TORTAS DE MANTECA

jueves, enero 09, 2014

Aunque mi propósito para Año Nuevo había sido rebajar en calorías y os prometí hacerlo también en el blog, también os hablé de aprovechar ingredientes que habían sobrado de Navidad. Desde hace unos años la manteca de cerdo es ingrediente básico de mis dulces navideños y tras acabar la Navidad me propongo gastar los envases que quedan en el frigorífico y todos los años, llegado el verano, compruebo que ya han caducado y acabo tirándolos. Este año he pensado que lo mejor es quitarme la manteca de cerdo de en medio pronto,  con tanto acierto, que he hecho estas tortas de manteca con las que hemos vuelto a la niñez, hemos alucinado con su textura blandita y con ese sabor a panadería de pueblo. Buscando la receta de las tortas de manteca encontré la de Olimpia, del blog Sueños de amor y canela. Me resultaron muy apetecibles y además venia la receta en thermomix, que me apetecía probar para las masas, por lo que decidí que ésta iba ser la receta. Lo curioso es que viendo la fuente de donde ella había versionado estas tortas me encuentro con la receta de Ana Ruiz, de tortas de aceite que publicó en su blog dulce, Corazón de almíbar, que a su vez versionó de la receta que publiqué yo en su día de tortas de azúcar. Aquella receta de torta de azúcar que yo vi en Cocinando con amor, y que yo hice tal cual, Ana Ruiz versionó y adaptó a Thermomix, y Olimpia sustituyó el aceite por la manteca de cerdo, dando como resultado estas tortas que traigo hoy. Y que he preparado en la Thermomix, que a su vez me vendió Ana Ruiz.....cúmulo de casualidades que vosotros diréis que no tienen importancia, pero es para indicar las vueltas que da una receta por la blogosfera y como al final he acabado haciendo una versión nueva de las tortas de azúcar que publiqué en su día y que hoy se han convertido en tortas de manteca, cambiando por completo la textura e incluso el sabor de aquella de aceite.

 INGREDIENTES:

  • 500 gr. de harina (la mía de fuerza)
  • 225 gr. de manteca de cerdo (la mía ibérica)
  • 25 gr de levadura prensada de panadería
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 200 gr. de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • Azúcar para espolvorear

PREPARACIÓN:
Las he preparado en la Thermomix, ya os he dicho que era la primera vez que amasaba en ella y me ha sorprendido. Como sabéis yo preparo todas las masas en la Kitchen Aid, para mi la número uno en amasadora, pero es verdad que hay ciertas masas, como ésta, que no requieren mucho amasado, no más de cinco minutos, y que, si tenéis la Thermomix, podéis usar para hacerlo. Si no tenéis ni Thermomix, ni Kitchen Aid, ni otro tipo de amasadora, como siempre se puede amasar a mano. Ya os he dicho que una masa que no se trabaja mucho.
 La gran diferencia con respecto a la torta de azúcar que publiqué hace unos años son los tiempos, aquella primera se amasaba en dos tiempos, y el primer levado se hacía toda la noche en la nevera. En cambio esta masa se hace en nada. Os cuento, si tenemos la Thermomix estos serán los pasos: ponemos en el vaso la manteca, el azúcar, el agua y la sal. Tapamos y programamos 3 minutos, temperatura 37º, velocidad 2. Añadimos la levadura desmenuzada y programamos 10 segundos velocidad 6. Añadimos el huevo y la harina, vaso cerrado, velocidad espiga durante 5 minutos. Después del amasado dejamos tal cual levar, con el tapón puesto, durante una hora.  Si amasamos a mano o en amasadora podéis añadir los ingredientes en el mismo orden y terminar amasando con las manos o en la amasadora. 
 Una vez levada la masa, desgasificamos, y dividimos en bolas, yo en seis de unos 160 gr. Dejamos reposar unos diez minutos las bolas de masa, tapadas con un paño. Retiramos el paño y vamos aplanando la bola, hasta darle forma de torta, yo lo he hecho con las manos, aunque se puede hacer con un rodillo si queréis dejarlas más finitas. Yo las he dejado de un centímetro mas o menos de grosor. Después de nuevo levarán durante una media hora y crecerán en el horno. Una vez dada la forma tapamos con un paño húmedo y encendemos el horno a 180º. Yo puse tres en cada bandeja de horno, por lo que unas de ellas levaron un poquito más, las segundas que metí en el horno. Antes de hornear añadimos el azúcar por encima de las tortas y horneamos durante unos quince o veinte minutos o hasta que las veamos doradas. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

La diferencia con las tortas de aceite es que éstas quedan más blanditas, habrá gente que prefiera las otras con la cobertura más tostadita y la miga un poco más apretada. Yo no sabría por cuál de ellas decirme, yo de vosotros probaría ambas versiones....éstas están para morirse de buenas, después de enfriarse, recién hechas, pellizco a pellizco te comes una entera....y después estarás mantenido toda la mañana....y lo digo por experiencia. También se puede convertir en la merienda ideal para vuestros hijos, desterrando la bollería industrial de sus menús, y aunque yo prefiero un bocadillo para la merienda, de vez en cuando se pueden permitir los niños una pieza de bollería casera.
Feliz jueves.

También te gustará

31 comentarios

  1. Vaya delicia, tienen una pinta divina Lidia!!! ya dosificaremos nosotros las calorías, je, je... La vida sin dulce no es tan rosa, quita quita, de dietas nada... Ejercicio!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué delicia!!!!! Te han quedado unas tortas estupendas! Yo que soy una enamorada de todo tipo de pan no me las puedo perder...Tomo nota de la receta
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Sí, tienen muy buena pinta, aunque no es precisamente lo mejor para bajar calorías como dices, jejejej

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola

    Lo que un aspecto delicioso, muy rica en sabores.
    Felicitaciones por sugerencias magnifícicas existentes en este pequeño rincón

    Besos
    http://www.pratocaseiro.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
  5. Yo también me he propuesto perder unos kilitos así que recetas tan ricas como ésta me las guardo para cuando lo consiga. Tienen una pinta genial y las fotos te han quedado preciosas. Besos

    ResponderEliminar
  6. se ven deliciosa y tiernas me encantaria probarlas ummmm bssss

    ResponderEliminar
  7. Ay, Lidia!! Ay Lidia!! que me vas a matarrr!! precisamente la semana que viene vamos a volver a encender el horno de leña, así que me llevo esta receta, que seguro que vamos a hacer pero en cantidades industriales. Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Yo en cambio me he acabado todos los mazapanes, y he desterrado de mis armarios cualquier cosa que engorde. Uf no puede ser... no puede ser...

    Me encantan tus tortitas, por cierto, pero las dejo para después de la operación bikini :)

    ResponderEliminar
  9. Estan de cine ii que bien te han quedado, las veo y babeo me comeria unas cuantas oohh..Bess

    ResponderEliminar
  10. estupendas para incarles el diente
    http://elmagoylabruja.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. me chiflan, pero despues de navidades algo mas light, no puedo con las tentaciones

    ResponderEliminar
  12. Que buena pinta :) me pido una con un buen chocolate calentito! Se tienen que mojar muy bien. Besos

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
  13. La idea de comerlas pellizco a pellizco es muy tentadora y, bueno, una no hará daño ¿no? Besos.

    ResponderEliminar
  14. Que buena pinta!!!Hay que olvidarse de las calorías y probar estas tortas.

    Bicos.

    ResponderEliminar
  15. deliciosas, espectaculares, de lujo!! me encantan de verdad, el hecho de llevar manteca seguro que les da un toque especial. Que sepas que ya te las he copiado

    ResponderEliminar
  16. Y hay algo más bonito que esa vuelta que ha dado la receta, y que al final a terminado en tu thermomix, y que es totalmente diferente a la que en su día hiciste??? Me encantan estas historias.

    Y por supuesto, tus tortas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Es curiosa la historia de estas tortas, empiezan contigo siendo de aceite y vuelve a ti esta vez de manteca.
    Ha de cambiar la textura, pero el sabor ha de ser bueno de las dos maneras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Que curioso! que de vueltas ha dado la receta y al final te ha vuelto con la modificación que necesitabas, es que esto de la cocina es un mundo y el mundo que hemos creado los blog nos da anécdotas como la que nos cuentas.
    No tengo manteca, la gasté con el asado del cordero, pero la compraré porque no te haces ni una idea lo que me gustan las tortas de manteca. Además la panadería donde las compraba la han cerrado(ha conseguido jubilarse, jajajajaj), las haré en cuanto me desengrase un poquito de tanta comilona navideña.
    Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  19. El proposito de las recetas light, que duro es, jajaja
    Se ven estupendas y si que tengo manteca en la nevera, uff que peligro
    Feliz Año
    Bss

    ResponderEliminar
  20. Me parto con la historia...las vueltas que da una receta. En cuanto tenga ganas de amasar las hago, por supuesto luego tú tendrás la culpa de mi remordimiento de conciencia. Besos

    ResponderEliminar
  21. Ay, las tortas de manteca de Granada, son las mejores. Bss.

    ResponderEliminar
  22. Estas tortas de manteca tienen una pinta buenísima! Te dan unas ganas tremendas de darles un bocado!

    ResponderEliminar
  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  24. Hola Lidia, me ha encantado el cúmulo de casualidades que nos han llevado a ponernos en contacto. Estas tortas las preparo en casa cada 15 días pues mi hija las adora y a tí te han quedado de muerte. Lo que más lamentó son las fotos que tienen mis tortas que están muy lejos de las que hago ahora. lidia un placer y un honor que una bloguera como tu haya visitado mi blog. Un besito muy muy fuérte.

    ResponderEliminar
  25. Tienen una pinta estupenda. Me encantan las tortas de manteca, me recuerdan mi infancia. Yo hago unas parecidas que salen también estupendas, si las quieres probar te dejo el enlace:
    http://lasrecetasdelmarquesdemuchabarba.blogspot.com.es/2013/05/tortas-de-manteca-manchegas.html

    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Lidia.... fantásticas!!!!
    En casa han habido "tortas" por las tortas!!!!
    Me quedo por aquí y gracias por compartirlas!!!

    ResponderEliminar
  27. jejeje, Lidia, ahora menudo problema tengo yo para explicar todo el proceso que ha llevado hasta aquí la receta, jejej, la pienso hacer...me queda manteca y en cuanto pueda cae...nos encantará, porque aquí en la panadería de al lado de mi casa, las que hacen de manteca están muy crujientes, pero ricas recién hechas, luego se quedan demasiado secas, y a mí me gustan más cremositas.....ya veo que manejas la tmx a tu antojo, jejej, me alegro...y la verdad, que cúmulo de coincidencias, jejej

    Un besito!!!

    ResponderEliminar
  28. Mmmmm!!!que ricas estas tortitas. Se pueden hacer con aceite de oliva???. Gracias de antemano y besitos

    ResponderEliminar
  29. Hola mi nombre es Jiaquin me gustaria que esta misma receta de las tortas de manteca que cantidad de edulcorante hay que echar ya que soy diabetico y el azucar como que no gracias

    ResponderEliminar
  30. Alguien me podria decir la misma receta pero con edulcorante soy diabetico y me encantan las tortas de manteca, bueno no solo las tortas lis roscos de vino, las perrunillas etc.

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe