TARTA DE QUESO Y CHOCOLATE BLANCO CON MERMELADA DE FRUTAS DEL BOSQUE

miércoles, julio 10, 2013

 Hace ya mas de un año que probé esta tarta de la mano de Begoña, y quedé impactada. Es una de las mejores tartas de queso que he probado, si no la mejor. El otro día Ana María, también la publicaba, y ese fue el empujoncito necesario para que yo también terminara de hacerla. Ellas le ponen confitura de frambuesas en lugar de la mermelada casera de frutas del bosque que le he puesto yo. Es la primera vez que hacia la mermelada con frutas del bosque, y además con el añadido de que éstas eran congeladas (de LIDL), puesto que aquí me resulta casi imposible comprarlas frescas, y además si las hay es a un precio elevado. Con la bolsa de LIDL, que cuesta 3 euros y que podéis encontrar a veces en oferta a 2 euros, nos dará para hacer un bote grande, los dos medianos que vemos en la foto y aún sobra para medio más de éstos. La mermelada sale estupenda, pese al miedo que tenía de usar fruta congelada para hacerla, puesto que es la primera vez que preparo mermelada con la fruta congelada. De cualquier forma, con confitura de frambuesas o con mermelada de frutas del bosque, la tarta es increíble, el punto de cremosidad que le aporta el chocolate blanco es extraordinario.




 INGREDIENTES: 

  • Para la base:
  • 200 gr. de galletas tipo Digestive
  • 100 gr. de mantequilla
  • Para la mermelada de frutos del bosque:
  • Una bolsa de frutas del bosque congeladas de 750 gr.
  • 375 gr. de azúcar
  • Un poco de zumo de limón
  • Para la tarta:
  • 360 gr. de chocolate blanco (si os queréis lucir poned productos de calidad, el chocolate que le puse el de Nestlé Postre blanco)
  • 450 gr. de queso Philadelphia (se puede hacer con marca blanca, pero si podéis usad éste)
  • 250 gr. de nata líquida
  • 180 gr. de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de extracto de vainilla





PREPARACIÓN:
La mermelada la podemos hacer una día o días antes. Para ello tendremos en cuenta los consejos que os daba en su día para preparar conservas caseras. En cuanto a la preparación de la mermelada, la pondremos en un cazo donde nos quepa la fruta y el azúcar. Suelo poner siempre de proporción el doble de fruta que de azúcar, y añadir un poco de limón para que no se oxide la fruta. Dejamos a fuego medio-bajo hasta que haya alcanzado la consistencia de mermelada. Con estas cantidades en unos cuarenta minutos estará lista. Procedemos al llenado de botes y posterior esterilización del modo que os explico en el post de referencia. En caso de usar la mermelada en los siguientes días a su elaboración podéis evitaros todos estos pasos, y meterlo directamente en un bote (eso si, esterilizado) e introducirlo en el frigorífico (cuando la mermelada se haya enfriado), hasta su posterior uso. 
Para preparar la tarta lo primero será hacer la base. Trituramos las galletas con una picadora o  metidas éstas en una bolsa de congelación y pasándole el rodillo durante un ratito hasta que las galletas se deshagan totalmente, y lo mezclamos con la mantequilla derretida. Expandimos ésta mezcla en un molde desmontable (el mío de 22 cm. de diámetro), con una base de papel vegetal y engrasados los laterales bien con mantequilla o spray desmoldante (yo uso éste y no tengo ningún problema en el desmoldado posterior). Metemos el molde en el frigorífico mientras preparamos la tarta.
Ahora  vamos con la preparación de la tarta. Derretimos el chocolate blanco junto con la nata líquida en un cazo al baño maría. Una vez derretido dejamos enfriar. Ya fría la mezcla, batiremos el queso con el azúcar (yo he usado el batidor plano de la Kitchen Aid), podemos hacerlo con un tenedor, pero no uséis las varillas porque meteríamos mucho aire a la mezcla, y sólo es suficiente mezclar e integrar. Cuando hayamos mezclado el azúcar con el queso, iremos añadiendo uno a uno los huevos, no añadiendo el siguiente hasta integrar el anterior. Añadimos también la esencia de vainilla. Y, por último, añadimos poco a poco la mezcla de chocolate blanco. Ya todo integrado lo añadimos con cuidado dentro del molde que tenemos preparado en el frigorífico. Añadimos unas cucharadas de mermelada dentro y removemos con una brocheta para que se distribuya bien. Horneamos la tarta de la siguiente forma. Con el horno precalentado a 160º, tendremos una bandeja llena de agua en la segunda ranura del horno y en la siguiente, encima, en la tercera ranura, pondremos la rejilla, sobre ella el molde. Horneamos durante una hora. Apagamos el horno y dejamos enfriar totalmente la tarta dentro. Yo la tuve tres horas dentro, sin abrir el horno, así evitamos que la tarta se baje.
Sacamos y metemos en el frigorífico durante unas horas o hasta el día siguiente. Añadimos por encima la mermelada. Nosotros no fuimos capaces de esperar tantas horas, por lo que al cortarla aún le faltaban algunas horas para estar totalmente cuajada, pero eso no fue inconveniente para terminar con las porciones de muestra. 

Aguanta perfectamente un par de días en el frigorífico, pero no creo que os dure mucho más. Realmente está absolutamente deliciosa.
Lidia.

También te gustará

28 comentarios

  1. No me extraña que no esperaséis!!! Doy fe...una tarta riquísima. Tengo que ir a por esos frutos rojos, nunca los he comprado.

    ResponderEliminar
  2. Jo, Lidia, me has dejado con ansiedad!! Yo tengo la suerte de tener en el campo unas zarzamoras y frambuesas, así que ya les estoy dando salida. Muchas gracias por la receta, ya te contaré. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Con lo que a mi me gustan, o mejor dicho, me apasionan las tartas de queso, dudo también que pudiera esperar mucho para comerme una porción. Si me pasa hasta con un bizcocho de lo más corriente ... je je je.

    Es innegable que la pinta que tiene tu tarta es estupenda. Sigo pensando en mis gustos y la elección de una mermelada con frutos del bosque me parece estupenda, mucho más que la clásica mermelada de fresa, que me echa un poquito para atrás.

    Pero mucho me temo que disfrutar de una tarta como esta tiene su tiempo de espera, pues con este calor, a ver quién es la valiente que mantiene el horno encendido durante taaaanto tiempo.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Lidia, viniendo de Begoña y habiendo pasado por tu horno, no me cabe la menor duda que esta tarta tiene que ser (posiblmente) la mejor tarta del mundo mundial. Para los que gusten de las tartas de queso...claro!

    Las recomendaciones sobre preparar mermelada con frutos congelados las tomaré en cuenta. Me parece una idea genial que jamás me había planteado.

    Gracias :)

    ResponderEliminar
  5. Me voy acercando, blog a blog, a esa tarta de queso y chocolate... mira que no estoy nada convencida, pero me estais conveniendo entre todos!

    ResponderEliminar
  6. mmm, yo también me he quedado impactada! Pero qué pintas!!!
    La combinación de queso con chocolate blanco siempre me ha encantado pero, si además le ponemos mermelada de frutas del bosque ya queda para chuparse los dedos!
    Me encanta como te ha quedado
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Las tartas de queso nos gustan de todas las maneras, las de horno son las que menos hecho, pero las que hicimos nos encantaron. Con queso y chocolate blanco nos parece una pasada, y viniendo de Begoña nos imaginamos que será una tarta riquísima. Pintaza!!

    ResponderEliminar
  8. Seguro que está maravillosa, la receta es fantástica!! las frutas del bosque también las compro yo, me gustan tenerlas en el congelador como fondo para postres, la mermelada también es deliciosa!! Besitos!!

    ResponderEliminar
  9. Te ha quedado preciosa y con una textura, que me ha hecho la boca agua! Me ha entrado de pronto un apetito y unas ganas irresistibles de comerme un trozo! Que delicia!

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Que ricura, yo también tengo pensado hacer un cheesecake esta semana haber que tal sale. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Me encantan las tartas de queso, pero nunca la he preparado con chocolate blanco, a la vista de lo bien que te ha quedado a ti, está claro que tengo que probarla.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Buf, es que ya sin la mermelada por encima me comía unas cuantas porciones, porqué menuda pinta tiene!
    Y en el momento que le pones la mermelada, me la acabo yo solo, jajaja!

    Besos!

    ResponderEliminar
  13. Los mios tampoco saben esperar ...jejeje sobre todo con este tipo de tartas que siempre encantan .Ttengo que mirar en lid Esas bolsitas de frutos rojos nunca las vi.....muy interesante .Es una de las tartas que más hago en casa ,tengo que hacerla con chocolate ..besos

    ResponderEliminar
  14. ay qué cosa tan rica... me encantan estas tartas, creo que son de mis preferidas

    ResponderEliminar
  15. Yo la tengo en pendientes, bueno más bien programada, la retrasaré para que no sea tan cercana. Es estupenda.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. es mi postre preferido y con mucho!..qué rica y apetecible se ve la tuya!
    pásate por mi blog que ya tengo nueva colección de cucharitas de madera!

    ResponderEliminar
  17. Es muy difícil esperar tanto tiempo a que cuaje, la impaciencia por probarla nos puede.
    Te ha quedado muy bien y la mermelada de frutas del bosque le va como anillo al dedo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. La tarta de queso es una de mis preferidas. Me encanta de todas maneras, y si además, la acompñas con mermeladas de frutas como la tuya tiene que estar espectacular.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Se ve una textura deliciosa ya sin mermelada, pero si encima se la pones y es caserita, un pastel perfecto, de diez. Te felicito Lidia, como siempre te sales!!!
    No te olvides de ponerle en la cara a esa preciosa niña que tienes un beso especial que le mando desde Galicia!!!

    ResponderEliminar
  20. Qué cremosidad, impresionantemente buena. Besos

    ResponderEliminar
  21. la tarta preferida de mi chico, estoy obligada a hacerla :)

    ResponderEliminar
  22. Esta tarta fresquita sera un delicia.
    Se me ha antojado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Menuda cara que tiene ese ultimo trozo uuummm
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  24. Estas tartas de queso son una debilidad, no hay más que ver la pinta que tienen las fotos, que ganas de pillar un pedacito.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  25. Madre mia! Que buena pinta. Tarta de queso con chocolate blanco? Mmmmm.... ya no puedo pensar en otra cosa. Tengo que probat esta tarta! Me encanta el blog. Un saludo!

    ResponderEliminar
  26. hola me llamo carmen y he de decir que encontre tu receta por casualidad,acabo de hacerla y sin estar cocida el relleno estaba buenisimo.Gracias por compartir

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe