    Besinosss

    ResponderEliminar
  8. Me encanta este plato, Lidia. A mi donde me pongas un huevo con su yemita para untar que se quite todo lo demás, con 16 gallinas en mi casa nunca faltan. Como tu tengo la suerte de poder disfrutar de productos caseros, así que mejor todavía. Un besiño.

    ResponderEliminar
  9. ole ese flamenquito, me encanta la receta
    http://senoritamandarina.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. Hola Lidia:

    Como me gusta esta receta, riquísima.
    Besicos

    ResponderEliminar
  11. ¡Me encanta, Lidia! Qué buena la foto de la gallina poniendo el huevo!

    Es genial que tengas acceso a estos productos tan fantásticos, se nota en el sabor, el color, la salud...! Muchísimas gracias por participar en el reto, seguro que entre todos, podemos contribuir a un consumo más responsable, apoyando a nuestros productores.

    Por cierto, que me encantan los huevos a la flamenca! Y más, ahora que llega la feria ;)

    ResponderEliminar
  12. Qué recetilla más rica y más contundente! Me la voy a apuntar con tu permiso, y el de las gallinas, jajaja
    Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Eu adoro ovos e se forem caseiros melhor ainda.
    Achei a sugestão uma delicia.
    Bjs

    ResponderEliminar
  14. plato sano y saludable!me ha encantado el reportaje y enhorabuena a tu suegro por su huerto tan bien cuidado, besos y es un privilegio guisar con productos naturales! besos

    ResponderEliminar
  15. Se ven riquísimos. Estos caen seguron!
    besos

    ResponderEliminar
  16. El huerto de tu suegro es un filón alucinante chiquilla, que me da una envidia cada vez que lo veo que ni te cuento. Menuda joya!
    Yo con los huevos tengo especial cuidado en comprarlos de los criados en libertad, es más que si me hacen falta huevos y voy a comprar y sólo quedan de los otros, me voy sin comprarlos. El plato que nos pones hoy me parece fantástico, por lo bien que lo has elaborado y lo mejor que lo has explicado, además como siempre, tus maravillosas fotos ayudan un montón a convencernos de probarlo.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  17. A ésto se le llama calidad, sí señor, del huerto y el corral a la mesa!!!
    Es que vivimos en un paraíso y a veces no lo sabemos apreciar...
    Plato fabuloso, para mí, la Gloria!!!

    ResponderEliminar
  18. Qué suerte wapa entre tu suegro y tu amiga todo casero y natural.. los huevos a la flamenca a mi me entusiasman y es que los huevos al horno los hago de infinidad de maneras porque me requetechiflan y tu los bordaste!! Besitos!!

    ResponderEliminar
  19. Qué plato más rico, Lidia!!! y cuánto hace que no lo preparo en casa... Te ha quedado estupendo. Besos

    ResponderEliminar
  20. Uno de mis platos favoritos. Me superencanta, de hecho que marche por aqui una cazuelita.....

    Saludosssssssss

    ResponderEliminar
  21. Hace mucho que no hago esta receta, te han quedado de lujo con tan buenos productos, incomparable el sabor de estos huevos tan frescos y el huerto de tu suegro otra maravilla para proveerte de buenos alimentos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Desde luego que con productos como esos, tan frescos es imposible que no esté bueno.
    Ains esa yemita como la mojaba yo con pan, mi niña
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Que receta tan rica,las cosas de siempre resultan espectaculares.
    Besos cris. Laura.

    ResponderEliminar
  24. Que ricos los huevos a la flamenca!! En casa también los hicimos hace poco, aunque con alguna diferencia con los tuyos...aunque estan de toma pan y moja!!
    Geniales!! Y las fotos muy chulas!!
    Si quieres venir a ver los nuestros.... http://elquenomataengreixa.blogspot.com.es/
    Besitos. MAR, de EQNME

    ResponderEliminar
  25. Que suerte con todo lo que te dan!!!! me haría una ilu!!! Donde haya recetas con huevos....yo detrás voy! me pierden. Bss

    ResponderEliminar
  26. Qué buena pinta!! Hace poquito he descubierto tu blog. Me hago seguidora tuya pero ya mismo!

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe