CINNAMON ROLLS (VERSIÓN DEFINITIVA)

jueves, agosto 08, 2013

 Desde mis primeros bollos suizos "apelmazados" ha llovido mucho. Aquella primera incursión en el mundo de la bollería fue el comienzo de una gran historia de amor con las masas. Al principio, cada vez que preparaba una de estas masas, me parecían extraordinario el resultado, si comparaba con cualquier bollo de bollería industrial o similar. Aunque con los años el nivel de exigencia con estas masas ha ido subiendo,  y ya no me conformo con aquellos, ahora, salvo excepciones, de algunos bollos realizados con prisas, intento trabajar las masas al máximo, sin importarme las horas, para poder conseguir un resultado simplemente espectacular. Lo malo que es que siga exigiéndome mucho más, puesto que, sin ánimo de ser pretenciosa, estos rollitos de canela quedaron INMEJORABLES. En mis primeros comienzos del blog tengo una receta publicada de estos rollitos, quizás una receta ideal para principiantes en esto de las masas, pero después de probar éstos la diferencia es MAYÚSCULA. La receta la vi en el blog Delicias y Tentaciones, y es de Peter Reinhart, de su libro El aprendiz de Panadero. He amasado con la Kitchen Aid, en total más de 30 minutos de amasado, con varios descansos. En definitiva, yo creo que sólo por comerse un rollito de éstos vale la pena encender el horno un ratito, y por las horas de levado tampoco hay que asustarse, ya que no hay que estar encima de la masa, sólo controlarla.
INGREDIENTES:

  • 90 gr. de azúcar
  • 7 gr. de sal
  • 80 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo batido
  • Ralladura de un limón
  • 6 gr. de levadura seca de panadería, o, en su defecto 18 gr. de levadura fresca
  • 450 gr. de harina de fuerza
  • 275 gr. de leche a temperatura ambiente (yo puse leche entera)
  • Para el relleno:
  • 6 y 1/2 cucharadas de azúcar
  • 1 y 1/2 cucharadas de canela molida
  • Para el glaseado:
  • Azúcar glass
  • Leche

PREPARACIÓN:
Empezaremos con la masa, para ello mezclamos, la sal, el azúcar y la mantequilla a velocidad media. Una vez amalgamados los ingredientes añadiremos la ralladura de limón y el huevo. Seguimos mezclando (yo con el batidor plano de la K.A.). Añadimos la levadura, la harina y la leche, y mezclamos a velocidad media, entonces cambiamos al accesorio amasador de la K.A. y empezamos a  amasar. Como he dicho antes lo hice en tres tiempos. Para que este tipo de masas queden perfectas tienen que tener un buen amasado, pero para que no sufran es conveniente hacerle descansos para relajar la masa. Por lo que empezaremos a amasar a poca velocidad, terminando a una velocidad media, durante unos diez minutos. Tapamos el bol y dejamos reposar la masa unos diez minutos. Volvemos a amasar durante otros diez minutos a velocidad media y de nuevo dejamos reposar la masa otros diez minutos. Seguimos con el amasado otros diez minutos y veremos como la masa se despega del vaso con mucha facilidad. En ese momento estará lista. Hacemos una bola con ella y engrasamos un molde (yo con aceite) y dejamos doblar su volumen, tapado el bol con papel film. Pensé que con estos calores la masa iba a subir antes, pero no, estuvo casi tres horas, así que si vuestro clima es más frío o hacéis esta receta en invierno tendréis que empezar muy temprano o incluso hacer este primer levado en el frigorífico durante toda la noche (aunque tendremos que sacar la masa por lo menos una hora antes de empezar a manejarla).
Una vez que la masa haya levado pondremos sobre la encimera aceitada y desgasificamos la masa, sacándole el aire que lleva dentro. Entonces con la ayuda de un rodillo extenderemos la masa en un rectángulo (el mío de 35x40cn). Si vemos que la masa no se maneja bien porque se contrae, taparemos con un paño y dejaremos unos diez minutos hasta que se relaje. Una vez hecho el rectángulo añadiremos el azúcar y la canela bien mezclados por todo, presionando con el rodillo hasta que se vaya pegando a la superficie de la masa.  Después de estar todo bien repartido procederemos a hacer un rollo con la masa, como si de un brazo gitano se tratara. Dejamos las juntas hacia abajo y vamos cortando en discos de unos dos o tres centímetros cada uno y poniendo sobre papel vegetal dentro de una bandeja de hornear, procurando separarlos (si no os gustan que queden pegados en el horneado, pondremos dos bandejas y hornearemos en dos tandas, aunque yo lo hice sólo en una por evitar más tiempo de horneado y algunos quedaron pegados y al despegarlos se rompieron un poco). Dejamos hasta que doblen su volumen. De nuevo estuvieron unas dos horas.
Después, precalentamos el horno a 175º e introducimos la bandeja en la ranura central, durante unos 25 minutos, o hasta que estén dorados. Ponemos sobre una rejilla y dejamos templar, y, mientras, iremos preparando la glasa.
Para la glasa pondremos en un bol un poco de leche e iremos añadiendo el azúcar glass y mezclando hasta que no queden grumos y la consistencia sea espesa y su color blanco. Tened cuidado y no echéis mucha leche, porque después para espesar tendréis que echar mucho azúcar glass y os quedará mucha glasa que no usaréis al final (lo digo porque fue así como me pasó a mi). Por lo que con dos cucharadas de leche podréis empezar ya a añadir el azúcar y si os falta siempre hay tiempo de poder hacer más. Una vez tibios los bollos iremos añadiendo, con la ayuda de un tenedor o cuchara, la glasa sobre ellos, haciendo dibujos o simplemente dejándola caer. Esperamos a que se endurezca un poco y retiramos de la rejilla. Seguro que no podréis evitar la tentación de probarlos cuando haya enfriado un poco la glasa, y es que son realmente irresistibles.
Entiendo que en verano quizás no es el momento de hornear estos bollos, por el calor, porque engordan muchísimo, porque....., bueno, también hay que mirar las ventajas y es que con este calor los tiempos de levado son más cortos, pero teniendo en cuenta que en este tipo de bollos ya de por sí son muy largos. Yo empecé a amasar sobre las diez de la mañana y a las cinco más o menos estaban hechos. La hora ideal para acompañar con el café. Desde luego que, controlando los tiempos, tampoco tienen mucho trabajo, aunque si os pediría que no escatiméis en el tiempo de amasado, porque de eso depende el éxito o fracaso de esta receta.
Feliz final de semana.
Lidia.

También te gustará

29 comentarios

  1. Cómo os cuidáis, así da gusto.

    La verdad es que este año yo personalmente estoy poniendo más el horno que el año pasado, casualidades de la vida no ha hecho tanto calor por las mañanas los fines de semana, y bueno, no he hecho pereza para hacer sobre todo pan. Pero si aprieta, pereza muchisima.

    De todas formas si alguien tiene antojo hace el esfuerzo sin duda. Y estos cinnamons tienen una pinta bárbara sobre todo al corte ¡ñam, ñam! y es cierto que una buena coreografía de amasados, reposos etc para hacer este tipo de recetas es fundamental para querer repetirlas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Te lo he dicho muchas veces pero te lo repito..como admiro tu tenacidad, tu paciencia y tu afán de superación!! claro asi consigues realizar estas maravillas..están sensacionales me parecen una maravilla!!

    ResponderEliminar
  3. Tienen una pinta estupenda. Anoto la receta!!

    ResponderEliminar
  4. Tienen un aspecto buenísimo. Me quedo curioseando tus primeras masas porque yo ahora estoy empezando con ellas, pero lo de respetar los tiempos lo llevo fatal porque mi tiempo libre es escaso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Parecen tiernos y esponjosos!!!
    Una delicia para el paladar...
    Besos.
    Raquel

    ResponderEliminar
  6. me encantan. yo también los hago caseros y aunque son laboriosos merece mucho la pena por lo rico que quedan :)
    besos!

    laurilla fondant

    ResponderEliminar
  7. Vaya, Lidia, qué bollitos más ricos, que pinta más.... ñam ñam!!! Me cojo tu receta para probar de hacerlos, vale?

    Saludos!
    Luis (Así cocinamos en casa)

    ResponderEliminar
  8. Que esponjosos, me han entrado unas ganas...yo tampoco me resisto a encender el horno. Bss.

    ResponderEliminar
  9. Hay mi niña te quedaron de cine iii te juro que zi pudiera te los cogeria toitos pa mi porque me sabrian a gloria bemndita iii que merienda junto a un te deliciosos.....Besssss

    ResponderEliminar
  10. a mi no tienes que convencermee! jajaja yo me los comeria ahora mismito :)

    ResponderEliminar
  11. Estas masas son muy caprichosas, a mi me gusto cuando los hice en casa, pero probaré tambien esta receta, puede que como tu se me ocurran ideas para maejorarla!

    ResponderEliminar
  12. Hola guapisima, por fin vuelvo!! me ha costado, pero bueno, ya estoy de nuvo por aqui!! Poco a poco, iré retomando el blog! Que maravilla de receta!! Pero si, estas cositas son delicadas y hay que tener mucha paciencia, yo y las masas no nos llevamos demasiado bien y sé por antemano que esta receta no me quedaria ni a la de tres! jajaja A ti te han quedado super apetitosos! Un besito guapa

    ResponderEliminar
  13. Es que ninguna masa hecha en casa, es comparable a una industrial. Tienen una pinta super apetecible.

    ResponderEliminar
  14. Con tiempo, mimo y paciencia todo sale mejor. Desde luego el resultado salta a la vista. Porque me quedas muy lejos, si no allá me iba a catarlos ya mismo! Feliz verano!

    ResponderEliminar
  15. Desde luego son espectaculares! Me quedo con la copla y cuando acabe la dieta los haré besucos

    ResponderEliminar
  16. Lidia desde que los probamos en Cartagena me encantaron ¡¡¡ voy a tomar esta receta como abse a ver que tal me salen. Mira que me gustan ¡¡ te han quedado geniales.
    Bsss nos vemos en el Alquian ¡¡¡

    ResponderEliminar
  17. Tienen una pintaza mortal Lydia, fabulosos!!!
    Tienes toda la razón, los caseros en nada de parecen a los engrudos comprados que van cargaditos de grasas saturadas...Pero la práctica nos hace cada vez más exigentes y buscamos el sabor y la máxima calidad de presentación...Pues los has bordado y a mí me dejas el camino abierto...Pienso venir a por tu receta sin mucho tardar para poder probarlos. Se ven magníficos!!!

    ResponderEliminar
  18. Hola Lidia, yo he preparado los cinnamon rolls un par de veces en casa y salen riquísimos. Aunque yo todavía estoy en la primera fase que comentas en tu post, es decir, todavía soy un inexperto con muchas ganas y poco bagaje.

    En fin, tus rollitos son una delicia y ya me gustaría poder probarlos para compararlos con otros.

    Besos y enhorabuena!

    ResponderEliminar
  19. Hola Lidia, yo he preparado los cinnamon rolls un par de veces en casa y salen riquísimos. Aunque yo todavía estoy en la primera fase que comentas en tu post, es decir, todavía soy un inexperto con muchas ganas y poco bagaje.

    En fin, tus rollitos son una delicia y ya me gustaría poder probarlos para compararlos con otros.

    Besos y enhorabuena!

    ResponderEliminar
  20. Hola Lidia, yo he preparado los cinnamon rolls un par de veces en casa y salen riquísimos. Aunque yo todavía estoy en la primera fase que comentas en tu post, es decir, todavía soy un inexperto con muchas ganas y poco bagaje.

    En fin, tus rollitos son una delicia y ya me gustaría poder probarlos para compararlos con otros.

    Besos y enhorabuena!

    ResponderEliminar
  21. Mira que me gustan estos bollitos y nunca los he hecho! Me parece que ha llegado la hora de ponerme "manos a la masa", aprovechando tu magnifica receta. Gracias por compartirla!!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  22. Con que estén la mitad de buenos de lo que parecen en las fotos ya merece la pena pasar calor, engordar, y lo que haga falta...jajaja

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Buenísimos, de las tres recetas que he probado esta también es de la que más o la que más, lo que pasa es que nunca tengo tiempo de echarles la foto jajaja Te quedaron genial.

    besos

    ResponderEliminar
  24. Hola Lidia!! Me alegra que hayas hecho está receta y te hayan gustado. A mi me parecen espectaculares y en mi opinión es la receta definitiva...tiernos y esponjosos y el toque espectacular de la canela Hummmm!!!! Absolutamente deliciosos!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  25. Se ven muy perfectos Lidia una estupenda y real golosina,saludos.

    ResponderEliminar
  26. Hola guapa!!
    La palabra espectacular se queda pequeña para describirlos....me llevo tu receta.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  27. Hola guapa! Siempre me han llamado la atención estos rollitos, un día tengo que ponerme. Si me quedaran con la misma pinta que los tuyos, engordaría unos kilos al instante! jajaja
    Te invito a que te pases por mi blog, no preparo recetas de cocina, pero bueno, sí postres jaja

    ResponderEliminar
  28. buenissimos y despues de unos cuantas veces hacerlos ni siquiera tán trabajoso.
    hago el amasado de una vez pero a mano, sin prisas pero sin pausas y salen geniales.
    una receta estupenda!!!

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe