PROFITEROLES (DE NATA)

lunes, mayo 20, 2013

Comenzamos la semana con estos bocaditos de nata. Una idea estupenda si queréis quedar como reyes con vuestros invitados al café. Son tan pequeños, que lo difícil es no repetir y repetir. Los profiteroles o petisús son unos pastelitos en forma de bolita elaborados con pasta choux. En esta ocasión los he rellenado de nata, siguiendo la receta de Su, de Webos Fritos, aunque se pueden rellenar con ingredientes tanto dulces como salados. Se me ocurre prepararlos con un poco de queso Burgo de Arias y mermelada de pimiento rojo...., seguro que sería un bocadito de lujo. 


Y hablando de queso Burgo de Arias, ¿os acordáis de la prueba por equipos del programa que emitieron el día 7 de mayo de Masterchef?, pues aquí os dejo el enlace por si no os acordabais (pinchad aquí si lo queréis ver en grande) , y también os dejo el enlace de mi receta de la semana pasada, la tarta de queso Burgo de Arias que os presentaba el lunes pasado. Y ahora vamos con la receta de profiteroles.

INGREDIENTES PARA LA MASA CHOUX:
  • 130 gr. de agua
  • 120 gr. de leche
  • 100 gr. de mantequilla
  • 1 pellizco de sal
  • 5 gr. de azúcar
  • 100 gr. de harina de repostería
  • 4 huevos medianos o 3 grandes
  • Para el relleno de nata:
  • 200 ml. de nata para montar
  • 50 gr. de azúcar glass
  • Para decorar:
  • Azúcar glass o chocolate fundido

PREPARACIÓN:
Precalentamos el horno a 180º mientras vamos haciendo la masa. Para ello en un cazo pondremos la leche, el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar. Removemos bien con las varillas hasta que comience a hervir. Cuando ocurra ésto retiramos el cazo del fuego y añadimos la harina tamizada de golpe, seguimos removiendo con unas varillas  en el fuego hasta que todo esté bien integrado y comience a salir la grasa de la mantequilla a la superficie (podemos hacerlo con unas varillas eléctricas, aunque yo lo hice con unas manuales). Entonces retiramos del fuego y añadimos el primero de los huevos, removemos bien hasta integrar, así haremos con todos, de uno en uno.


Introducimos la masa en una manga pastelera (con boquilla lisa o rizada, yo puse esta última) y vamos haciendo bolitas pequeñas sobre la bandeja de horno con papel vegetal. Los pondremos separados porque luego crecen en el horno. Una vez que hayamos llenado la bandeja la introducimos en el horno durante unos 30 minutos. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. 


Mientras se enfrían montaremos la nata con unas varillas eléctricas, añadiendo el azúcar glass cuando ya esté casi montada ésta. Introducimos en una manga pastelera la nata. Abrimos con un cuchillo de sierra los profiteroles y rellenamos éstos, en el hueco, con la nata. Espolvoreamos con azúcar glass por encima y guardamos el el frigorífico hasta la hora de servir. También podéis añadirle chocolate fundido por encima y nos recordará aún más a los auténticos profiteroles.

¿Veis qué fácil?. No creo que os podáis resistir a ese placer intenso de comer y comer profiteroles y además comprobando lo sencillo que es prepararlos.
Lidia.

También te gustará

21 comentarios

  1. Gosto tanto e esses ficaram lindos e com um recheio mesmo ao meu gosto.
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  2. ¿No montas la nata con la KA?... Oye, qué ricas se ven!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a arreglarlo. Ha sido un lapsus. Queria decir varillas electricas.

      Eliminar
  3. Nunca he preparado esta masa en casa pero visto el resultado no tardaré mucho en prepararla. Como bien dices, estos bocaditos son un peligro, empiezas y no puedes para así que habrá que hacerlos cuando venga visita a casa así tocamos a menos, jajaja.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  4. Tengo muchas ganas de hacerlos algún día caseros. Que buenos se ven.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Postre favorito de mi hijo pequeño. Igual rellenos de nata que de trufa son deliciosos !!

    Bea

    ResponderEliminar
  6. Fantásticos, con una buena nata son lo más. Bss.

    ResponderEliminar
  7. Qué pinta que tienen estos profiteroles! Me encantaría provarlos salados, como tu has dicho, con queso fresco y mermelada de pimiento!
    Tienen que estar de muerteee!

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  8. ¡Por Diossss!! ¡Qué ricuraaa!! me los llevo ahora mismo, y la idea del queso y la mermelada de pimientos...mmm!!! Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Me llevo unos dulcecitos para el café a ver si me desestreso un poco jiji que estoy como las motos! Besitos!!

    ResponderEliminar
  10. mmmm, quñe ricos! a mi me los pones bañados con una capita de chocolate y ya me haces feliz...te quedarne stupendos! un beso

    ResponderEliminar
  11. hace siglos que no los hago, pero no sabes como me gustan, te han salido perfectos. Besos

    ResponderEliminar
  12. Llevo mucho tiempo sin hacer profiteroles, me da por temporadas, ¿no te pasa con otras cosas? Son unos bocaditos deliciosos. Besos

    ResponderEliminar
  13. Mi preciosa Lidia que bonitos te han quedado, y que bien hechos, esta pasta no sale bien siempre, y tu lo has bordado, como te sale todo divino y bien hecho, y rellenos de nata son mis preferidos te han quedado divinos. Mil besicos querida amiga

    ResponderEliminar
  14. Te han quedado muy bien, es algo que tengo pendiente. Me llaman la atención los rellenos salados.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Que buenos se ven!! Yo los rellenaría con una cucharadita de dulce de leche y estoy segura de que no pararía hasta terminarlos ;)
    Me los apunto.
    saludos

    ResponderEliminar
  16. Se ve muy bien absolutamente delicioso y muy bellos me llevaría unos cuantos para mi desayuno,abrazos y abrazos.

    ResponderEliminar
  17. Deliciosos!! Es una de esas cosas que tengo enpendientes y nunca me decido a hacer. Besos

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe