MONA DE PASCUA

lunes, abril 01, 2013

No es tradición de mi tierra la mona de Pascua, pero no me he podido resistir a hacerla, teniendo en cuenta que este tipo de bollería me encanta. Además me ha servido para seguir experimentando con la masa del Roscón de Reyes que estuve probando esta última Navidad. La mona de Pascua es un alimento típico de las regiones valenciana, catalana, aragonesa, castello-manchega y de ciertas zonas de la Región de Murcia. Un alimento similar, denominado roscón o "roscu" de Pascua y que se sirve en tales fechas es típico en Asturias y Galicia. Es una torta de la Pascua cuya degustación simboliza que la Cuaresma y sus abstinencias se han acabado. En la Comunidad Valenciana existen diversas variedades, siendo la que se consume durante todo el año conocida como panquemado o toña. La que se consume durante las fiestas de Pascua es un bollo elaborado con la misma masa que el panquemado que lleva uno o varios huevos (dependiendo del tamaño) con la cáscara pintada (huevos de pascua). Estos huevos son introducidos como elemento decorativo aunque también ayudan a dar forma al dulce. Las formas son muy diversas aunque suelen ser la de algún animal como una serpiente, lagartija o mono. Finalmente, está recubierta por anisetes de colores. En Cataluña y Baleares la mona ha ido evolucionando a lo largo del tiempo, y hoy en día conviven diferentes tipos de monas tradicionales. La más antigua es como la tradicional valenciana, que en algunos casos puede tener forma de corona o en otros de punto. Otra mona tradicional mantiene los huevos cocidos, que suelen pintarse de colores, pero la base se hace de bizcocho y se rellena de crema y de chocolate o mermelada, se cubre de crema catalana quemada en la superficie horizontal y de almendras en los lados (fuente Wikipedia). 

INGREDIENTES:
  • Para la masa de arranque:
  • 70 gr. de leche entera
  • 10 gr. de levadura fresca
  • 1 cucharada de azúcar
  • 130 gr. de harina
  • Para la masa de la Mona:
  • La masa de arranque
  • 525 gr. de harina de fuerza
  • 15 gr. de levadura fresca
  • 150 gr. de azúcar
  • 4 cucharadas de anís dulce
  • 75 gr. de leche entera
  • 3 huevos
  • 10 gr. de sal
  • Ralladura de limón
  • Ralladura de naranja
  • 60 gr. de mantequilla
  • 60 gr. de manteca de cerdo
  • Para decorar:
  • Un huevo batido para pintar
  • Azúcar humedecido 
  • Tres huevos cocidos


PREPARACIÓN:
Preparé la masa por la noche y la dejé toda la noche en el frigorífico. Es la manera más cómoda que tengo para conseguir tener la pieza de bollería preparada para el mediodía. Aunque si queréis podéis hacerlo todo en el mismo día, empezando temprano por si los levados son lentos. Comenzamos preparando la masa de arranque, para ello mezclamos todos los ingredientes y le damos forma de bola. Introducimos en un bol lleno de agua y esperamos a que flote la bola.

Mientras la masa de arranque esté lista iremos preparando el resto de masa. Como siempre hago últimamente con este tipo de masas la preparo en la Kitchen Aid, ya que entre reposos de la masa podemos llegar a tardar una hora en el amasado, lo que hace que si lo hacemos a mano se nos haga más pesado. Aunque en caso de no tener amasadora se hará como siempre, siguiendo el mismo orden de amasado, pero añadiendo los ingredientes a la masa dentro del volcán formado con ella. También podéis usar cualquier otra amasadora o la panificadora, si la tenéis. Añadimos al bol la harina, levadura, huevos, azúcar, anís, leche y las ralladuras de cítricos. Mezclamos (en este caso uso la pala plana de la amasadora). Después de mezclar añadiremos la sal en último lugar. Cambiamos al gancho. Y amasamos durante unos cinco primeros minutos. Mientras, la bola de masa de arranque habrá subido y la añadiremos al bol. Seguimos amasando a velocidad baja (en el 1 o 2 de la Kitchen Aid) durante diez minutos más. Después añadimos la manteca de cerdo y la mantequilla que tendremos a temperatura ambiente. Amasamos otros diez minutos y paramos la máquina. Tapamos la masa con un paño limpio y dejamos reposar la masa durante diez minutos.

Después de estos diez minutos de reposo veremos como la masa se ha relajado. Amasamos durante unos diez minutos más y volvemos a dejar la masa relajada. Y, por último, dejaremos otros diez minutos más amasando a baja potencia. Veremos como la masa ya se despega con facilidad del bol. Sacamos, le damos forma de bola e introducimos en un bol espolvoreado con harina. Tapamos con papel film e introducimos en el frigorífico durante toda la noche. En caso de hacer el mismo día dejaremos la masa hasta que doble su volumen, alejada de las corrientes de aire.

En caso de haber levado en el frigorífico sacaremos la masa y dejaremos a temperatura ambiente al menos una hora. Después le daremos la forma que queramos. En este caso yo he optado por la tradicional de rosca. Ponemos los huevos duros encima (uno de ellos lo puse en el centro) y dejamos hasta que doble su volumen (sobre la bandeja de horno y papel de hornear, bien tapado con un paño limpio). Precalentamos el horno a 180º y cuando la mona haya doblado su volumen pintaremos con huevo batido, y decoramos con azúcar humedecido por encima. Introducimos en el horno durante unos 30 o 35 minutos. Sacamos, y dejamos enfriar sobre una rejilla.

El resultado es fabuloso, no hay más que ver la miga que tiene el bollo. Como sabéis este tipo de bollería congela muy bien, y en caso de no gastarla toda el mismo día podremos congelarla en porciones, si veis que se nos queda duro al día siguiente o pierde mucho en textura podréis tomarlo tostado con un poco de mantequilla y mermelada. Aunque lo mejor es compartirla y gastarla en el mismo día para que no se reseque. Yo mantengo de un día a otro tapada con un paño y dentro de una bolsa de congelación, con ello no conseguimos mantener la misma textura que recién hecha pero veréis como sigue estando igual de buena.
Lidia.


También te gustará

32 comentarios

  1. Qué pinta más rica Lidia, es lo que tiene la globalización, podemos disfrutar de recetas típicas de otros sitios, siempre hay que coger lo bueno. Algún día la prepararé aunque ya no sea en Pascua.

    ResponderEliminar
  2. Por favor qué miga, y qué pinta tan deliciosa. La verdad es que por estos bolos siento debilidad, bollos que en verdad son bastante sencillos pero que con un buen amasado quedan espectaculares. Me encanta también el color del dorado de la mona.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Qué eponjura, esa miga es toda una tentación, te ha quedado estupenda. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que por aquí no se estilan nada, pero te ha quedado espectacular.

    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  5. Te ha quedado impresionante, Lidia!!! Se ve súper esponjoso y tierno!!!!
    Me llevo tu receta. En mi tierra tampoco es tradición, pero tiene unas pintas demasiado buenas como para no probarla!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Es verdad que no es tipico de nuestra tierra Andalucia, pero qué mas da!!!

    A mi me encanta probar los platos tipicos de otras tierras, abrir horizontes y degustar la fantástica gastronomia de España.

    Esta mona es una delicia, y a ti te ha quedado espectacular!

    Un besote guapa, que tengas una feliz semana, muaaaaaaaak

    ResponderEliminar
  7. Tiene un corte maravilloso, que cosa más tiernita!!!!. Besos

    ResponderEliminar
  8. Solo quiero saber a quien se le rompio el huevo en la frente...!!! Jejejejeje....me encanta Lidia...tiene una pinta estupenda...!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. En mi pueblo no tiene ninguna tradición. Parece la textura de un roscón y se ve deliciosa. Me la apunto a ver si para el año me animo! Un besiño.

    ResponderEliminar
  10. Te ha quedado muy esponjosa, dan ganas de mojados en chocolate. BSS.

    ResponderEliminar
  11. Si es cierto que no es tanto de nuestra tierra pero yo casi casi he estado a punto de hacer una

    ResponderEliminar
  12. Bе careful with ωashing soda anԁ
    use gloνes as іt is greatlу alkaline.
    This have almost always been a most lovеd eхerciѕe in mу ԁwеlling.
    Α total grain brеakfast of old-fashiοned oаtmeal with almonds (grind thеm up to
    hide them, if appropriate) wіll maintain a κid wаy moгe than oгangе juice anԁ
    a bagel.

    my web-sіte: old stone oven

    ResponderEliminar
  13. Te ha quedado estupenda Lidia.
    El inconveniente de estas masas es que quedan secas muy pronto, aunque seguro que con ese aspecto no sobra nada para el día siguiente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. La pinta es buenisima, supongo que su sabor tambien, se nota que te ha quedado en su punto

    ResponderEliminar
  15. Que bien te ha quedado, de buena ganas me tomaba un trozo

    ResponderEliminar
  16. Yo estoy acostumbrada a las monas de chocolate por aquello de que mi familia paterna es catalana...pero estas me encantan.
    Te ha quedado con un aspecto de empezar a comer y no parar.
    Un besote,
    Mar

    ResponderEliminar
  17. Te ha quedado muy bien y me tomaría para la cena un buen trozo con un vaso de leche!
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Te ha quedado estupendo guapa, con una miga que da gusto verla!!

    un besazo

    ResponderEliminar
  19. Me gusta mucho como te ha quedado. Muy esponjosa ideal para tomar con un chocolate. Mmmm...

    ResponderEliminar
  20. UNa monada de mna!!que ricas estan las caseras,las comerciales ni punto de comparación¿¿esta esta impresionante...Besitos

    ResponderEliminar
  21. Por aquí tampoco existe esa tradición pero me pasará como a tí, que caeré algún día.
    La verdad es que se ve estupenda
    Besitos

    ResponderEliminar
  22. Buenísima, me tengo que animar...besos

    ResponderEliminar
  23. Buenísimo Lidia!!!Soy nueva por tu cocina me quedo ha curiosear jejjeje..Besos

    ResponderEliminar
  24. Mi querida amiga, que mona mas rica, y mas bien hecha te ha quedado, la verdad que tiene una miga perfecta, me ha encantado. Mil besicos

    ResponderEliminar
  25. me gusta comerla todo el año mi marido me la pide muchas veces le encanta para desayunar y esta tuya tiene un corte que se ve muy esponjadito y muy buena , besos

    ResponderEliminar
  26. HOLA LIDIA, QUÉ BIEN QUE TE HAS PUESTO A HACER LA MONA DE PASCUA, POR QUE TE HA QUEDADO FENOMENAL, ESA MIGA SE VE INCREÍBLE. FELICITACIONES. BESITOS

    ResponderEliminar
  27. La foto de la miga lo dice absolutamente todo..de matricula de honor.. ains que rápido se ha pasado la semana santa.. cachis, vuelta a la rutina.. Besitos!!

    ResponderEliminar
  28. Me encanta, Lidia, la he probé el domingo por primera vez que la trajo mi compañero de piso de Cataluña. El huevo duro, ¿se come aparte no?

    ResponderEliminar
  29. ¡¡Dios mío!! ¡¡Qué pinta más deliciosa!! Por aquí tampoco son tradicionales, y aún así yo también me animé a preparar una el año pasado. Este, no me ha dado tiempo. Me quedo con tu mona enterita, y esa foto donde se ve la miga me ha roto el corazón. Espero que no hayais dejado ni un poquito porque veo que bajo hacia el sur a por un trozo.
    La explicación es buenísima... puede que me anime... en mi casa les da igual que les prepare la mona a destiempo. jajaja. Besos

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe