GELATINA DE VINO BLANCO

lunes, enero 20, 2014



 Hace un par de años, en mi último viaje a Alemania, descubrí en la despensa de Ingrid, nuestra tía alemana, un bote de gelatina de Riesling...fue la primera vez que tuve relación con este manjar exquisito que sirve para acompañar tanto carnes, como patés o incluso tostadas de mantequilla. Fue uno de los descubrimientos gastronómicos de ese viaje. Hace unos meses unos conocidos de mi marido, sabiendo de mi afición por la cocina, me trajeron un botecito de regalo. Él, salobreñero y ella, alemana, me retaron a descubrir lo que era cuando lo probase en casa....Yo no les di tanto tiempo, sólo con mirarlo les dije, esto se parece a una gelatina de Riesling que probé en Alemania...teníais que ver la cara de asombro de ambos....ella me dijo: no es de vino Riesling porque por aquí no lo encontramos, es de Moscatel.... . A lo mejor les resulté prepotente, pero es que esta gelatina no se me ha quitado de la cabeza desde hace dos años. Además la tenía muy presente porque en un libro de conservas tenía la receta, aunque en este caso con vino francés, un vino blanco de Burdeos. Yo he seguido la receta del libro, porque la que me dio en su día Ingrid llevaba gelatina, aunque era un poco imprecisa y no me quería arriesgar. Eso si, he usado azúcar gelificante...¡como no!...de procedencia alemana. Ese azúcar fue un descubrimiento de otro de mis viajes a Alemania, y hasta hace un mes no lo he encontrado nunca por aquí, hasta que, por sorpresa, lo encontré en Supersol. También he leído que lo traen a Aldi, y supongo que en algunas tiendas donde puedan tener productos internacionales. En caso de no tenerlo yo creo que en la proporción que os pongo podéis añadir dos hojas de gelatina al final de la cocción y obtendréis una textura similar a la mía, no pongo mas ya que lleva también zumo de manzana que espesa ya de por sí. En cuanto al paquete, al final del post os pongo varias fotos de varias marcas por si lo encontráis por ahí.
 INGREDIENTES (Para los dos tarros que se ven en la foto):

  • Media botella (325 ml.) de vino blanco, en mi caso Riesling, comprado en LIDL, aunque podéis poner cualquier otro vino blanco o también Moscatel, aunque pienso que en caso de ponerle Moscatel deberíamos reducir la cantidad de azúcar, ya que se trata de un vino dulce.
  • 250 ml. de zumo de manzana
  • 400 gr. de azúcar gelificante 1:2 (estos números son la proporción que hay que poner de azúcar y de fruta en caso de mermelada, una parte de azúcar por dos de fruta, por ejemplo: medio kilo de azúcar por un kilo de fruta..., aunque mi receta al tratarse de vino, en lugar de fruta, respeté las proporciones que venían en la receta).

 PREPARACIÓN:
En un cazo ponemos a hervir el vino, y cuando llegue a ebullición flameamos, con la ayuda de un soplete (tened en cuenta que siempre que flameamos debemos tener la campana extractora apagada, ya que, de lo contrario, las llamas pueden llegar a la grasa que pueda haber en la campana y provocar un incendio). Si os quedáis más tranquilos retiráis el cazo del fuego y flameamos fuera del fuego.
 Después le añadimos el zumo de manzana y el azúcar y ponemos a fuego vivo durante quince minutos. Removemos de vez en cuando con una cuchara de palo y quitamos las impurezas que se forman sobre la superficie.
 Antes de envasar la gelatina tendremos que tener esterilizados los botes. Esta vez he usado otro método distinto al de hervir los tarros en una olla. Los he esterilizados en el horno, tal y como decía el libro, precaliento el horno durante 10 minutos a 110º, y los meto durante cinco minutos a esa misma temperatura. Sacamos y dejamos enfriar sobre un paño. Una vez fríos, y la gelatina está hecha rellenamos los tarros hasta arriba y dejamos boca abajo durante 24 horas. Una vez abierto mantenemos en el frigorífico.
Y aquí os dejo las fotos de algunas de las marcas que comercializan el azúcar gelificante por si os interesa buscarlos.
Como he dicho al principio va perfecto con los asados de carne, especialmente con el asado de cerdo servido en frío, con los patés o foie, y con mantequilla también en tostada. Ya me contaréis si lo hacéis.
Feliz lunes.
Lidia.

También te gustará

14 comentarios

  1. Qué buena pinta, seguro que es una delicia con muchas cosas.
    Y gracias por compartir las marcas, bueno es saberlo!
    Feliz lunes

    ResponderEliminar
  2. No había visto nunca una gelatina de vino, pero tiene que estar riquísima con una buena carne...

    Una buena alternativa al azúcar gelificante, que no he visto nunca, sería usar agar-agar, que gelifica alcoholes sin problema :)

    ResponderEliminar
  3. Uma óptima sugestão e com uma cor bem linda, a textura está no ponto ficou com muito bom aspecto.

    Beijinhos

    ResponderEliminar
  4. Nunca había visto Gelatina de vino, pero seguro que acompaña estupendamente muchas comidas además de estar buenísima! Genial idea!

    ResponderEliminar
  5. Nunca había visto Gelatina de vino, pero seguro que acompaña estupendamente muchas comidas además de estar buenísima! Genial idea!

    ResponderEliminar
  6. Qué rico, para un monton de platos. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  7. Mmmmm, que rica y eso que no soy muy de gelatina pero un día probé una de cabernet sauvignon y me encanto. El azúcar nunca lo encuentro aquí pero cada vez que voy a Francia me traigo 3 o 4 paquetes. Me encanta tu etiqueta, es muy cuca. Beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola guapi, me parece una buenísima receta que me voy a apuntar!! Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola guapi, me parece una buenísima receta que me voy a apuntar!! Besos

    ResponderEliminar
  10. No conocía la gelatina de vino; pero tiene que estar deliciosa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Te he dicho que me gusta muucho ese nuevo logo????
    Te he dicho que no conocía esta maravilla?? Ahora solo me queda encontrar el azúcar.

    Muack

    ResponderEliminar
  12. La primera vez que veo gelatina de vino, gracias por la receta y por poner la marca de los azúcares, me ha encantado, un besito!

    ResponderEliminar
  13. Me ha hecho gracia esta entrada por muchas coincidencias. Suelo viajar bastante a Alemania y conozco los productos que utilizan para hacer mermeladas y uno de ellos es ese tipo de azúcar. Vino blanco Riesling también hay en Barcelona, dulce y seco...
    Tengo alguna receta alemana en el blog, como el Kassler o la típica col lombarda.
    Tienen una cocina buenísima,y el país es fantástico pero como no viven de su gastronomía ni del turismo masivo no es demasiado popular.
    No conocía esa gelatina, es un post muy interesante.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola Lidia!,
    ¡La receta es excelente!, Les recomiendo incluír: 1 gelatina sabor durazno, 4 piezas de peras en almíbar y 1 trozo de canela en rama. El postre quedará delicioso.
    Muchas gracias y saludos cordiales,
    Lorena Aranda http://VideosdePostres.Blogspot.com

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe