TORTILLA DE ALCACHOFAS Y JAMÓN

lunes, abril 28, 2014


Es lunes y apetece empezar la semana con algo ligero, y no se me ocurre algo más bueno que esta tortilla, que es una receta de aprovechamiento total. Me sobraron cuatro yemas cuando hice los besitos de merengue,  y no quería emplearlas en ningún postre. Así que aproveché las alcachofas de una vecina de mi madre y un trozo de jamón para prepararla. La verdad es que mi historia con las alcachofas es bastante corta, ya que hasta el 2008 nunca las había probado, más bien las aborrecía, hasta que después de dar a luz a Hugo en el Hospital una noche me las pusieron para cenar, y después de varios días convaleciente tenía mucha hambre, así que las probé y la sorpresa es que me encantaron. Ahora es una de mis verduras favoritas y todo lo que las lleva me gusta.
INGREDIENTES:

  • 3 huevos enteros y cuatro yemas (si no os han sobrado yemas ponéis sólo huevos enteros, con cinco estará bien)
  • 8 o 9 alcachofas
  • Taco de jamón
  • AOVE
  • Sal
PREPARACIÓN:
Limpiamos las alcachofas cortando el tallo y las puntas de las hojas, vamos quitando las hojas exteriores duras y nos quedamos solo con el corazón. Cortamos éste en láminas y freímos en una sartén con un fondo de AOVE. Salamos. Cuando estén fritas y doraditas las alcachofas sacamos y reservamos. En ese mismo aceite salteamos los taquitos de jamón. Retiramos estos también y reservamos.

Batimos los huevos (añadimos un pelín de sal, con cuidado, ya que el jamón ya lleva sal y a las alcachofas ya le hemos puesto). Añadimos las alcachofas fritas y el jamón. Mezclamos. Y vertemos la mezcla en la misma sartén donde hemos salteado todo, que tendrá unas gotas de AOVE, lo suficiente para cuajar la tortilla y que no quede nada aceitosa.
Cuajaremos a fuego medio, y una vez que se haya cuajado por uno de los lados, le daremos la vuelta con la ayuda de una tapadera o de un plato. Terminamos de cuajar por el otro lado y servimos.
Como veis no tiene ninguna dificultad, esos sí, quitad todas las hojas duras de la alcachofa, porque si se nos queda alguna será bastante desagradable encontrarla después en la tortilla. Las alcachofas tienen muchísimas propiedades, todas ellas muy buenas para la salud, así que no conozco ningún inconveniente para disfrutar de esta verdura.
Feliz lunes.
Lidia.

También te gustará

11 comentarios

  1. Vaya tortilla rica!

    Desde luego, vaya con las alcachofas... a mi me pasó algo parecido con las habas, las odiaba hasta que un día por un compromiso tuve que comerlas... y me encantaron!

    Alcachofas suelo comer, pero en tortilla no las he probado aún!

    ResponderEliminar
  2. Una tortilla bien sabrosa y sana. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  3. Una tortilla buenísima! que pinta tiene!! bss

    ResponderEliminar
  4. Di que si, las tortillas no tienen que ser aburridas, y si sirven para aprovechar las sobras, mejor!

    ResponderEliminar
  5. Nunca he hecho tortilla con alcachofas pero debe estar deliciosa. Besos

    ResponderEliminar
  6. QUé tortilla más buena Lidia!! Yo soy muy fan de las alcachofas y en tortilla quedan buenísima, la tuya está de lujo!! Muchos besos

    ResponderEliminar
  7. Madre mía que tortilla más rica. Me apunto la idea. Las alcachofas me encantan de cualquier forma.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Madre mía que tortilla más rica. Me apunto la idea. Las alcachofas me encantan de cualquier forma.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Yo soy fan de las alcachofas o sea que esta tortilla es de las mías .
    Un beso
    Lourdes

    ResponderEliminar
  10. Para mi la tortilla de alcachofas ha sido siempre una de mis preferidas y mañana voy a comprar para hacer que viendo la tuya con su jamoncito se me ha apetecido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Estupenda receta y maravillosas fotos Lidia :)

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe