ESPICHÁS CON HUEVOS FRITOS

viernes, julio 05, 2013

 Esta receta más que un plato en sí es un una reseña, un guiño a mi tierra, una forma de vida. Las espichás o boquerones secos se han preparado a lo largo de los años. Era normal ver a los trabajadores llevarse un bocadillo de espichás con un huevo frito para tomar a media mañana, después de llevar muchas horas levantados en el duro trabajo. El olor de estos boquerones mientras se fríen es uno de los olores de mi infancia.....aunque yo nunca me los he comido. Esa es la razón por la que aún no había publicado esta receta, pese a que me parece una receta fascinante, no la he comido nunca, manías de niña... Hablamos de un técnica, el de secado del pescado ancestral, y no debemos estudiar mucho el tema para intuir que esta forma de comer el pescado se haría para dar salida al exceso de boquerones que pudiese llegar a los mercados. Yo os voy a poner la receta de mi madre, ella siempre ha secado los boquerones en una aguja de las de hacer punto o tejer, aunque la técnica propia es la de ensartarlos directamente en un canuto o cañavera. Alguna gente no es partidaria de secarla en verano para evitar el tema de los insectos, aunque los sabios en la materia restriegan limón en los boquerones para evitar que los insectos acudan a la llamada olorosa del pescado. Mi madre para evitar ésto y sin ponerle limón los seca directamente en su cocina en verano, y en la terraza en invierno. No son necesarias muchas horas para el secado, basta con un día en el exterior, y algunas horillas de más si lo hacemos dentro. Una vez seco se fríe con ajos y se acompaña de un huevo frito y pan.




El otro día cuando Juana, de La Cocina de Babel publicó la propuesta de #cocinacallejera, se me ocurrió que podía presentar estos boquerones secos o espichás, que ya tenía prevista de publicar. Lo más curioso es la semana pasada me encontré que en un Restaurante bastante chic de Salobreña tienen dentro de carta las espichás con huevos fritos...., me sorprendió que se tratase de una propuesta tan gourmet (y lo digo por el precio), pero de lo que no hay duda es de que esta propuesta es ideal para tomar en una terracita, a pie de playa, en uno de los muchos chiringuitos que tenemos por aquí.


INGREDIENTES:
  • Boquerones muy frescos
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Huevos
  • Pan
PREPARACIÓN:
Lavamos los boquerones bien y añadimos sal, más de la habitual que usaríamos para salar unos boquerones fritos sin más. Procedemos a ensartarlos en la aguja o en el canuto o cañavera de la forma que véis en la foto de arriba. Colgamos donde puedan airearse, y dejamos durante unas 24 horas aproximadamente, comprobando que no queden excesivamente secos.
Una vez secos quitamos la cabeza y frerímos en aceite, sin enharinar ni nada, acompañados de unos dientes de ajo. En otra sartén freímos un huevo y servimos sobre una tosta de pan como he hecho yo, o en un plato, sin más, con un poco de pan para acompañar, o en un bocadillo,...como más os guste.
Tengo entendido que hay una empresa en Motril, El ingenio de San José, que ya vende las espichás, estos boquerones secos de cañavera. No sé cuál es el ámbito geográfico en el que se comercializa, pero si queréis probar este manjar sin tener que hacerlo vosotros puede ser que se pueda conseguir a través de tiendas online, pero aún no tengo mucha información sobre el tema.
Bueno, os dejo con estas espichás, esperando que las probéis vosotros y que yo me anime algún día a hacerlo también, estoy segura que me gustarán....pero hay un no se qué que me ha impedido durante estos años hacerlo.
Feliz fin de semana.
Lidia.


También te gustará

34 comentarios

  1. qué pasada de aportación has hecho!!! no había oído nunca lo de los boquerones secos

    Enhorabuena, plas, plas, plas.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. que entrada tan didáctica, nunca había oído hablar de la preparación de los boquerones así. y acompañados con huevo en un bocadillo debe estar riquísimo. mucha suerte en el concurso. besos!

    laurilla fondant

    ResponderEliminar
  3. pero que buenos porfavor!! te sigo desde: http://lacocinitadearoa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Me encantan tanto de boquerones como de sardinas..estan riquisimos con los huevos!! Feliz finde!!

    ResponderEliminar
  5. Yo no las conocía! Interesantes y ricas, seguro.

    ResponderEliminar
  6. La primera noticia que tengo....pero siempre aprender es bueno...!!! Los boquerones me encantan, asi que me los a mi repertorio...y esos huevos por Dios...!!! De quitar el sentiò...
    Excelente aporte....nosotros todavia no hemos publicado el nuestro...estoy en plan.....vaguete...quiza???
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Nunca tinhas visto anchovas s secar.
    Achei a sugestão muito ineressante
    bjs

    ResponderEliminar
  8. qué cosa tan original!...nunca había oído lo de los boquerones secos!

    ResponderEliminar
  9. Lidia preciosa!!!..que preciosa entrada!! me encanta desde el principio al fin..nos explicas todo tan bien y es tan entrañable que me dejaste con el corazón feliz!!!!
    No se si lo servirán en los restaurantes de lato copete..pero yo sin duda disfrutaría mucho más de esta delicia en una de las lindas playas que tenéis ahí, en un chiringuito con una cerveza bien fría seria para subir al cielo!!!!
    Eres muy linda y te agradezco mucho tu aportación :) mucha suerte, que por cierto no la necesitas :)
    besitos mi guapa!

    ResponderEliminar
  10. Nunca se me hubiera ocurrido, es quizá cómo una mojama? De todas formas creo que con una cerveza bien fría irían perfectos, ainss el huevo ya me puede!!! Besos

    ResponderEliminar
  11. Nunca se me hubiera ocurrido, es quizá cómo una mojama? De todas formas creo que con una cerveza bien fría irían perfectos, ainss el huevo ya me puede!!! Besos

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado, lo sabes, y no lo conocía!

    ResponderEliminar
  13. no he probado nunca los boquerones secos pero la pinta es muy rica y acompañados del huevo, una delicia.saludos.

    ResponderEliminar
  14. Menudo lujazo de receta; si es que como las recetas tradicionales de nuestras tierras y con el toque de las madres no las hay. Te augurio buenos resultados en el concurso, la receta se los merece.
    Buen finde

    ResponderEliminar
  15. Que buena receta, esto hay que conseguir que no se pierda, que son tesoros.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Mi querida amiga, como ya sabes vivo en un pueblo con puerto de mar, y por esa razon se seca mucho pescado, como pulpo musina, bonito y muchas cosas mas, y me ha sorprendido ver esta delicia, nunca he visto el boqueron secar, y por aqui se cosume mucho en casa nos encanta, y fijate lo que nos estabamos perdiendo, voy hacerlos ya mismo, con ese huevo frrto todo un manjar, no puede ser mejor receta para ese precioso concurso. Un abrazo enorme preciosa amiga

    ResponderEliminar
  17. No sabía esta manera de hacer los boquerones, pero seguro que tienen que estar buenos.
    Lidia cada vez que entro en tu blog el antivirus me avisa de que tiene una URL maliciosa y señala la de Olé tus fogones, imagino que debes tenerlo como favorito, no sé si le pasa a alguien más.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Jo, el pan con las espichás y el huevo dan hambre incluso justo después de haber desayunado. Suerte en el concurso. Un besote.

    ResponderEliminar
  19. Nunca, nunca habia visto los boquerones secos, "espichaos" (que en Málaga, cuando decimos que alguien la ha "espichao" es que se ha muerto). Me ha encantado, me ha gustado muchisimo ésta entrada, me has enriquecido cultural y gastronomicamente...muchas gracias.
    No sé si sabrás que mi familia materna eran marineros, marengos, de hecho la base de la pesca de mi abuelo eran los boquerones, tenía una jábega (una barca) y jamás había escuchado de hablar de ésta técnica.
    Es ideal que la hayas puesto, que hayas compartido éstas costumbres ancestrales y que sigamos conociendo la historia de nuestros mayores.
    enhorabuena!!!!

    ResponderEliminar
  20. Yo como Beatriz nunca había oído hablar de los boquerones secos, pero este bocadillo con huevo tiene una pinta espectacular. Suerte en el concurso!!!!Bs

    ResponderEliminar
  21. Pues Lidia, yo nunca las he probado, pero seguro que me encantan porque el boquerón me vuelve loca. Besos

    ResponderEliminar
  22. estos platos son los mejores, los de siempre los que te traen recuerdos..que pintaza tienen sobre esa hogaza de pan. un besote

    ResponderEliminar
  23. Seguro que son un bocado absolutamente delicioso. La pinta es fabulosa Lidia. Viva Andalucía y su gastronomía!!!

    ResponderEliminar
  24. Que belleza de fotos....me encantaria probarlo!!....disfruta del verano....esa vinagreta de chirimoya me encanto!!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  25. Qué cosa más curiosa Lidia, creo que no soy la única que hoy ha aprendido una recetanueva. Jamás había oído hablar de las espichás y me parece que me estoy perdiendo algo bien rico.

    Me entra una duda, y es que el pescado se pueda estropear con estos calores. Ya veo que no pero no puedo evitar pensarlo y comentarlo.

    Suerte en el concurso :)

    ResponderEliminar
  26. Pues hablando de recetas gourmets, no sé si sabrás que hay muchos restaurantes que te piden un ojo de la cara por unas simples migas, esas que durante tantos años han alimentado a los pastores y a los labradores del campo, y mira ahora. Así que no me extraña que como ahora parece que valoramos mucho más lo tradicional, haya restaurantes que quieran aprovecharse del tirón de esta moda y pidan lo que piden.

    Tu receta no la conocía en absoluto. Mi familia procede de tierras de más al norte y mi conexión con la gastronomía viene más de ese lado. Pero me ha parecido muy interesante lo que nos cuentas sobre una receta tan, tan tradicional en tu tierra.

    Mucha suerte en el concurso.

    Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
  27. Un dia pasando como cada vez que voy, por el mercado de Almuñecar los vi en un puesto, y me pregunte de que manera preparar, y me has iluminado, gracias Lidia, me encanta , y las fotos geniales

    ResponderEliminar
  28. Que curioso nombre!!
    Nunca lo había oído, y tampoco he probado los boquerones secos, hay, hay, hay...esto tengo que probarlo yo.
    Si señora una tapa de lo más rica.
    Un saludo y buena semana.

    ResponderEliminar
  29. Nunca había escuchado sobre estas espichas pero me parece todo un descubrimiento. Además acompañarlo con pan y huevo frito me parece sublime. La cocina sencilla y respetuosa de los sabores originales de los ingredientes me parece todo un acierto en la gastronomía y esta receta me parece que lo cumple. Gracias por compartir tus conocimientos gastronómicos y gracias a Juana y a su "Cocina Callejera"

    ResponderEliminar
  30. Nunca había escuchado sobre estas espichas pero me parece todo un descubrimiento. Además acompañarlo con pan y huevo frito me parece sublime. La cocina sencilla y respetuosa de los sabores originales de los ingredientes me parece todo un acierto en la gastronomía y esta receta me parece que lo cumple. Gracias por compartir tus conocimientos gastronómicos y gracias a Juana y a su "Cocina Callejera"

    ResponderEliminar
  31. Tu receta me ha transportado a la playa y a Galiza, mi abuela hacía lo mismo con las sardinas, ahí se llaman sardinhas lanhadas, y son una de las cosas más ricas del mundo mundial. Pq será que las cosas sencillas son las más ricas?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Yo me lo tomaría a pie de playa pero en casa también, me gusta la receta, me gustan los boquerones y el cómo has fotografiado el paso de secado para los que no lo hemos hecho nunca, me parece divino. Una deliciosa #comidacallejera, suerte, guapa
    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Me viene a la mente la escena de mi abuela en la cocina, a las 5 de la mañana, preparando este bocadillo a mi abuelo que entraba a la fabrica de papel en el turno de las 6.
    Y subirme con ella a la terraza la tarde de antes para controlar, carton en mano a modo de matamoscas casero, que no se acercaran a los boquerones. Con el tiempo pulimos la tecnica y cubriamos las cañaveras (mi abuela decia que era mejor en cañaveras) con una red muy fina.
    Nunca llegue a probarlos, he de ser sincero. Pero era el bocata preferido de mi abuelo.
    Gracias Lidia por haberme hecho sentir niño de nuevo por un ratito.

    ResponderEliminar
  34. Una receta curiosa y la verdad entiendo que de pequeña te resistieses...yo lo hacía también con las sardinas saladas (arangadas) que mi padre adoraba cenar los domingos... este tipo de comida nos parece extraña de peuqeños...pero ahora...vamos... esto tiene que estar buenísimo!!!!
    Un plato de esos de pecar con pan y un buen vinito!

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe