CAFÉ FRAPPÉ

viernes, septiembre 06, 2013

 Todavía sigo en "off", no hay manera de arrancar de una vez....me está costando volver a coger el ritmo de todo. Mientras me decido a cocinar y a empezar con nuevas recetas de temporada, hoy vengo con uno de los descubrimientos de este verano en casa. Desde hace unos años las cartas de Café Frappés de las cafeterías se han multiplicado. El clásico café solo con hielo ha pasado a mejor vida, y ha sido sustituido por una forma de tomar café más golosa. Se trata de un café helado que tiene su origen en Grecia, pero que, como todo, ha ido derivando en multitud de combinaciones, y englobando todas ellas con la misma denominación de café frappé. El frappé tiene su origen en la Feria Internacional del Comercio de Tesalónica de 1957. El representante de la compañía Nestlé, Yannis Dritsas, estaba exhibiendo un nuevo producto para niños, una bebida de chocolate que se preparaba instantáneamente mezclando el cacao con leche y agitándola en una coctelera. El empleado de Dritsas, Dimitris Vakondiosm estaba buscando una manera de tomar su habitual  café instantáneo del descanso pero no encontraba agua caliente, así que mezcló el café con agua fría en la coctelera. Y de ahí a la fama. El café frappé es un café con hielo cubierto con espuma elaborado a partir de café instantáneo (Fuente: Wikipedia).
 Poco tiene que ver este café frappé que os traigo hoy que el original, pero, en cambio es muy parecido a los que se comercializan, y que lejos de tener un intenso sabor a café no lo tiene. Por lo que es apto para los no cafeteros. La receta no es otra que la del sorbete de café de la Thermomix, a la que le he añadido unas pepitas de chocolate y he coronado con nata montada espolvoreada con cacao por encima. El resultado: es un postre, más que un café, y muy, pero que muy refrescante. Lo he hecho ya muchas veces este verano y siempre ha triunfado, ha gustado hasta a los niños, por lo que para quitarle la cafeína para éstos podréis ponerle café soluble descafeinado. Yo uso un café soluble capuccino vienés, y también  tenemos muchos cafés solubles en versión descafeinada. Lo he hecho en la Thermomix, pero podemos hacerlo sin ella, usando hielo en escamas o triturando el hielo con una batidora potente que tengamos.
 INGREDIENTES (para ocho, más pequeños que el de la foto):
  • Una lata pequeña de leche condensada (también podéis ponerla desnatada para reducir calorías)
  • 3 cucharadas de café soluble (el mío capuccino vienés)
  • 1 kg. de cubitos de hielo o de hielo en escamas si no lo hacemos en la thermomix
  • Unas pepitas de chocolate
  • 500 ml. de nata para montar
  • 200 gr. de azúcar glass
  • Cacao en polvo

 PREPARACIÓN:
Lo primero que haremos es montar la nata con unas varillas o con la kitchen aid, si la tenéis. Es necesario que esté muy fría. Yo en esta ocasión he usado la nata de la marca DIA, que me habían recomendado, y quería probar.  Me ha gustado su resultado, después de varias horas montada seguía con la misma textura, y ésta si que tiene 35% de materia grasa, a diferencia de otras marcas blancas, que últimamente no me estaban dando buen resultado. Añadimos el azúcar glass cuando la nata esté casi montada y continuamos batiendo hasta que ésta se monte. Metemos en una manga pastelera con boquilla rizada y dejamos reservada en el frigorífico.
Mientras, preparamos el café. En la Thermomix introducimos la leche condensada, el café y el hielo lavado si es industrial. Trituramos a velocidad 10, sin tiempo, hasta que el hielo se haya triturado completamente. Si no tenemos Thermomix lo que haremos sera mezclar con una batidor el café soluble y la leche condensada, añadimos el hielo en cubitos y trituramos bien, si nuestra batidora es potente. Si no lo es añadimos el hielo en escamas y removemos bien. Aderezamos con unas pepitas de chocolate, y coronamos el vaso o copa con la nata montada y con un poco de cacao espolvoreado. Servimos inmediatamente. Acabaremos comiéndonos con cuchara este café, para terminar las pepitas de chocolate y la nata, por lo que se convierte en una mezcla de bebida y postre para sofocar estos calores que aún estamos sufriendo.
Ni que decir tiene que podéis preparar este café con el sabor que más os guste, sin chocolate, añadiendo canela en lugar de cacao, poniéndole esencia de vainilla al café.....multitud de variantes. Espero que probéis.


El domingo estaré de nuevo por aquí para abrir una nueva sección en el blog. Mi colección de ron va a ser protagonista en esta nueva sección donde os iré descubriendo mucho sobre las diferentes botellas de ron que tenemos en el mercado y que forman parte de ella.
Feliz fin de semana.
Lidia.

También te gustará

20 comentarios

  1. Hola guapa, te entiendo, cuenta mucho encender el boton de on, pero bueno, con tranquilidad y sin agobiarse, que eso es lo peorcito que se puede hacer!! El blog es para distraernos, no? Y disfrutar con él! Me llevo una copita de esta café frappe! Que me encanta!! Eso si, yo sustituyo la leche condensada por la leche desnatada :P Riquisimo! Un besito

    ResponderEliminar
  2. Que rico, a mí, que no soy cafetera, me encantan este tipo de bebidas. Bss.

    ResponderEliminar
  3. Es muy tempranito y la mañana un poquito fresca (o sea estupenda)pero me tomaba este delicioso café que has preparado ahora mismo, los ingredientes me encantan y la presentación perfecta.
    Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  4. Un café delicioso, estupendo para las que todavía estamos en off. Ánimo! Ya verás qué pronto nos ponemos las pilas!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Mmm, qué buena pinta!!!
    Mañana mismo me doy yo un homenaje con esta deliciosa receta. Me lo merezco, qué llevo mucho trajín!! Je, je...Un besazo guapa!!!

    ResponderEliminar
  6. Qué copa tan sugerente yo soy muy de combinar el cafe con nata o helado, de hecho el café irlandes es uno de mis preferidos, el café frappe sin embargo no lo he tomado nunca quizás por desconocimiento de lo que realmente era, con toda la información que nos das y sabiendo los componentes de la receta ya sé que me va a encantar, es suavito y muy fresco y eso siempre apetece. Animo con esa incorporación a la rutina, ya veras como cuando los niños empiecen en el cole ya te centras y te embalas..un beso gordo corazón!!

    ResponderEliminar
  7. Menuda presentación tan sugerente!
    Por supuesto que lo probaré, porqué debe ser delicioso!

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Seguro que asi si que me gustaria el café jajaja. Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Uuummm
    Este ha sido un estupendo descubrimiento!!
    Se ve delicioso, lo tengo que probar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Yo me lo hago descafeinado, pero es que es tremendo lo bueno que está. Besos

    ResponderEliminar
  11. QUerida Lidia, estás como casi todo el mundo, de a poquito, de a poquito, que no hay prisa. Esta entrada en todo caso, está fuera de serie, es que la leche condensada le da otro sabor a las preparaciones, qué será!! Qué rico! un besito

    ResponderEliminar
  12. Que bueno! Me encanta este café, y ahora justo que acabo de comer (un poco tarde, es verdad) me sentaría fenomenal!

    Bueno, a ver esos rones, que a mí me encantan, y en tiempos tuve también una colección bastante digna, que nos hemos ido... ejem... bebiendo...

    :)

    ResponderEliminar
  13. Para no empezar a arrancar, vas muy bien. Estupenda y refrescante receta, gracias. Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Mi querida Lidia, que ricura de copa, la prefiero al cafe con hielo jejeje, me ha enamorado, y la tengo que preparar por que la pinta es de tener un sabor especial, Mil besicos tesoro

    ResponderEliminar
  15. Muy apetitoso, un postre diferente.
    El café en postres me gusta dulce, pero a la hora de beberlo no, ha de ser sin ni una gota de azúcar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Viéndote esta receta...no duermo fijo huuuu, que rico y fresco, poco a poco nos vamos integrando jajaja que remedio.

    ResponderEliminar
  17. Ayh guapa que me has dado dnde mas me duele!!!!!!
    Esta copita me apasiona, asique , me la llevo ahora mismo a mis pendientes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. A mi también me está costando arrancar, pero nada, poco a poco. El postre buenísimo te ha quedado.

    besos

    ResponderEliminar
  19. Poco a poco...por mi parte, hasta que no empiecen los peques su horario habitual no tengo más remedio que andar medio desconectada.

    Nunca he preparado este Café con la Thermomix, a ver si me animo porque te ha quedado con un aspecto fabuloso.

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe