PASTAS DE VINO

lunes, abril 29, 2013

 Después de unos meses sin poder participar en el reto de Carmen, de las Tía Alia, recetas, hoy vuelvo a retomarlo, aunque hasta el último día no sabía si iba a participar o no, como siempre lo preparo todo in extremis. Tenía claro que iba a optar por la receta dulce, ya que me parecieron unas pastas muy sencillas de hacer, aunque, como le comentaba a Carmen, nunca estoy segura de saber si el resultado es el correcto o no, ya que no existen fotos de la receta, y con cantidades imprecisas, términos casi decimonónicos en las recetas y demás, je,je...., el resultado es un poco aventurero.
Aunque su nombre sea el de pastas no tiene nada que ver con las pastas de té tradicionales, de hecho, como veis, ni lleva huevo ni mantequilla. Recuerda más su textura a la algunos dulces navideños. A mi, sinceramente, ni fu ni fa, pero, en cambio, a Laura le han encantado, dicen que son las mejores pastas que he hecho nunca, y eso que le he dicho que son de vino. A mi marido también le han gustado, pero como os digo a mi no me han entusiasmado, me quedo sin duda con las pastas de té que publiqué hace unas semanas.
 INGREDIENTES:

  • 1 vaso de aceite de oliva suave
  • 2 vasos de vino dulce (Yo Montilla-Moriles)
  • Medio vaso de azúcar (no viene nada en la receta original, aunque para mi lo necesita, incluso algo más)
  • Harina, la que admita (yo puse más o menos un kilo)
  • Azúcar glass para rebozar

 PREPARACIÓN:
Se me ocurre, a posteriori, que podríamos añadirle ralladura de naranja a estas pastas para así conseguir un sabor pronunciado a ella, aunque yo no le puse, me regí por la receta original sólo apartándome de ella con respecto al azúcar. 

 Mezclamos en un bol todos los ingredientes, salvo la harina, que iremos añadiendo poco a poco y removiendo con la ayuda de un tenedor. Una vez que notemos que ya no se puede remover con el tenedor, sacaremos y amasaremos a mano, añadiendo harina hasta que veamos que se puede manejar bien y se despega de las manos. Hacemos una bola con ella y envolvemos en papel film, introducimos en el frigorífico durante una hora más o menos (en la receta nada se dice de este paso tampoco, pero por experiencia se que este tipo de masas se trabajan mejor con el reposo, y, en este caso, en frío).

 Después sacamos y ponemos la masa entre dos papeles de hornear, estiramos con el rodillo, intentando que queden finas, ya que después encogen y engordan, una vez cortadas. Después de estirar cortaremos con la ayuda de un cortapastas. Ponemos sobre una bandeja de hornear, sobre papel vegetal y horneamos en el horno precalentado a 190º durante unos 25 minutos. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando estén frías rebozamos en azúcar glass.
Son una muy buena opción si queremos prescindir de mantequilla y de huevos, bien sea por tema de calorías o de alergias. Quizás yo me equivoqué con el vino, creo que un Moscatel le hubiese aportado un sabor más delicado, aunque a la vista está que así, tal cual, han gustado mucho en casa. Espero que a vosotros también os gusten.
Lidia.

También te gustará

33 comentarios

  1. Veo que te quedaron estupendas, las más bonitas y apetecibles que he visto hasta ahora. Me gustan mucho tus adaptaciones, un acierto!!!

    ResponderEliminar
  2. Te quedaron unas pastas deliciosas! mira que yo he hecho un montón de galletas de mantequilla y siempre requieren reposo en frío pero ésta masa no me resultó "inmanejable" y no la metí al frío.

    Unas fotos preciosas. Besos

    ResponderEliminar
  3. Lidia pues de aspecto han quedado preciosas, tal vez como comentas con un moscatel te hubieran gustado más.
    Besinos preciosa, me gusta mucho como te han quedado.

    ResponderEliminar
  4. Pues te han quedado de lujo!! Yo me zampaba ahora unas cuantas :)
    besos

    ResponderEliminar
  5. Es raro que no lleven nada de grasa, pero tienen que estar buenísimas, y con esta presentación... mmm!!!

    ResponderEliminar
  6. A mi me pasó como a ti tambien les eche azúcar y no me dieron mas.Tus fotos muy guapas.besinos

    ResponderEliminar
  7. madre mia, con el vinito dulce esas galletas deben quitar el sentido...quñe ricas Lidia!!! Te han quedado estupendas. un besote

    ResponderEliminar
  8. Pues te han quedado geniales!!
    Yo también eché en falta azúcar, me parecieron sosas. Seguí la receta de la tía Alia y las hice finas, pero me gusta más el aspecto de las tuyas, más altas, porque las finas tienden a deformarse y a quedarse huecas.
    Besotes preciosa!!!

    ResponderEliminar
  9. Qué buena pinta. Te quedaron estupendas. Un saludo,

    ResponderEliminar
  10. Mmmmm deliciosas... me encantan. Las hago muy similares con pequeñas variaciones, me fascinan las pastas de vino!

    ResponderEliminar
  11. Para mi gusto te han quedado fantásticas y me encantan porque no llevan lácteos ni canela. Estas las hago sí o sí. ¿Cuántas te salieron?
    ¡Besos y feliz semana! :)

    ResponderEliminar
  12. Me gusta mucho la pinta que tienen tus pastas, hiciste bien en añadira azúcar, yo hice la receta tal y como la proponia tia Alia, y no me gustaron, de pinta bien, pero de sabor, nada de na, fueron un fracaso en casa, al único que le gustaron fue al perro!!

    ResponderEliminar
  13. Lidia de textura así gorditas te han quedado estupendas. Yo seguí las indicaciones de la receta y las hice bien delgaditas y me quedo con las tuyas de largo. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  14. Te copio la receta,pero probaré con mistela.Besos.

    ResponderEliminar
  15. Yo también llego siempre a todo in extremis. Tanto es así que esta vez ni siquiera he llegado. Me encanta ver la variedad de vinos que habéis utilizado todas. Y lo de la ralladura de naranja también me habría parecido una opción estupenda. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Me gusta como te han quedado, y veo que has metido la masa en la nevera como yo antes de amasar y formar. En mi casa gustaron más las más dulzonas, las que tenían dentro dulce de cereza, que aportaba mucho sabor.

    ResponderEliminar
  17. Jajaja, eso es lo divertido de los retos de Carmen que no sabes lo que te va a salir... pero creo que tu has acertado de lleno, tienen pinta mas bien como de mantecados no?
    Yo opté por la salada y aunque sencilla quedó rica, rica... pero me apunté las pastas para hacerlas en otra ocasión no te creas que se me escapa nada.
    Nieves

    ResponderEliminar
  18. Te han quedado unas pastas de lujo, perfectas para acompañar un buen café con las amigas.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  19. Yo me decanté por el reto salado, pero no quiero quedarme sin probar estas pastas de vino.. te quedaron estupendas!!! Besoss,

    ResponderEliminar
  20. Yo me decanté por el reto salado, pero no quiero quedarme sin probar estas pastas de vino.. te quedaron estupendas!!! Besoss,

    ResponderEliminar
  21. ¡Qué bien te han quedado las pastas! la verdad es que no me sentía muy inspirada con la receta dulce de este mes, y me decanté por la salada. Lo has bordado y las fotos preciosas ¡reto conseguido!. Besos

    ResponderEliminar
  22. Hola guapa, cuánto tiempo sin venir por tu cocina, pero aprovechando el reto de Carmen no quería perderme tu aportación. A ver si el tiempo me da tregua y vuelvo a las visitas a los blogs amigos, entre unas cosas y otras nunca encuentro tiempo.
    La verdad es que te han quedado unas pastas estupendas y te habrán salido un montón con esas cantidades, porque a mi me salieron bastantes y utilice una proporción mucho menor. Veo que ha habido diversidad de opiniones en cuando a si gustan o no. Particularmente no me parecen algo extraordinario.

    Un besito enorme,

    ResponderEliminar
  23. Suele pasar que algunas recetas no nos acaben de gustar, pero te aseguro que se ven deliciosas de verdad! besotes

    ResponderEliminar
  24. Tienen una pinta estupenda...estas pastas me recuerdan el momento mas dulce del año...la Navidad...!!! Ahora estos dias de tanto calor no le venia bien al cuerpo, pero bueno...le acompañamos con un vino dulce fresquito y dos o tres caen seguro Lidia...la presentación...preciosa...!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Pues te han quedado preciosas, y la pinta es de estar bien ricas, y lo que me ha encantado es ese sobao, que voy a verlo detenidamente ahora mismo. Mil besicos

    ResponderEliminar
  26. Soy compi tuya de reto y aunque no te hayan gustado demasiado el aspecto es delicioso, y las fotos de un gusto exquisito, me encanta tu propuesta. Muchos besitos y me quedo como seguidora, aunque lo soy desde hace tiempo en la sombra je, je.

    ResponderEliminar
  27. Yo también les puse azúcar y se les notó un montón. Las tuyas tienen una pinta deliciosa!!

    ResponderEliminar
  28. Se ven muy bonitas Lidia y el hecho de que vayan sin mantequilla ni huevo ya es importante, sobretodo para la gente con el colesterol alto, así pueden darse un capricho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Hola, Lidia.
    Hemos sido compañeras de reto, aunque yo preferí la salada.
    Tus galletas se ven MUY buenas. La textura, el color, se me ocurren además perfumadas (¿cuánto faltará para que las pc nos permitan percibir fragancias ???).
    Tus fotos son preciosas. Es siempre un gusto visitar tu blog.
    Saludos desde Córdoba (RA)

    ResponderEliminar
  30. Lidia, arriesgaste mucho con dejar la receta dulce para el final, sabiendo cómo se las gastan las recetas de la tía Alia. Ya sabemos que para gustos, los colores, y hay tantos, que si no nos va uno tenemos otros para elegir. Yo también me quedo con otras pastas de textura más crujiente, pero te tengo que confesar que aunque en casa no entusiasmaron, todas terminaron en el buche, je je je.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  31. Buenas noches Lidia, en mi casa pasó como en la de Yolanda. No gustaron mucho pero no quedó ninguna. Estas tuyas tienen un aspecto inmejorable.
    Bss
    Mar

    ResponderEliminar
  32. Hola Lidia, aquí me tienes una semana después de la publicación del reto y con muchas ganas de pasearme por los blogs participantes. He tenido a mis suegros instalados en casa desde el lunes y me han mantenido ocupada y alejada del ordenador. De ahí el retraso en visitarte :)

    Creo que tu y yo tenemos gustos parecidos porque me suscribo completamente a lo que dices sobre el sabor de estas pastas. No son para tirar cohetes, yo también prefiero las de té de toda la vida hechas con manteca o mantequilla. Qué ricas, esas si que me gustan.

    Pero, mira, si algo bueno ha tenido para ti preparar estas pastas es que tu hija te lo ha agradecido y, por lo que cuentas, mucho.

    Gracias por participar en el reto un mes más y hasta pronto !!!

    Bss

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe