ALMUÑECAR, UN PASEO POR LA COSTA TROPICAL Y UN HELADO DE AGUACATE, QUESO Y MIEL DE CAÑA

viernes, julio 12, 2013



Me va a costar ser imparcial a la hora de hablar de Almuñecar y de la Costa Tropical, nada me va a hacer hablar mal de mi tierra....Siempre la Costa del Sol ha hecho sombra a mi querida Costa Tropical, incluso han llegado a confundirse por muchos....Eso ha sido malo para algunas cosas, pues siempre la Costa del Sol ha sido un destino más demandado,,,,pero lejos de perjudicar a nuestro turismo, el nuestro ha sido más selecto, más familiar, menos sofocante....y es que mi tierra puede ofrecer al viajero todo lo que busque....Almuñécar, en mayor medida que mi amada Salobreña, ha sabido explotar todos sus recursos, y su clima, el principal de ellos, es el que ha influido sobre todos los demás, haciendo multiplicar a Almuñecar, en la Almuñecar Cultural, la Almuñecar gastronómica, la Almuñecar familiar, la Almuñecar submarina, y, por qué no la Almuñecar canalla, con sus terrazas nocturnas a pie de mar....Almuñecar, Almuñecar y Almuñecar, fenicia, romana, musulmana, castellana, y en los últimos tiempos Almuñecar políglota.  Desde la playa de Cabria hasta la de Cantarriján, pasando por la de Calabajío, Pozuelo, Velilla, Puerta del Mar, San Cristobal, Cotobro, Fenicia, Marina del Este, La Herradura, diecinueve kilómetros de playas, alguna de ellas, menos concurridas y paradisiacas...., hacen que, junto con el microclima del que disfrutamos durante todo el año, parezca que estamos en el mismísimo Caribe. 





La ciudad ya estaba, pero para que una ciudad llegue a ser lo que es se necesita de las personas, nombres propios que hacen día a día que Almuñecar se haya convertido en lo que es. Siempre he pensado que el mejor patrimonio de una tierra son sus gentes, nombres propios, que, incluso sin llegar a nacer allí, se convierten en abanderados de una causa, convertir un lugar en aquel sitio donde todo el mundo quiera ir, y de eso saben mucho: José, Miguel, AntonioPilarHelena y Luis, Celia, Jorge, Juan Manuel, Trini, Rafael, Fina, Horacio,....y tantos otros anónimos que han conseguido convertir a Almuñecar en un destino turístico de primera magnitud, de hecho el único hotel de siete estrellas del continente se quiere construir en Almuñecar. ¿Alguién da más?.

Hace unas semanas tuvimos ocasión de descubrir la Almuñecar hospitalaria, una Almuñecar que nos recibió con los brazos abiertos para hacernos pasar un fin de semana de ensueño. La feria gastronómica del Almuñécar lleva años celebrándose, 15 en total, y este año ha querido hacer un hueco a los blogueros cocineros para hacernos partícipes de la gran oferta gastronómica de la que disponemos en esta tierra. Este encuentro no hubiese sido posible sin la ayuda del Ayuntamiento de Almunécar, de José Muñoz, "el helaero", y de mi gran amiga Helena del Valle, del blog Mi puchero. El gran poder de convocatoria de Helena, junto con el incuestionable atractivo de la ciudad, hizo que en pocos días el cupo para poder participar en el evento estuviese cubierto. Medio centenar de blogueros nos proponíamos el asalto a Almuñecar, antigua Sexi...


Algunos blogueros tuvimos la suerte de que el Cosistorio sexitano nos abriese las puertas del Palacete del Corregidor para hacernos sentir huéspedes de lujo en una ciudad de ensueño. Por este palacete pasan todas las personalidades y artistas que vienen a Almuñecar, y a nosotros nos hicieron sentir como uno de ellos. Después de dejar las maletas en el hotel y saludar a muchos de nuestros amigos blogueros nos dispusimos a cenar el el Restaurante Reina Sofía de Miguel F. Castilla (integrante del grupo de cocineros 4.0 y otro embajador de lujo de su tierra). Miguel cerró el comedor para nosotros y tuvo a bien ofrecernos un menú con muchos de los platos de su nueva carta, regados con vinos de Granada, vinos Fontedei, del los que ya os he hablado en otros post. El menú consistió en: Hummus con pimentón dulce y jamón, bacalao confitado con habitas y brotes, tartar de langostinos y mayonesa de aguacate, chuletillas de cordero sobre cous-cous y de postre brownie con helado de vainilla y sorbete de mango. Y terminamos la noche visitando la cocina de Miguel, y haciéndonos una foto de familia. La mayoría se fueron a la cama, y algunos trasnochadores de fiesta, a los pubs, situados en la zona conocida como los bajos, en el paseo del Altillo. Allí, en el Jaime Playa terminamos la noche con unas copas a la luz de la luna y sentados en la terraza situada en el mismísimo rebalaje...


Por la mañana nos esperaban en el Palacete de La Najarra, reconvertido en Oficina de Turismo para darnos las acreditaciones para la feria, después fuimos directos a la Feria para desayunar como unos blogueros se merecen. José "El helaero" nos trajo la cazuela mohína, dulce típico de Almuñécar, y cuya receta guarda su madre con celo. Acompañando a eso cafés calentitos que nos sirvió José también venían unos platos de jamón cortados por un salobreñero ya convertido en sexitano, Jorge, un experto cortador de jamón, que, desde Cortadores de Jamón de Almuñécar, y con los jamones Nevadensis, quiso hacer nuestro desayuno aún mejor, si cabe, puesto que con sólo el entorno del Parque del Majuelo, donde se celebra la feria, el desayuno era de lujo. Pero además, algunos blogueros llevamos diversas viandas para completar el desayuno, en concreto yo llevé dos hogazas de pan, mantequilla casera y mermelada de naranja amarga. Begoña tuvo a bien surtirnos de sus exóticas mermeladas, Reme de su excelente pan de molde y Jose que nos trajo una bollo de aceite XXL. En medio de tanto despliegue de bondades que nos ofrece nuestra tierra, Luis (el consorte-marido de Helena), junto con un compañero de la Asociación de pintores de Almuñecar nos hicieron entrega de un precioso regalo, una piedra pintada con los paisajes playeros de Almuñecar, todo un detallazo de muy buen gusto. También desde la web Todo para tu cocina nos regalaron las camisetas oficiales del encuentro.  Estábamos tan a gustito desayunando que nos hubiésemos quedado en la feria hasta el mediodía, pero nos esperaba un autobús para llevarnos a visitar dos lugares  emblemáticos de la comarca....


La primera visita fue a la Cooperativa "El Romeral", donde su presidente Antonio Romeral, presidente también del Consejo Regulador de la Denominación de Origen de la chirimoya, nos enseñó sus instalaciones, aunque en esta ocasión no estaban en funcionamiento, ya que los frutos tropicales que ellos trabajan aún no están en temporada. Pese a eso nos estuvo explicando el funcionamiento de las instalaciones para luego ofrecernos en la parte superior de sus instalaciones una mesa buffet llena de frutas, digna de reyes. Después, para terminar, teníamos otra sorpresa preparada y es que nos hicieron entrega de una botellita en miniatura de uno de los productos fetiche de este mi blog, el Ron El Mondero, fue nuestro Paco Izquierdo, el maestro ronero, el mismo que nos llevó las botellitas para tener un gran detalle con nosotros.

De allí a Jete, parada obligada si queremos conocer a un personaje peculiar. Éste es Horacio Calvente. El vino Calvente ha pasado a convertirse en uno de los mejores vinos del mundo, llego a ocupar también un lugar privilegiado en el Bulli, y forma parte de la carta de muchos de los mejores Restaurantes del mundo. Pues Horacio Calvente empezó de la nada, sin tradición vinicultora familiar, este agricultor empezó comprando una viña, sin tener en cuenta a su mujer, teniendo en cuenta que se gastó todos sus ahorros.... Menuda locura, una locura que se ha convertido en un sueño. No sé qué debió pensar Fina, su mujer cuando Horacio le contaba desayunando lo que había hecho unas horas antes, bajo los embriagadores efectos de alguna copilla de más. La cosa es que Fina, lejos de arrugarse empezó a colaborar con Horacio y es, sin que  éste se entere, el alma de la bodega. Nos confesó que no sabe inglés, pero que hace tratos mercantiles con muchos países, no le hace falta ni el idioma ella sola se basta para comercializar el vino que los ha hecho famosos. La bodega se ha ido ampliando a base de reformas, en una cochera nació un sueño, y ahí es donde se está gestando este mito. Pero no sólo son buenas uvas, buenas máquinas, buen clima, sino que todo ello no sería nada sin las horas de trabajo que dedica esta familia a su bodega. Años y años sin unas vacaciones, que, por otro lado tendrían más que merecidas, pero claro, la bodega no funciona sola y cada botella lleva aparejada muchas horas de esfuerzo personal y afán de superación. La recompensa ya la tienen, pero el camino hay que seguirlo....Conozco mucho este vino, hace bastantes años nos regalaron las primeras botellas que se comercializaban, cuando ya Calvente empezaba a hacerse eco. Allí en la bodega tuve ocasión de probar los vinos más nuevos de la bodega, un blanco un poco más económico que el blanco, buque insignia de bodegas Calvente, y pensado para tiempos de crisis, para que todo el mundo tengo ocasión de probarlo, se trata del Xte-o, que tiene un precio de mercado de 5 euros y que seguro que os encantará. También tenemos el Rosa-o, otro vino que junto con el blanco y el Castillejos, muestra el abanico de productos elaborados en la bodega. Una visita a una bodega sin una cata no es nada, así que después de conocer todas las instalaciones y la historia de las Bodegas Calvente, nos tocaba catar sus vinos.

El vino nos alegró la vuelta a Almuñecar, y de allí a la Feria Gastronómica en el Parque del Majuelo. Es tal el mimo con el que nos ha tratado Almuñecar estos días que nos tenían preparado un lugar de lujo para poder disfrutar de la feria al 100%. Nos prepararon las mesas en el escenario, en el rincón más fresco de la feria, y desde allí pudimos ir moviéndonos, como pez en el agua, para llevarnos la Almuñecar Gastronómica a la mesa.

 Cuando tienes tanto donde elegir es difícil decidirse, así que decidimos compartir entre todos, todo lo que llegaba a la mesa, con lo que al final probamos de todo. Hubo tiempo para todo, incluso para que nos entrevistaran en la radio a alguna. Entrevista que ya bajo los efectos sofocantes del alcohol ya no se ni como salió, je,je...




El postre llegó de la mano de José "el helaero" y de su Heladería Daniel, acompañanado del Ron el Mondero. Ese helado de chirimoya que prepara José tiene una cremosidad espectacular, ya tuvimos ocasión de probarlo en Gastrotur, y es que la pulpa de la chirimoya congelada está dando mucho juego para poder disfrutar de este tipo de postres durante todo el año.




Nos quedaba otro ratito divertido antes de irnos a descansar, en compañía de Juan Manuel, el concejal de turismo, nos fuimos a hacer una visita turísitica en el trenecito, donde algunos, embriagados por el momento, volvieron a su niñez....Allí pudimos contemplar las estampas más bonitas de Almuñecar, postales maravillosas que llevan al viajero a querer volver y volver...


Después de un obligado descanso nos tocaba de nuevo salir a comernos Almuñecar. Junto al parque del Majuelo se encuentra un bar de tapas del que habíamos oído hablar, y allí que nos fuimos algunos, no tengo testimonio gráfico del momento, pero los cubos de cerveza para los maridos, los vinitos para las mujeres y las tapas suculentas alegraron la cena del sábado. Velada que no acababa aquí, ya que teníamos cita en el Music Hall Bámbola, situado en la Playa de San Cristobal, en los bajos del hotel Almuñecar Playa, y que lo regenta Eloisa, pianista que fue en su día de Cine de Barrio de Jose Manuel Parada. Yo ya había tenido ocasión de visitar anteriormente este local junto con Helena, pero para el resto era una novedad, lo que no sabían era que iba a ser otro de los momentos especiales del fin de semana. Algunos, desinhibidos, se subieron en el piano a vivir su momento.... Y otras, como yo, llegaron sin zapatos al hotel, aprendiendo el mensaje de que los tacones hay que dejarlos olvidados en casa.



Después de un merecido descanso (es lo que tiene la vida ajetreada del bloguero....) nos tocaba desayunar para reponer fuerza, ya quedábamos pocos, puesto que muchos de nuestros compañeros se habían ido el día anterior o se iban esa misma mañana. Nos paramos junto a la feria, en el Lute, donde nos ofrecieron un desayuno de lujo y a un precio estupendo. Allí al lado, el mismo punto de encuentro para empezar la jornada dominical, el palacete de La Najarra o la Oficina de Turismo de Almuñécar. Álmuñecar puso a nuestra disposición a un guía turístico de lujo y después de ver las instalaciones del Palacete nos fuimos de nuevo al Parque del Majuelo, ésta vez no a comer, sino a ver su vegetación y su antigua fábrica de salazones, pasado y presente de Almuñecar. Después rumbo al casco antiguo por las bellas calles empedradas y llenas de macetas (que me recuerda tanto al casco antiguo de Salobreña), para culminar la visita en el Castillo de San Miguel, castillo que corona Almuñécar y desde donde se pueden apreciar las vistas más preciosas de esta tierra. Una visita más que interesante que ponía casi el colofón al este fin de semana. 


La última parada en la feria era para recoger la pulpa de chirimoya congelada que desde la Denominación de origen de la chirimoya nos regalaron.


Los últimos que quedamos fuimos a comer a la playa del Pozuelo, al Balate, del que ya os he hablado en este blog. Allí Celia, su propietaria, nos preparó un menú muy tropical y marinero, que, junto a las vistas espectaculares que ofrece su restaurante nos hizo sentirnos en la misma gloria. La pena era que después de ese último café se acabó nuestro fin de semana maravilloso en Almuñécar. Lo mejor para mí fue la escasa distancia que me separaba de mi casa, quince kilométros de recorrido en los que las lágrimas siguen haciendo acto de presencia mientras se suspira por un nuevo encuentro.



La receta que os traigo para ambientar este post (sigo teniendo un blog de cocina no un blog de viajes, recapitulemos entonces) es un helado muy de mi tierra, muy tropical, un helado de aguacate. No es sólo eso, he querido versionar el plato que os traía hace unas semanas y que precisamente probamos en el Balate del Pozuelo, el timbal de aguacate, queso de cabra y miel de caña y preparar un helado con estos ingredientes, aunque sustituyendo el queso de cabra por queso crema. El resultado espectacular, lástima que las fotos no le hagan justicia al helado, puesto que ese contraste de sabores es realmente sensacional.



INGREDIENTES (con estas cantidades obtendremos unos 400 gr. de helado):
  • Dos aguacates
  • 300 gr. de queso crema tipo "Philadelphia"
  • 100 gr. de nata para montar
  • 4 cucharadas soperas de azúcar
  • Un poco de zumo de limón
  • Para acompañar, miel de caña

PREPARACIÓN:
Preparamos primero el mix del helado. Para ello mezclamos bien el queso con el azúcar y batimos hasta su completa integración, después añadimos la nata líquida, sin montar (en este helado, particularmente no hace falta hacerlo). Metemos esta mezcla en el frigorífico a enfriar durante unas horas. Después sacamos y le añadimos los aguacates triturados y el zumo de limón. Removemos bien y vertemos en la heladera, por el vocal de la heladera, ya puesta en funcionamiento ésta. Tardará muy poco en mantecar, unos 20 minutos, ya que se trata de poca cantidad, además tiene mucha cremosidad por sus ingredientes. Sacamos y si no vamos a tomar directamente lo que haremos es congelar durante unas horas, que es cuando el helado estará en su punto. Si pasan más horas tendremos que sacarlo un ratito antes de servir  del congelador. Acompañamos regado por un hilo de miel de caña. Y a disfrutar.



Feliz fin de semana.
Lidia.


También te gustará

12 comentarios

  1. Lidia, cuando las palabras salen del corazón, es tan difícil ponerles freno, ¿verdad? Yo te imagino embargada por la emoción, por la alegría, por saber todo lo que ha disfrutado la gente y el buenísimo recuerdo que se van a llevar del evento y de las personas que estaban detrás de él. Son emociones difíciles de entender si de alguna manera no te ves involucrada en este tipo de eventos.

    Ayer leí la crónica de Ana, y la tuya es no menos meritosa porque no solo nos has dado buena cuenta de ese fin de semana, sino que además, nos regalas una receta. ¡Chica! ¿No crees que ahora te queda descansar? Preparar una entrada lleva lo suyo, pero una crónica como la tuya debió de llevarte mucho más que horas, horas que seguro que no contaste de tanta emoción que desbordabas.

    Espero que sigáis disfrutando de muchas ocasiones como estas porque al final, quienes están detrás, las personas, son las que mueven el mundo y las que harán que este evento sea el primero de muchos más por venir.

    Un beso y feliz finde!

    ResponderEliminar
  2. Genial el resumen de la estancia Lidia, me ha encantado el énfasis que has imprimido, y la relación de fotos y anécdotas. Creo de verdad, y no porque de telón de fondo sea Almuñécar, que pasásteis uno de los fines de semana más especiales que hayan tenido unos blogueros gastronómicos aquí en nuestro país, y mira que llevo viendo gastrotrips, gastrotour de muchas provincias etc, pero noto cierta pasión en lo que contáis, y eso no se ve por el número de platos, copas y bares que se muestran, sino porque desde las fotos se ve amistad y por supuesto una muy buena organización.

    Y oye, una pregunta muy tonta pero que ya me está picando la curiosidad ¿qué pasó exactamente en ese trenecito loco... que no he visto ninguna foto del mismo??? :))

    Bueno, y el helado me parece a mí que lo vamos a hacer, me seduce mucho la idea del aguacate como te comenté, supongo además que con la pulpa de chirimoya harás otro, por favor, que el último día no se me olvide llevarme de aquí género en condiciones, además del que nos diste! :)

    Un saludo, nos vemos luego.

    ResponderEliminar
  3. Dos veces me he leido ya tu crónica para poder asimilar y volver a disfrutar detras de cada palabra tuya el inmenso cariño que te ha guiado, la pluma, las horas y el esfuerzo que le has dedicado pero sobre todo, y lo que me llena de orgullo y de razón por admirarte tanto, ese pedazo de helado que es una gran creación y que, me encantaría se hiciera muy famoso, para que millones de personas descubrieran el dulce nombre de #Almuñecar con el sabor y la dulzura de tu postre. Me siento muy orgullosa de ser tu amiga porque eres #grande!!

    ResponderEliminar
  4. Qué maravilla de encuentro, cuánto trabajo, pero qué buen resultado, envidia me da (de la mala) no estar por allí. El heladito tremendo hija, qué delicia, ojalá encontrara aquí aguacates en condiciones. Besos

    ResponderEliminar
  5. Ay Lidia, cada vez que leo uno de los resúmenes revivo con nitidez los días tan bonitos que pasamos en Almuñecar...que buen sitio y que buena compañía...y la organización fantástica...


    Un besito!

    ResponderEliminar
  6. No solo de las vivencias del fin de semana pasado en Almuñecar vamos a tener un vivo recuerdo de los momentos compartidos...sino también de los grandes post que estamos compartiendo unos y otros...Visto este tuyo con todo el cariños que desprendes, mas pareces de allí que de Salobreña...pero eso ahora es lo de menos....Viva la Costa Tropical y Viva su Gente....!!!
    Besos, Enhorabuena y Suerte...!!!

    ResponderEliminar
  7. Por cierto Carlos, yo tengo fotos del trenecito...pero si quieres por privado...jajajajaja...!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Fantástico relato :)
    vaya combinación de ingredientes para un helado... pero todo hay que probarlo en esta vida ;)
    besos

    ResponderEliminar
  9. Un helado sorprendente aunque cada vez se ven más versiones con ingredientes que a priori no imaginaríamos emplear para un helado.
    Lo bonito de tener el blog son esos encuentros con otros cocinillas con los que sin duda se crean vínculos.
    Besos!
    Ana

    ResponderEliminar
  10. Lidia!! te ha kedado genial, que bien lo pasamos, quien va hablar mejor de esta tierra...se siente el calor tropical en tu crónica y el cariño se desprende de tus palabras. es un lugar maravilloso, lleno de gente tb maravillosa, como tu.

    Besitoss

    ResponderEliminar
  11. Pues para llevarme un poco del espíritu de esta quedada, te voy a robar ese helado de aguacate para ponerlo en práctica aquí. Sigue disfrutando tanto la cocina y participándonos de ello. Un besote.

    ResponderEliminar
  12. Ya veo que no te aburres y que maravilla de sitios...así da gusto...una delicia!
    Besotes

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe