BESITOS O SUSPIROS DE MERENGUE

miércoles, abril 23, 2014

 ¡Qué peligro tiene la receta de hoy!, hasta yo que no soy golosa me puedo comer cinco de éstos seguidos...Eso sí hay que tener muchííiiiiisima paciencia para secar estos besitos o suspiros de merengue en el horno....cuatro horas estuvieron los míos....a baja potencia si, pero 4 horas. Aunque el resultado merece mucho la pena. La receta está en muchos blogs, de hecho todos los que he visto usan las mismas proporciones. He visto que el tiempo de secado de unos blogs a otros varía, y que desde una hora y cuarto hasta tres horas...y los míos cuatro...supongo que dependerá del tamaño y del horno. Algunos le añaden algún saborizante, aunque yo no le he añadido nada. Sobra decir que son ideales para celebraciones, para completar una mesa dulce, para repartir entre nuestros invitados....y ahora que vienen Comuniones seguro que son un éxito. 
 INGREDIENTES (la medida que tendréis que coger es la de la clara de huevo, lo que pese ésta o estas será la misma cantidad de gramos que habrá que añadir de azúcar glass y azúcar blanquilla, mis cantidades equivalen a 4 claras de huevos M):
  • 118 gr. de clara de huevo (podéis poner pasteurizadas, aunque montan mejor las frescas).
  • 118 gr. de azúcar blanquilla
  • 118 gr. de azúcar glass
  • Una pizca de sal
  • Unas gotas de zumo de limón
  • Colorante alimentario en gel (el mío el rosa de Wilton)


 PREPARACIÓN:
El secreto para que la receta salga es conseguir un merengue francés consistente y secar los merengue completamente en el horno, para evitar que al mordisquear el interior quede de textura chiclosa. Por lo que empezaremos montando el merengue. Ya sabéis los pasos básicos a seguir para que las claras monten bien. Lo primero es que el bol y las varillas de la batidora estén completamente limpias (yo lo monté en la Kitchen Aid, reconozco que eso es partir con ventaja..), otra premisa para que monte bien es que en las claras no caiga ningún resto de yema de huevo. Empezamos a montar las claras con una pizca de sal a potencia media y cuando empiecen a burbujear las claras vamos añadiendo el azúcar blanquilla poco a poco. Una vez completamente añadido todo el azúcar blanquilla subimos un poco la potencia, añadimos unas gotas de zumo de limón y seguimos montando hasta conseguir una masa que haga picos y al poner el bol al revés no se muevan, y, por supuesto no se caigan.
Una vez montado el merengue añadiremos el azúcar glass tamizado, y, con la ayuda de una espátula, mezclamos con movimientos envolventes, de abajo hasta arriba, evitando bajar el merengue y ponerlo liquido. Separamos el merengue en dos boles y en uno de ellos le añadimos el colorante que más nos guste, poquito a poco, para que no quede un color muy subido, pero siempre teniendo en cuenta que luego pierde algo de color en el horno.
Metemos cada uno de los colores en una manga pastelera. Yo he usado una boquilla lisa para los blancos y la boquilla 1M para los rizados. Vamos vertiendo montoncitos sobre la bandeja de horno forrado con papel vegetal. Si queréis que no tarden tanto en el horno los haremos más pequeñitos. Introducimos las dos bandejas en el horno precalentado a 80º, cambiando las bandejas de vez en cuando para que tenga una cocción uniforme en las dos. 
Cuando veamos que se despegan del papel con facilidad podemos ir probando para ver si están terminados. Si después de terminarlo vemos que se nos queda el interior chicloso seguiremos la cocción hasta que estén completamente secos por dentro y por fuera. Una vez conseguido este punto sacamos, dejamos enfriar y guardamos en un en una lata o bolsa con cierre hermético. Dicen que aguantan 2 o 3 meses.....aunque ya os digo que es imposible que duren tanto tiempo...son un vicio.
Y con ellos os dejo, disfrutad del día.
Lidia.

También te gustará

20 comentarios

  1. Te han quedado de lujo Lidia, no soy muy de merengue, pero los tuyos me encantarían, estoy seguro.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Qué belleza de besitos, si tienen bonito hasta el nombre!!! Todo lo que lleve merengue como ingrediente me apasiona!!! Qué delicia!!!

    ResponderEliminar
  3. Que preciosidad...

    Yo reconozco que me cuesta un mundo, porque cuatro horas de horno me duelen en lo más hondo del bolsillo... pero bueno...

    Ya intenté en su momento una pavlova y fue un desastre! Y todo porque me estaba doliendo la factura y lo saqué antes de tiempo!

    :D

    ResponderEliminar
  4. ¡Pero que preciosidad! Hace tiempo que tengo ganas de hacerlos y cada vez que los veo en algún blog, me entran ganas de hornearlos. Los tuyos te han quedado impresionantes y muy elegantes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Tengo muchísimas ganas de hacerlos, y viendo cómo te han quedado creo que en cualquier momento me pondré con ellos... qué delicia!!! Bs.

    ResponderEliminar
  6. Ficaram lindos...lindos
    São de comer sem parar
    bjs

    ResponderEliminar
  7. Preciosos!, y tienen que estar de vicio de buenos, la verdad es que para dar en las comuniones están genial
    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Pero que preciosidad!! No me extraña que no puedas comerte sólo uno. Deben estar riquísimos!!. Ideales para cualquier celebración. Besos

    ResponderEliminar
  9. tiene una pinta exquisita pero tanto tiempo de horno me parece demasiado...ya me gustaría pillar uno!!

    ResponderEliminar
  10. tiene una pinta exquisita pero tanto tiempo de horno me parece demasiado...ya me gustaría pillar uno!!

    ResponderEliminar
  11. Te han quedado muy bonitos, pero en casa los merengues solo me gustan a mi y en pequeñas cantidades. Estoy segura que estos están exquisitos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Que cosita más delicada por dios, son preciosos y ademán riquísimos !!! Besos

    ResponderEliminar
  13. Lidia! Te han quedado perfectos!! Lindo color y tamaño. Sólo me quedó una duda al comienzo cuando dices que hay que batir a un cierta temperatura, creo que querías decir velocidad o ¿estoy equivocada? Perdona la pregunta. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pamela, tienes razon. Muchas gracias por avisarme.

      Eliminar
  14. Yo también soy mu de merengues y no hace falta guardar en latas cuando los hago vuelan.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Un besazo te merceces por esta receta ,con lo que me gustan ,no he conseguido hacerlos ,me encantan cómo te han quedado.....y las fotos no digamos!!
    Un beso
    Lourdes

    ResponderEliminar
  16. Que bonitos y delicados se ven, me encantan y me parece ideal el cacharro donde los guardas.
    Besos cris y Laura.

    ResponderEliminar
  17. No me va mucho el merengue...pero estos se ven preciosos y es un detalle fantástico para los invitados de cualquier evento.

    ResponderEliminar
  18. Deliciosos y unas fotografías preciosas. A veces, si hace humedad, cuesta mas que se hagan, son tan delicados e influyen tantas cosas.....
    Besos

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe