PRETZEL

miércoles, febrero 26, 2014

 Los Pretzel son un tipo de galleta o bollo horneados y que toman forma de lazo retorcido. Su origen se encuentra en Alemania, y es bastante popular tambien en Alsacia, América del Norte y Australia. Su nombre proviene de la palabra alemana Brezel o Breze, derivada del latín bracellus, 'brazo pequeño'. Este nombre se debe a que su forma recuerda a dos brazos entrelazados. En Alemania y especialmente en Baviera, lugar de su nacimiento, el pretzel es muy diferente al de Estados Unidos. Forma parte de la comida típica del país y es un tipo de pan salado. Básicamente existen dos categorías: los pretzels de galleta y los pretzels de pan blando. El segundo tipo se puede preparar con una gran variedad de sabores, que incluyen almendra, ajo, etc. Sus ingredientes principales suelen ser: harina de trigo con levadura, leche y mantequilla; la masa se sumerge brevemente en una solución de hidróxido de sodio (soda cáustica) o bicarbonato de sodio al 3% antes de hornear,como lo oís, y este baño es el que le da ese sabor tan particular y ese crujiente. De hecho en el centro de Europa es común la tecnica de sumergir los panes en liquidos. Pues bien, ésta es la propuesta de este mes para el reto Bake the world, yo ya tengo publicada una receta de ellos, aunque se me cerraron al hornear, y tampoco los sumergí en bicarbonato. Por lo que no contenta con aquella versión me embarqué en hacer la de Mai, de Hierbas y Especias, y algo más contenta que la primera vez he quedado, pero no del todo con la forma, que para mi es lo más difícil de conseguir de los pretzel. Menos mal que me subió la moral la prima de mi marido alemana, que está pasando unos días aquí y los probó y le gustaron mucho, y las niñas se comieron dos seguidos, lo que es señal de que si que se parecen a los verdaderos.
 INGREDIENTES:

  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 20 gr. de levadura fresca
  • 250 gr. de agua
  • 20 gr. de manteca de cerdo
  • Una cucharadita de sal
  • Para el baño:
  • 1 litro de agua
  • 50 gr. de bicarbonato sódico
  • Una yema de huevo para pintar
  • Sal gorda

 PREPARACIÓN:
La masa, como siempre, podremos hacerla tanto a mano como con una amasadora. Disolvemos la levadura en la mitad del agua, añadimos a la harina, mezclamos, también añadiremos la manteca de cerdo a temperatura ambiente. Seguimos añadiendo el agua, y finalmente la sal. Amasamos durante unos minutos hasta conseguir una masa lisa. Dejamos levar dentro de un bol aceitado. Tapado con papel film y con un paño húmedo para que no se le salga costra a la masa. Dejamos levar hasta que doble su volumen.
Una vez levada la masa, dividiremos en bolitas y con cada una de ellas haremos unos cordones de unos 60 cm. de largos. Si vemos que no cede la masa dejamos tapada unos cinco minutos hasta que veamos que corre bien por la mesa, un truco es humedecer un poco la  bola con la mano mojada. Una vez hecho el cordón le daremos forma de Pretzel (yo he metido los extremos por dentro para que no se despeguen. Por otro lado llevamos a ebullición el agua con el bicarbonato, retiramos del fuego y vamos sumergiendo los bretzel entre medio minuto y un minuto. Sacamos, ponemos sobre una bandeja de hornear, sobre papel vegetal. Pincelamos con yema de huevo mezclada con un poquito de agua, le ponemos los copos de sal o sal gorda y dejamos levar durante una media hora (volvemos a tapar con el paño húmedo).
Horneamos a 200º hasta que consigamos un bonito color dorado. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejillas.
En Alemania es típico encontrarlo en cualquier kiosko, fue el primer pan que tomé yo en mi primer viaje a Frankfurt. Después también lo he tomado muy bueno en la Feria de la Cerveza que se celebra en verano en Fuengirola. Los originales son más grandes que los que yo he preparado, pero si queréis que vuestros niños se los coman como rosquillas yo creo que este es el tamaño ideal.
Feliz miércoles.
Lidia.

También te gustará

12 comentarios

  1. Madre mía, me parecen increíbles...eres una artista. Todo lo que te propones lo bordas. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Ya les he comentado a Lola y Virginia, que estoy sorprendido con estos monísimos panes. Veo que los bañaste en bicarbonato en vez de en sosa, tengo que investigar al respecto, me gusta la idea... quiero hacerlos!

    ResponderEliminar
  3. Que maravilla de receta aunque no los he probado me apunto la receta
    besos

    ResponderEliminar
  4. Te han quedado divinos Lidia.
    Yo también usé la receta de Mayte pero con cerveza.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  5. Estupendos! A nosotros nos encantó tomarlos con la sopita por la noche!

    ResponderEliminar
  6. Lidia, te han quedado fenomenal, a nosotras nos gusta mucho ese tamaño.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Siempre me han dado mucha gula los pretzel, un producto que es taaaan internacional, (que yo los conocí por el capitulo de Los Simpsons para serte sincera!) siempre los he visto de tamaño extra-gigante,pero estos tuyos tienen una pinta estupenda!mmmm
    Te invito a que te pases por mi blog! Besos, Andrea de "Andreíta come de todo".

    ResponderEliminar
  8. no los he comido nunca pero la pinta que tienen es increible

    ResponderEliminar
  9. Que arte tienes! te han quedado muy bien.
    Un saludo,
    http://cocinaconann.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  10. Te han quedado muy bien!!la foto de la miga dice: comeme jjaja
    Bss

    ResponderEliminar
  11. mmmmm que ricos! con tu permiso me quedo anotada la receta, que tenía muchas ganas de hacerlos! Bss

    ResponderEliminar
  12. Yo tampoco no me atreví con la sosa, Lidia!! en cambio al bicarbonato no le temí y así conseguimos ese saborcito típico... Te quedaron perfectos!!!!Nos encontramos en el próximo reto panarra. Besos,

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe