PASTELES DE BELÉM

miércoles, octubre 09, 2013

 Hace años, cuando estuve en Lisboa, no probé ni este dulce típico ni otros dulces. Ya sabéis que mi afición por los dulces se remonta a mis inicios en la elaboración de los mismos en versión casera. Así que la primera vez que tuve noticias de los famosos pasteles de Belém portugueses fue a través de las redes. Lo bueno es que tuve la oportunidad de probarlos de la mano de Begoña, y a ella como todo se le da bien, pues hizo que estos pastelitos me enamoraran. Aunque ha pasado un año y medio desde que los probé hasta que me he decidido a hacerlos. Claro que usando su receta, que a su vez vió en el blog de un verdadero maestro repostero, Pepinho, el blog i-Recetas. Y me han salido tan buenos como los recordaba. Lo curioso de esta receta es que no lleva nata, aunque los pasteles de Belém son también conocidos como pasteles de nata, pero existe la duda de que la receta originaria los lleve, ya que es una receta guardada con mucho celo desde su nacimiento. De cualquier forma, según Begoña estos pasteles de Belém son los más parecidos a los que se puede tomar en Lisboa, por lo que hace inclinar la balanza hacia la ausencia de nata en la receta original, pero como siempre ésto será discutible. Yo no voy a entrar en la polémica, sólo os  voy a contar como los hice.
INGREDIENTES (para unos 20 pastelitos):

  • 2 láminas de hojaldre (sigo recomendando el de LIDL, sin duda buenísimo)
  • Para el jarabe:
  • 200 gr. de azúcar
  • 100 ml. de agua
  • 1 rama de canela
  • Un trozo de piel de limón
  • Para la crema:
  • 5 yemas de huevo
  • 1 huevo entero
  • 75 gr. de harina
  • 500 ml. de leche (la mía semidesnatada)
  • Para decorar:
  • Azúcar glass
  • Canela molida


PREPARACIÓN:
Lo primero que haremos será el jarabe. Para ello ponemos a calentar, a fuego medio, el agua, junto con la corteza de limón, el azúcar y la rama de canela. Cuando llegue a ebullición quitamos del fuego y dejamos enfriar completamente.
Una vez frío el jarabe prepararemos la crema, para ello separamos un poco de leche, como medio vaso, y el resto lo ponemos a hervir. En la leche que hemos dejado separada, la que no está al fuego, añadiremos la harina, y mezclaremos muy bien, hasta que ésta se haya disuelto por completo. Mientras llega a ebullición la leche, batiremos ligeramente las yemas y el huevo. Añadimos la leche hirviendo al bol donde tenemos la harina disuelta en la leche, removemos bien hasta integrarlo todo y que no nos queden grumos  (en caso de que quedaran grumos se podría solucionar metiendo la batidora de mano). Una vez la harina disuelta en la totalidad de la leche, añadimos el jarabe que hemos preparado y enfriado con anterioridad, que habremos colado. Removemos bien. Y después añadimos los huevos, poco a poco, con la ayuda de un colador. Integramos todo. La textura de la crema es líquida. Pero no os preocupéis porque espesará rápidamente en el horno.
Con la crema ya lista procederemos a cortar el hojaldre, con la ayuda de un cortapastas redondo, de un tamaño un poco superior a un vaso de agua normal. Engrasamos los huecos de un molde de magdalenas o cupcakes, con mantequilla y harina, y vamos adecuando cada círculo de hojaldre al hueco (donde se ponen las magdalenas), cubriendo todo el hueco con la masa. Rellenamos cada hueco de masa con la crema anterior, sin llegar hasta el tope e introducimos en el horno precalentado a 225º hasta que empiece a dorarse. No tardan mucho en hacerlo. Es importante que el horno esté muy caliente, si no es así tardarán más en hacerse y después se bajarán un poco, lo digo porque a mi pasó con la segunda tanda que preparé, tardaron más en dorarse y luego se bajaron un poco. Una vez fuera del horno, desmoldamos unos minutos después y espolvoreamos con azúcar glass y canela. 
Los he probado casi recién hechos y así, un poco calientes, están de muerte...un día después siguen estando riquísimos, aunque tendremos que guardarlos en el frigorífico. Si lo preparáis seguro que triunfáis, están realmente deliciosos y con una textura muy fina y refinada, como decía Begoña en su post. Han gustado mucho en casa, también a mi padre, tan exigente en sus gustos, así que han pasado la prueba de fuego. 
Lidia.

También te gustará

34 comentarios

  1. Me encantan estos pasteles y cada vez que voy a algún pueblo de Portugal vengo cargada, lo que si es verdad que ninguno sabe igual, aunque todos parecidos y de aspecto casi iguales, pero todos están buenos a rabiar. Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo también los he conocido en la red y deseando estoy de probarlos así que me quedo tu receta y cumplo el deseo. Besos

    ResponderEliminar
  3. Pues si tu padre así ha dicho, entonces ya no hay dudas :)) La pinta se ve fantástica, algún día nos pondremos con ellos, desde luego cuando los probamos nos encantaron. Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Lidia, somos unas enamoradas de los pasteles de belem, exquísitos.
    No los hemos hecho en casa pero con esta receta que nos traes, claro que nos ponemos con ellos, parecen fáciles y el resultado ha sido fabuloso,

    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Oooooooooooooooooh te han quedado preciosos.....la verdad es que yo sólo he intentado hacerlos una vez y no me dieron el resultado esperado pero los tuyos se ven realmente deliciosos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Este verano estuve en Lisboa y pude probarlos. La verdad es que me encantaron así que me llevo tu receta para hacerlos en casa y disfrutar con su sabor. Un besote.
    Aliño con cariño

    ResponderEliminar
  7. Ficaram lindos e com certeza que uma delicia.
    bjs

    ResponderEliminar
  8. Nunca he probado estos pasteles, y la verdad que hace tiempo me apetece tanto comerlos como intentarlos hacer.
    Estos tuyos te han quedado verdaderamente bien, tomo nota para cuando finalmente me anime!

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Me encantan estos pastelitos porugueses y en general la comida portuguesa!!Te han quedado preciosas las fotografias. Besos

    www.cocinandoentrefogones.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Ayyyyyyyyyy que yo los hice también na mas llegar de Lisboa, busqué corriendo la receta, la traduje así a trompicones (por suerte el portugués se entiende bien) y los hice rauda y veloz.

    Tengo pendiente hacerlos para el blog, explicando bien y con fotos cómo se coloca el hojaldre, pero como no tengo moldes tuve que improvisar y no quedaba muy fotogénico mi apaño...

    ResponderEliminar
  11. me encantan estos pastelitos, tengo que volver a hacerlos! bicos

    ResponderEliminar
  12. Esto tiene que estar riquisimo, me quedo con la receta con tu permiso y si tengo un tiempito el fin de semana los preparo. Me han enamorado nena.

    besines

    ResponderEliminar
  13. Me encantan estos pasteles, cada vez que voy a Portugal me los traigo. Pero ahora que he visto tu receta intentaré hacerlos. Un biquiño. La Caja de las Delicias

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. a mi me pasa al revés, los probé alli y me enamoraron, pero nunca he probado a hacerlos. Justo ayer descubrí unas pasteleria que los hacen buenisimos, pero tengo que probar a hacerlos también, a ti te han quedado espectaculares! Parabens e obrigado

    ResponderEliminar
  16. Cuando probe los de Begoña me recordaron enormemente los de la pastelería tan celebre del barrio de Belem junto a los Jerónimos.

    Como todo viaje, el encanto lo tiene el comer algo insitu contemplando el tajo y la belleza del monasterio, disfrutando de las vivencias y cultura que te proporciona la experiencia de conocer nuevos lugares.

    Pero en este caso, estos pastelitos son tan ligeros y suaves que te transportan y te hacen disfrutar casi como si estuvieras alli, me encanta se los hicieras a tu padre y le gustaran..
    Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  17. Oishh!, un recuerdo imborrable de Lisboa que me dejaron estos pastelillos! Y siempre me he preguntado cómo se hacian.
    Lo vamos a probar y a ver si cuadran los buenos recuerdos!
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  18. Que ricos, no los he probado nunca, y los he visto en varios blogs y me gusta mucho la pinta que tienen, los tengo que hacer cuando tenga un hueco. Me gustan mucho las fotos, besos

    ResponderEliminar
  19. Gosto tanto e quentes com canela é que são bons, ficaram perfeitos e certamente deliciosos.

    Beijinhos

    ResponderEliminar
  20. No hace mucho que subí al blog esta receta, son deliciosos, verdad?

    Besotes

    ResponderEliminar
  21. Tienen una pinta fantástica Lidia, la verdad es que no los he hecho ni probado y no será por ganas. Besos

    ResponderEliminar
  22. Este postre lo tengo pendiente. Que bueno se ve.

    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Lo que tengo pendiente es volver a comerme unos cuantos. Lidia ese bocado espero que se lo hayas dado tu, porque tiene igual pinta que los que dicen autentico ... pienso que en lugar de leche los hacen con nata y el hojaldre es muy similar a la pasta philo, me comí (unos cuaaantos) para poder saborearlo e intentar encontrar ingredientes jeeee me hubiera traído un camión, bueno algunos llegaron a Almeria. Fríos y calientes muy ricos sobretodo espolvoreados de canela y azucar glas.
    Lidia los tuyos no tiene nada que desmerecer a los que venden por alli. Te na quedado geniales. Y tu padre ya ha sentenciado ¡¡¡¡
    La verdad que lo estoy pasando bastante mal porque esta noche toca piña ¡¡¡¡
    Bssss desde Almeria para los 4.

    ResponderEliminar
  24. Ohh que ricos y que buenos recuerdos me trae!!
    Bss

    ResponderEliminar
  25. Estos pastelitos son un bocado delicioso ii te quedaron geniales estan para comerlos todos i que barbaridades digo seran muchos no ?..jajaj....Besssss

    ResponderEliminar
  26. tienen una pinta buenisima, los tengo en pendientes desde hace tiempo, a ver si me animo


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  27. Te han quedado de matrícula de honor Lidia, son unos pastelillos muy ricos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Que buena pinta, no me he podido resistir en ver tú receta, en breve probaré hacerlos, muchas gracias por compartir

    ResponderEliminar
  29. Hola,

    ¡Hemos visto que tienes muchas recetas en tu blog! Te queremos presentar la página http://www.todareceta.co/, donde nuestros más de 10 000 visitantes diarios pueden buscar entre más de 10.000 recetas de blogs y sitios web. También hemos creado el Top blogs de recetas, donde podrás encontrar cientos de blogs que ya se han añadido y al que puedes añadir el tuyo. Nosotros indexamos tus recetas y los usuarios las podrán encontrar usando nuestro buscador. Gracias a eso subes las visitas recibidas en tu página! ¡Y no te tienes que preocupar, porque todo es gratuito!

    Todareceta.es tiene páginas hermanas en Suecia, Inglaterra, EEUU y Francia, entre muchos otros países. ¿Quieres formar parte de esta gran familia?

    ¡Estamos a tu disposición!

    Todareceta.co

    ResponderEliminar
  30. UFFF QUE PASTELITOS MAS DELICIOSOS.BSSSS

    ResponderEliminar
  31. Yo los probé en Suiza por primera vez y me encantaron. Tenía muuuchas ganas de hacerlos. Sin duda, probaré tu receta. Un abrazo, Lidia...

    ResponderEliminar
  32. Yo sólo los he comido una vez y estoy deseando probar esta receta. A ver si saco un ratito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  33. Que buenos e oido hablar tanto de ellos que me tomo nota con tu permiso para hacerlos se ven riquisimos ya te dire bssss

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe