MI COLECCIÓN DE RON, UNA NUEVA SECCIÓN EN EL BLOG

domingo, septiembre 08, 2013

Ya hace unos días a través de Facebook adelanté que íbamos a tener una nueva sección en el blog. Hace ya unos ocho años casi sin quererlo empezamos a coleccionar rones. Por aquella época, aparte del famoso Ron Pálido de Motril (por aquel entonces no había nacido El Mondero, de aquí de Salobreña), sólo conocíamos las marcas más comerciales. Y además como nunca he sido bebedora de ron, mis conocimientos en este espirituoso eran más que nulos. Cacique, Bacardí, Barceló, Capitán Morgan y algún que otro Flor de Caña, eran los únicos rones que yo había visto nunca. Llego el cumpleaños de mi marido, y con el afán de regalarle algo distinto a los regalos ya habituales que se suelen hacer, pensé en buscar alguna botella de ron distinta a las que él, gran bebedor de ron, estaba acostumbrado. Buscando en Internet algún ron bueno, siempre topaba con el mismo, en unas y otras páginas, el ron Zacapa 23 años, era considerado el mejor ron del mundo. No tuve duda, además lo conseguí muy cerca, en un almacén on line de Vicar , al precio de 43 euros. Lo que no sabía era la importancia que esta nueva adquisición iba a tener en casa.






Ese fue sólo el comienzo de esta aventura. El resultado más de 150 botellas de ron de muchas nacionalidades, incluso un curioso ron nepalí. Durante años nuestros viajes fueron acompañados de direcciones de licorerías para buscar nuevas botellas. A veces el viaje estaba supeditado a que en el sitio donde íbamos a ir hubiese una licorería o fábrica de ron. Una de las bodegas que visitamos fue la de ron Arehucas en Gran Canaria, y nuestro viaje a República Dominicana, aparte de para descansar también fue para conseguir alguna botella de ron. Aunque muchas de ellas fueron compradas a través de Internet, en tiendas on line que a lo largo del tiempo que dure esta sección os iré dando a conocer. Una de esas botellas que conseguí a través de Internet después de mucho tiempo buscar fue el ron cubano Edmundo Dantés. Tenia especial cariño por conseguir esta botella, entre otras cosas, porque me une un cariño especial a Cuba donde pasé mi luna de miel, y por lo difícil que llegó a ser comprar una botella de éstas, que en el mercado clandestino llegó a alcanzar el precio de 2500 euros, aunque a mi me costó muchísimo más barata años después, cuando se volvieron a poner a la venta....Pero ya os contaré esa historia.


Del viaje a Republica Dominicana que os hablaba antes trajimos algunas botellas, alguna de ellas muy codiciada, pero una de las más especiales es una que nos vendieron en aquel Restaurante Capitan Cook, de visita obligada en Punta Cana, para comer su mariscada y pasar tres días con gastroenteritis, en el que te hacían una foto previa y luego etiquetaban con ella la botella. El ron no es nada especial, pero no deja de ser un recuerdo bonito de aquella experiencia.


También en Alemania hemos comprado ron, de allí vino otra de las joyas de nuestra colección, el Ron Dorado 25 años, con otra anécdota graciosa que contar, que la dejaré para cuando os hable de este ron.


Los años han pasado y la afición a coleccionar ron ha quedado ralentizada, ahora nuestros viajes no son a sitios tan especiales, y además la crisis no hace propicio el momento de adquirir botellas que normalmente suelen ser bastante caras. Las botellas de nuestra colección han ido mermando en su interior. Más de un invitado ha hecho verdaderas catas de ron en mi casa, y además mi marido es de los que piensa que si no se lo bebe para que sirve la colección, je,je. Una de las novedades en nuestra colección, y que formará parte de ella dentro de poco, es nuestro primer ron casero. Estamos muy ilusionados con este nuevo proyecto. Anoche hicimos nuestra segunda cata, y ha prosperado muchísimo desde la última vez que lo probamos. En breve os traeré al blog la receta o recetas, ya que hemos hecho dos versiones de ron casero.


Esta es solo una introducción a la nueva sección que va a empezar a formar parte de este blog a partir de hoy. A partir del próximo domingo os traeré todas las reseñas de mi colección, acompañadas muchas de anécdotas personales.
Espero que esta información os resulte de interés.
Hasta la siguiente.
Lidia.

También te gustará

9 comentarios

  1. En casa también somos muy de ron, o debería decir, soy.

    Y el Zacapa... santo cielo, no he probado nada igual salvo un Barceló Imperial 25 años que estaba de caerse de espaldas, y un Matusalén tomado en Cuba y que no guarda ninguna relación ni casual con los que venden en ningún otro lugar del mundo.

    Claro que ese Zacapa vino directo de Guatemala, y se nota...

    ResponderEliminar
  2. Que maravilla de coleción¡¡ las botelas son una preciosidad me encantan..Besss

    ResponderEliminar
  3. Una colección muy especial, acompañada de bonitos recuerdos, serán unos posts muy interesantes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Impresionante, deseando que empecéis. La introducción lo dice todo, vamos a presenciar un espectáculo de botellas de máxima calidad con un gran significado personal Además viene bien dejar perpetuados en el blog todas las anécdotas de cada ron que como dejáis dicho, tienen much historia!! Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Este nuevo apartado en tu blog promete!. Te felicito por la colección, estoy deseando verlos. Bs.

    ResponderEliminar
  6. Ya veo que la selección y la solera que tienen da gusto.Felicidades y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  7. Mi cultura en cuanto al ron es absolutamente nula, así que voy a aprender mucho, muchísimo.

    ResponderEliminar
  8. He leído 150 botellas!? Madre mía, menuda colección, estoy desando saber la historia detrás de muchas de ellas, y la receta para elaborar el ron casero!

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Me encanta esta nueva seccion, seguro que hay mucha gente perdida en estos temas como yo a los que nos vendra muy bien.
    Besos.

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe