STOLLEN

viernes, diciembre 27, 2013

 El año pasado publicaba el Christstollen, me gustó mucho de sabor, aunque la textura y la forma no me terminó de convencer. En aquella ocasión la receta la cogí uno de mis libros de cocina alemanes. También comentaba en aquella entrada que he tenido la oportunidad de probar el auténtico Stollen de Dresden. Con motivo de la propuesta de Bake the World de este mes, donde proponían este pan dulce alemán decidí volver a hacerlo de nuevo, pero esta vez usando otra receta, receta que cogí del blog Uno de dos, pero que sobre la marcha modifiqué en varios aspectos. El resultado nos ha parecido sensacional, la capa de crema de almendra que lleva por dentro llena de matices el sabor, y me he atrevido a ponerle también el mazapán, aunque he quitado las frutas confitadas y he puesto almendras picadas, junto con las pasas tan características de este pan. 
INGREDIENTES:

  • Para la crema de almendras:
  • 42 gr. de mantequilla
  • 42 gr. de almendras molidas
  • 42 gr. de azúcar
  • 8 gr. de harina
  • 1 huevo pequeño
  • 1 cucharada de ron añejo (yo le puse de mi ron casero)
  • Para la masa del stollen:
  • 500 gr. de harina de fuerza (en la receta original eran 375 gr., pero me era imposible manejar la masa)
  • 2 huevos L (los de la receta original eran M, posiblemente esto fue uno de los factores que influyó en que tuviera que añadir más harina)
  • 8 gr. de levadura fresca (yo añadí 4 gr. de levadura seca de panadero, en proporción un poco más que Pam)
  • 70 gr. de mantequilla
  • 20 gr. de azúcar
  • 4 gr. de sal
  • 100 gr. de mazapán
  • 100 gr. de almendras troceadas
  • 80 gr. de pasas (las mías moscatel)
  • Un poco de canela
  • Mantequilla derretida para el baño posterior de azúcar glass
  • Azúcar glass para espolvorear.

PREPARACIÓN:
Primero prepararemos la crema de almendras, para ello batimos bien la mantequilla y el azúcar, hasta que estén cremosos, después las almendras molidas y la harina, seguimos mezclando. Lo último será añadir el huevo y el ron y mezclar todo hasta obtener la consistencia de crema. Reservamos en el frigorífico hasta su uso.
Vamos con la masa. No ha sido una masa que me haya dado muchos problemas, salvo que con la harina inicial que venía en la receta era casi líquida, gran parte de culpa la tuvieron los huevos, ya que los míos eran más grandes y el tipo de harina que siempre influye. Mezclamos la harina con la levadura. Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar, la sal y los huevos y mezclamos todo bien con una cuchara. Empezamos entonces amasar con el gancho de vuestra amasadora, en mi caso con la Kichen Aid, aunque podéis usar cualquier otro tipo de amasadora o incluso la Themormix. Yo saqué del bol antes de añadir el extra de harina, por lo que al final acabé amasando a mano. Introducimos la masa, con forma de bola en un bol aceitado, tapamos con un film y dejamos levar, una hora y media aproximadamente. 
Pasado el tiempo de levado, llevamos la masa a la encimera enharinada, aplanamos formando un cuadrado y repartimos las pasas y las almendras troceadas, doblamos varias veces la masa, para que se reparta bien. Y de nuevo dejamos levar durante una media hora la masa. Después, de nuevo estiramos la masa (yo lo he hecho con las manos), repartimos por la superficie la crema de almendras que teníamos reservada y unos trozos de mazapán. Doblamos ambos extremos hasta el centro, cerrando uno sobre otro, bien, por lo que habrá una mitad, la que pliega sobre la otra, que quedará ligeramente más alta. Dejamos fermentar de nuevo, hasta que doble su volumen. Mientras, encendemos el horno a 180º.
Horneamos durante unos 30 minutos. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando esté frío, pintamos la superficie con mantequilla derretida y espolvoreamos con abundante azúcar glass. Dejamos mejor de un día para otro. Es un bollo que gana con los días, va asentando sabores, por lo que os recomendaría que aguantarais por lo menos un día antes de probarlo, yo el año pasado casi que lo probé caliente y no es lo mismo.
Soy muy castiza para mis desayunos y siempre suelo tomar tostada con tomate, aceite y jamón, pero hoy, curiosamente, me ha apetecido una rebanadita de este típico pan alemán, y me ha sabido a gloria. Y como dije el año pasado me gusta mucho más que el que me regalaron en Alemania, el típico Christstollen de Dresden. 
Feliz viernes.
Lidia.

También te gustará

22 comentarios

  1. Tiene que estar delicioso, me ha encantado y el paté de perdiz me ha cautivado....riquisimo.
    Felices fiestas.

    ResponderEliminar
  2. Lidia, te ha quedado fantástico :)
    besos

    ResponderEliminar
  3. Fiz uma vez e gostei .
    Mas este ficou melhor ainda,o interior esta delicioso
    bj

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué pinta madre mía! prepararlo no lo he preparado nunca pero comerlo muchas y el tuyo me entraría de bien después de comer con un té...
    un besito
    Angi

    ResponderEliminar
  5. Que pinta mas perfecta, te ha quedado genial hasta el dorado. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me parece una receta muy rica, pero no me atrevo con ella, me he acostumbrado a que me amase la panificadora. Te ha quedado fantástico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Fantástico Lidia, te ha quedado genial, se ve muy esponjoso.

    Nosotras cuando lo volvamos a hacer le pondremos también mazapán tiene que estar delicioso,

    besos y felices fiestas

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho como te ha quedado!
    Que rico y que buenas fotos
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Te ha quedado fantástico, yo también le puse mazapan y aunque reemplace las pasas por prunas nos encanto. Beso.

    ResponderEliminar
  10. Esto es un bocata dicardinale, que pinta, se ve tierno, tierno. Genial

    ResponderEliminar
  11. Lidia desde la página de Bake the world no te redirecciona aquí, sale que no está la entrada que estas buscando.

    Te ha quedado estupendo a pesar de tantas modificaciones. Mi masa tampoco se dejaba trabajar, pero aun así no le incorporé más harina.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Que preciosidad!!!

    Me ha encantado amasar este stollen, a pesar de que mi masa me salió un pelín rebelde, pero ayyyy que delicia de bollo...

    El tuyo quedó perfecto!

    ResponderEliminar
  13. Así que muy castiza tú para los desayunos. ¿Pero eso no es lo que se dice de los madrileños? Je je je. Ese día rompiste con las normas para la hora del desayuno, y ya veo que no te arrepentiste en absoluto. A veces ser infiel es más que gratificante, je je je.

    Besos y muy felices fiestas.

    ResponderEliminar
  14. Que ricura!!! Con esa colección de ricos ingredientes, has conseguido un stollen con un corte mágnifico!!! Con esta nueva versión nos has enamorado. Nos encontramos en el próximo reto!!. Besoss, Feliz y Próspero 2014.

    ResponderEliminar
  15. El año pasado Nieves lo hizo siguiendo tu receta. Cuando vimos el reto decidí hacerlo yo versionando sobre distintas recetas que vi en Internet. No se como estaba el otro, pero a Nieves le gustó. Este a mí me ha encantado.

    Bss y Feliz Navidad

    Elena

    ResponderEliminar
  16. que buena pinta tiene


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  17. Vaya relleno bueno, se ve muy jugoso, tendré que repetir la experiencia stollen para hacerlo así... Feliz Año Nuevo.

    ResponderEliminar
  18. Que pinta Lidia se ve superesponjoso es un pan para una comida especial con el que quedaria de lujo!! a ver si me arranco con los panes!!
    Bueno un besito y feliz año para todos!!

    ResponderEliminar
  19. Que pinta Lidia se ve superesponjoso es un pan para una comida especial con el que quedaria de lujo!! a ver si me arranco con los panes!!
    Bueno un besito y feliz año para todos!!

    ResponderEliminar
  20. Mil veces mejor q los q podemos adquirir x ahí. Tiene una pinta estupenda, de veras q te ha quedado increible. Un bso

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe