TALLARINES CON SETAS Y TRUFA (PASTA CASERA, PASO A PASO)

viernes, mayo 17, 2013

Más de dos años sin estrenar la máquina de hacer pasta,,,,y por fin me he decidido. No os imagináis cómo disfrutó Laura haciendo la pasta casera, ella quería darle a la manivela y todo, y cuando llegó su padre le dijo: ¡papá, mira lo que hemos hecho!, je,je....¡cómo disfrutan los niños en la cocina!. La experiencia ha sido estupenda, y, si, se ensucia un poco, con harina por todos lados, pero la diferencia vale la pena. Es muy fácil prepararla, muy pocos ingredientes los necesarios y si no tenéis máquina de hacer pasta podéis ver como lo hace mi amiga Ana María en Pequerecetas, sin ella, y le quedan igual de estupendos.Yo he visto varias recetas de pasta caseras, muchas diría yo, y al final me he decidido por seguir un poco más la receta de Virginia, de Sweet & Sour, aunque usando semolina, como ella aconsejaba. Preparamos tallarines para nosotros y espaguettis para Laura. Yo decidí preparar una receta que no enmascarara mucho la pasta, para poder disfrutarla, y lo único que lleva es mantequilla, setas (trompetas de la muerte) y trufa (en conserva). A Laura se los preparé sólo con tomate, y no dejó ni uno... Además aprovecho, con esta receta, para presentarme al concurso de Paula, de Con las zarpas en la masa, que convoca para celebrar su cuarto cumpleblog. 

Los patrocinadores del concurso son Homenaje en la Cocina y Blume.


INGREDIENTES PARA LA PASTA CASERA:
  • 225 gr. de harina de trigo
  • 75 gr. de semolina
  • Media cucharadita de sal
  • 3 huevos frescos
  • Para los tallarines de setas y trufa:
  • 300 gr. de tallarines frescos
  • 30 gr. de trompetas de la muerte deshidratadas
  • 2 trufas en conserva
  • 75 gr. de mantequilla
  • Sal
PREPARACIÓN:
He amasado a mano esta primera vez, aunque Virginia también explica cómo hacerlo para los que tenemos la Kitchen Aid. Hacemos un volcán con la mezcla de las dos harinas y dentro añadimos los huevos y la sal. Empezamos a mezclar con un tenedor hasta amalgamar todo y después amasamos durante unos diez minutos a mano hasta integrar toda la masa y que quede elástica y homogénea.

Introducimos la bola de masa, envuelta en papel film, durante media hora como mínimo en el frigorífico. Después sacamos y cortamos en cuatro trozos. Estiramos con un rodillo uno de ellos y vamos pasando por el rodillo alisador de  la máquina de hacer pasta. Lo haremos varias veces (estará en el número más alto de vuestra máquina, la mía el 7). Después iremos doblando la masa y reduciendo el grosor del rodillo de la máquina hasta llegar a un grosor de unos dos milímetros. Una vez tengamos una plancha fina y rectangular la pasaremos por el rodillo de corte. Para que corra bien por el rodillo tendremos que ponerle harina por encima, y así no tendremos problemas. Mientras hacemos ésto con la primera bola de masa, las otras las tendremos reservadas en el frigorífico para que no se sequen, y procederemos con ellas como con esta primera.


Una vez que vaya saliendo la pasta ya cortada la pondremos a secar. Existen algunos aparatos específicos para ello, pero a falta de uno de ellos hay que improvisar, yo lo puse sobre el rodillo que uso para el fondant que estaba apoyado en dos vasos largos de cerveza, aunque podéis ponerlo sobre una percha o como dice también Virginia sobre el respaldo de una silla bien limpio.



Dejamos la pasta secar mientras vamos cortando la restante, y cuando la tengamos todas pondremos a hervir una cazuela con agua (1 litro de agua por cada 100 gr. de pasta). Añadimos sal al agua y cuando comience a hervir añadimos la pasta, y dejamos cocer unos tres minutos después de que el agua vuelva a hervir. Sacamos y escurrimos el exceso de agua, dejando un poco para añadir después a la salsa de la pasta.



Para preparar el acompañamiento de nuestra pasta pondremos la mantequilla en la sartén y cuando se derrita añadiremos las setas que previamente habremos hidratado en agua caliente durante una hora más o menos. Una vez que salteemos las setas en la mantequilla añadiremos la pasta y un poco de agua de la cocción removemos un poco y añadimos la trufa rallada. Servimos.

Como he dicho al principio la pasta resultó deliciosa, y el acompañamiento ideal, la mezcla de esta seta con la trufa es riquísima y acompañando a mis primeros tallarines caseros, supieron a gloria. Para terminar os enseño el plato de espaguettis que se comió Laura que quiso fotografiar, ella tampoco dejó ningún espaguetti en el plato.

En casa estamos deseando volver a preparar la pasta casera, la próxima vez creo que prepararé unos canelones, lasaña o algo similar...., ya estoy pensando....
Feliz fin de semana.
Lidia.

También te gustará

23 comentarios

  1. Una pasta riquísima. Me encanta.
    Las trompetas le dan un toque especial.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Qué rica! estoy deseando hacer pasta en casa ¿por qué no me animo?, porque siempre se me olvida cuando planificamos los menús, me lo voy a marcar para hacer al menos unos tagliatelle y probar la experiencia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. ohh Lidya, qué ricos!! Yo, siempre que voy a un italiano pido tagliatelle con setas y trufa, son mi debilidad, así que te puedes imaginar lo muchisimo que me ha gustado tu receta.

    Y os imagino a madre e hija, mano sobre mano con la harina y la cara manchadita, qué bien os lo pasaríais!!!

    Muchas gracias por participar en el concurso, que tengas suerte ;)
    Besos. Paula

    ResponderEliminar
  4. Viendo tu entrada, no me ha quedado más remedio que recordar el taller que Laura Piñero, del blog cocinax2 impartió hace pocos días en km0 club gastronómico.
    Lo has explicado tan bien, que parecía que estuviera en el curso, sólo que en directo se disfruta también de la profesora, de su compañía.
    para mí fue una sorpresa probar la pasta fresca, nunca antes lo había hecho y me entraron unas ganas locas d hacer pasta.
    Yo creo que ése es el éxito de un buen curso, que cuando termines te den ganas de comprar la maquinita y poner en práctica lo aprendido.
    jajaja, pero yo lo hice. Llegué a casa e hice raviolis de cacao con nutella y dulce de leche, que también nos enseñó Laura. Sin máquina. jajaja,
    si es que como tú dices, es muy fácil y muy divertido.
    Me encanta tu receta.
    Tu Laura seguro que disfrutó de lo lindo.
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  5. No sabes las ganas que tengo de la dichosa maquinita, porque la pasta fresca no tiene nada que ver con la seca que compramos. Y así, con las trompetas y la trufa...mmm!! Enhorabuena, está genial. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hace muuuucho que no hago pasta casera... desde que se rompió la laminadora me da una pereza horrible :) pero está tan rica!

    ResponderEliminar
  7. Desde luego que tiene que estar de puro lujo. Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  8. La pasta fresca hecha en casa es mi asignatura pendiente, que envidia sana me das hija. Una maravilla el plato de hoy, rico..rico.

    besines

    ResponderEliminar
  9. Vaya lujo el preparar la pasta en casa, me parece increíble. Tengo yo ganas de una maquinita de estas porque como bien dices, la diferencia ha de ser abismal.
    Os ha quedado perfecta, vamos, lo que debió de disfrutar la peque debió de ser muchísimo, pero lo que disfrutaste tú viéndola a ella... :)
    Besinos preciosa

    ResponderEliminar
  10. A massa feita em casa é uma verdadeira delicia.
    E cozinhada assim fica melhor ainda.
    Uma sugestão bem ao meu gosto.
    bjs

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que es un engorro hacer la pasta en casa, pero !qué diferencia! sale muy rica y es emocionante. Me encanta cómo lo has combinado con las setas y la trufa, un acierto. Mucha suerte guapa. Besos

    ResponderEliminar
  12. Rica rica la pasta casera, te quedo de fábula

    ResponderEliminar
  13. Las ganas que tengo yo por hacerme con una maquinita de esas. he hecho la pasta casera manual y me encantó pero me parece demasiado trabajosa.
    La tuya te quedó genial
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. que gustazo poder elaborar la pasta casera, asi tiene mejor sabor porque esta hecha con cariño..el aliñito con las setas y la trufa de categoria, me encanta! un besico y buen finde

    ResponderEliminar
  15. que gustazo poder elaborar la pasta casera, asi tiene mejor sabor porque esta hecha con cariño..el aliñito con las setas y la trufa de categoria, me encanta! un besico y buen finde

    ResponderEliminar
  16. Si tengo que elegir me quedo con los tallarines de setas y trufa. Pero tengo claro que he de animarme con la pasta casera aunque sea sin máquina.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Te han quedado fantasticos. el paso a paso muy bueno, igual que la receta. A mi tambien me gustan mas con semolina. Gracias por la mencion. Bss.

    Virginia "Sweet & Sour"

    ResponderEliminar
  18. Lo explicas tambien que parece fácil y entran ganas de comprar la maquinita.Una receta de lujo.Besos.

    ResponderEliminar
  19. Lidia, yo también me he estrenado recientemente en el mundo de la pasta casera, y conmigo, mi hija, que también estuvo dándole a la manivela. La receta verá la luz a poco menos de un mes, el día 12 de junio, justo cuando celebramos el #díadelapastafrescarellena, así que si te animas, tienes una cita.

    Hay recetas que cuantos menos ingredientes tengan, mejor. En tu caso, con la trufa y el sabor tan especial que tiene la pasta fresca, creo que hiciste muy requete bien en no añadir más ingredientes.

    Te deseo mucha suerte en el concurso de Paula.

    Besos, y feliz finde.

    ResponderEliminar
  20. Mi querida amiga, esta pasta tan casera y rica, y ayudada por esa pinche tan divina, se puede comer sola, aunque con esos pocos pero ricos ingredientes que le has puesto te ha quedado un plato para premio seguro, me imagino como disfruto la peque con las manos en la masa, esos recuerdos nunca se olvidan, haces muy bien en dejarla participar de esas experiencias . Mil besicos para las dos

    ResponderEliminar
  21. Ummm!!
    una pasta de lujo...
    setas y trufa.
    Esto debe de estar riquisimo!!!

    Mucha suerte

    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Una receta original y preciosa!
    Mucha suerte en el concurso!!! ;-)
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  23. Que buena es la casera verdad??. No le he puesto yo nunca semolina (nunca digo como si hubiera hecho mil veces). Solo la he hecho 2 pero merece le pena el resultado.
    De tu receta decirte que es de las que pido en el restaurante como paula porque me encanta. Te ha quedado con una pinta genial

    Mucha suerte en el concurso

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe