COSTILLAS DE TERNERA CON GLASEADO AROMÁTICO

viernes, abril 25, 2014

 Para terminar la semana uno de esos platos de domingo en familia. Unas costillas de ternera con un glaseado al que no podremos resistirnos. Unas costillas de las que solo quedarán los huesos. La receta la varié un poco de una que vi en Directo al Paladar, la adapté a los ingredientes que tenía en casa en ese momento. Y este plato se merecía un buen vino, de nuevo uno granadino, el Nestares Rincón IN1.0. Ya os hablaba de estos vinos en el post de Gastrotur. En Gastrotur tuvimos la oportunidad de conocer la bodega, visitar su museo y probar sus vino. Con unas vistas maravillosas y un lugar donde visitar el Centro temático del Vino, Alpujárride. Se trata de un museo intereactivo del vino donde podemos encontrarnos con los viñedos más altos de Europa. Se ubican a 1352 metros, y son los viñedos de la familia Nestares Rincón. Un microclima único, el suelo pizarroso, las escasas precipitaciones, la suave influencia de la brisa del mar y la gran oscilación térmica entre día y noche, otorgan a sus uvas una gran complejidad que queda reflejada en sus excelentes vinos Nestares Rincón. La botella es un homenaje a la familia Nestares Rincón, propietaria de la bodega, una familia de farmacéuticos amantes del vino y de todo su cultura. Es un vino crianza de 6 meses en barrica de acero inoxidable, de la variedad syrah y tempranillo, de color rojo rubí con borde violáceo. Aroma intenso, bastante fresco, frutos rojos, más bien dulzones. En boca sabroso, ligero, refrescante y fácil de beber. El precio de mercado ronda los 8 euros.
INGREDIENTES:

  • Un costillar de ternera en trozos (sobre 1 kg. el mío)
  • 2 cucharadas colmadas de miel
  • 1 limón 
  • 1 naranja
  • 2 dientes de ajo
  • 40 gr. de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • 2 cucharadas de salsa Worcestershire
  • 2 cucharadas de mostaza de Dijon
  • Una cucharada de vinagre de Jerez
  • 1/2 cucharadita de canela
  • Pimienta negra
  • Sal gorda


PREPARACIÓN:
Precalentamos el horno a 200º. Picamos los ajos, exprimimos el zumo del limón y el de la naranja. Añadimos a un cuenco el resto de ingredientes del glaseado. Removemos bien. Salpimentamos las costillas de ternera. Disponemos en una fuente de hornear, añadimos la mitad del glaseado. Tapamos con papel de aluminio e introducimos en el horno durante unos 20 minutos. 
A los 20 minutos bajamos el horno a 180º y quitamos el papel de aluminio. Dejamos durante unos 60 minutos o un poco más, hasta que se doren las costillas, pincelando de vez en cuando con el glaseado. Servimos acompañado de unas patatas fritas.
Ya me contaréis qué os parecen estas deliciosas costillas. Con ellas os dejo todo el fin de semana.
Lidia.

También te gustará

12 comentarios

  1. Hoy toca ladrillo ;).

    Fantástico plato, personalmente estas piezas me encantan, son tan gustosas, tan sabrosas. Oye, además de las recetas que publicas, me gustan mucho los vinos que nos enseñas (botella preciosa ésta y con historia detrás).

    Yo que tampoco tengo una idea muy amplia de vinos, reconozco que con las carnes sigo prefiriendo los vinos tintos y casi siempre crianzas, los reservas y grandes reservas me gustan claro, pero depende donde los sirvan o compres, esos vinos hay que cuidarlos muy muy bien para triunfar.

    No obstante, un comodín que cada vez me gusta más, y sobre todo con los asados aunque con matices dulces no tanto, son los cavas o champagnes, me gustan muchísimo. Un lechazo asado, falda de ternera, cochinillo... Me da la sensación que estos espumosos se abren paso muy bien, 'desgrasan' y el toque seco es perfecto.

    Yo en el blog ya no hablo de vinos porque es algo cansinamente sectareo. Y se equivocan. El vino hay que acercarlo a la gente y si no se sabe hay que enseñar, no reprimir. Si quieren que esta cultura sea fuerte en nuestro país debe de ser accesible a todos los niveles y respetar los errores. Los elitismos, casi todas las veces snobismos, son la subjetividad del imbécil.. y cansa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Mmmm santo cielo... que delicia absoluta de plato!

    Mira que soy poco fan de las costillas, pero si me las das así, no dejo ni la huella en el plato

    :)

    ResponderEliminar
  3. Aunque me gustan más de cerdo, de ternera tampoco les digo que no. Se ven deliciosas. Yo soy tan rarita que no me gusta el vino, nada!!! Un besiño.

    ResponderEliminar
  4. que pinta mas rica y que color le da ese glaseado
    http://senoritamandarina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Me encantan las costillas. A mi marido no tanto, pero a mi me chiflan, y esta forma de hacerlas tiene que estar de un gustoso...
    Se ven jugositas y con ese glaseado que le has puesto, y las horas que son, me pillaba unas cuantas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. la costilla es una carne que me gusta muchísimo, super jugosa y con mucho sabor, pero ese glaseado que le has hecho está de lujo total, me ha encantado

    ResponderEliminar
  7. Mmm, deliciosas!!! Hoy las hemos tomado en casa a la barbacoa...Ni las miguitas, tienes toda la razón!!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Lidia!! Ese glaseado está fenomenal, estoy segura que se trata de un platillo que triunfa siempre, voy a anotarlo. El vino, otra cosa, seguramente muy bueno según lo recomiendas, pero yo me lo compraría nada más por la botella. Un beso y que tengas un lindo fin de semana

    ResponderEliminar
  9. Las costillas de ternera a mi me rechiflan y asi nunca las hice,tendre encuenta la receta para la proxima!! se ve fantastica y muy rica, que pintaza tienen...Besss

    ResponderEliminar
  10. Qué preciso color tienen esas costillas Lidia. Con ese glaseado están para chuparse los dedos pero literalmente, No se lo digas a nadie, pero me encanta comer las costillas con las manitas y luego rechupetearme los dedos, jeje.
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Una comida exquisita para mis hijos que le encantan y de esta manera seguro que repiten.Besoss y muy buenas tardes.

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe