PAIN BRIÉ

sábado, mayo 31, 2014

 El pain brié es un tipo de pan tradicional de Normandía. Su nombre procede del proceso de amasado, ya que brié procede del verbo normando antiguo brier, ‘aporrear’. Su preparación incluye un largo periodo de amasado y golpeado de la masa, lo que hace que se apriete y da como resultado un pan pesado con una corteza dura. Gracias al reto Bake the world os traigo este pan, con un pan de miga densa, y corteza durita, al estilo de los panes candeales o sobaos de nuestra tierra. Para realizarlo he seguido la receta de Richard Bertinet, que no enseñaban en Gastronomía & Cía.
INGREDIENTES:

  • Para la masa madre:
  • 500 gr. de harina de fuerza
  • 350 gr. de agua
  • 10 gr. de levadura de panadero
  • 8 gr. de sal
  • Para la masa del pan:
  • Toda la masa madre 
  • 250 gr. de harina de fuerza
  • 50 gr. de agua
  • 10 gr. de levadura de panadero
  • 50 gr. de mantequilla preferiblemente salada
  • 5 gr. de sal, en caso de que no sea la mantequilla salada

PREPARACIÓN:
La noche anterior preparamos la masa madre. Lo haremos como si una masa de pan se tratara, de hecho es la receta de masa de pan de Richard Bertinet, pero que si se deja de un día para otro nos servirá como masa madre. Una vez amasada esta primera masa tapamos con papel film y dejamos hasta el día siguiente en en el frigorífico.
Por la mañana sacamos del frigorífico una hora antes de empezar a preparar el pan. También sacaremos la mantequilla en ese momento para tenerla blandita. A la hora de preparar la masa cortamos la mantequilla en dados para que se integre después mejor en la masa. Disolvemos la levadura de la masa en el agua tibia, y añadimos la harina, el agua, la mantequilla y la sal a la masa madre, empezamos a mezclar hasta que todos los ingredientes se hayan integrado. Volcamos la masa en la mesa de trabajo y empezamos a amasar con el rodillo (puede ser necesario dejar reposar la masa diez minutos para que se destense un poco), golpeamos la masa con él y estiramos como si fuera una masa de pizza, doblamos sobre sí misma y volvemos a golpear y a amasar. Este proceso no debe durar menos de diez minutos. Yo tuve que parar alguna vez para que la masa se relajase un poco, en total fueron unos veinticinco minutos de amasado a mano (aunque pueda parecer mucho tiempo, el aporrear la masa relaja bastante, libera muchas tensiones, y de paso ejercitamos los brazos, je,je).
Una vez conseguida la masa, hacemos una bola con ella, metemos en un bol sin enharinar, tapamos con un paño húmedo y dejamos reposar una hora y media más o menos. Pasado el tiempo de reposo, sacamos la masa, dividimos en tres partes y le damos forma de bollo a cada una, lo haremos haciendo una bola con cada porción y modelando después los extremos para conseguir la forma de bollo. Depositamos sobre un paño, separados entre sí y dejamos levar una hora, cubiertos de paños. En este momento encendemos el horno a 250º, y metemos la piedra de hornear en caso de que la tengamos o si no la bandeja de horno.
Llegado el momento de hornear el pan, pasamos con mucho cuidado la masa a la piedra de hornear o a la bandeja caliente del interior del horno, espolvoreamos un poco de sémola fina sobre ella, colocamos la masa de pan y practicamos un corte longitudinal en el centro, después dos cortes paralelos algo más cortos, y finalmente otras dos, quedando así como las páginas abiertas de un libro. Antes de introducir el pan en el horno vaporizamos con agua, introducimos el pan y volvemos a vaporizar, dejamos  cocer 5 minutos a 250º C y a continuación bajamos la temperatura a 220º C y hornea 15 minutos más. Cuando estén listos, retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.
El sabor a mantequilla de este pan, junto con la miga prieta, es lo que lo caracteriza. En tostada o acompañado de lo que más os guste será realmente delicioso.
Feliz fin de semana.
Lidia.

También te gustará

12 comentarios

  1. Que rico y bonito es este pan, Ya he visto alguno del reto y me gustan todos. Besos

    ResponderEliminar
  2. Lidia, se ve muy rico con esa miga esponjosa y característica de este pan!!

    En casa ha volado, repetiremos hornada...

    besos

    ResponderEliminar
  3. Lidia, se ve muy rico con esa miga esponjosa y característica de este pan!!

    En casa ha volado, repetiremos hornada...

    besos

    ResponderEliminar
  4. Un pan de lujo te ha quedado Lidia, ya estoy babeando de pensar en lo bueno que está, felicitaciones por el resultado! besotes

    ResponderEliminar
  5. Mi querida amiga, decirte que te ha quedado un pan perfecto es decir poco, que maravilla, y que bien hecho, la forma de pones las piezas en masa es la de una autentica panadera, Mil besicos tesoro

    ResponderEliminar
  6. Mi querida amiga, decirte que te ha quedado un pan perfecto es decir poco, que maravilla, y que bien hecho, la forma de pones las piezas en masa es la de una autentica panadera, Mil besicos tesoro

    ResponderEliminar
  7. Te han quedado mas que perfectos, vaya corteza y vaya miga, seguro que no quedaron ni las migas, jeje.
    Saludos panarras.
    mirecetario.es

    ResponderEliminar
  8. Ole y ole, que pan más apetecible, te ha quedado espectacular, apetece una rebanada y da igual lo que pongamos encima que esta pan lo mejorará seguro. Me ha sorprendido pues no conocía esta clase de pan que seguro probare.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  9. Así con ese queso rico que veo por ahí seguro que está divino!!
    Feliz domingo
    Nieves

    ResponderEliminar
  10. Menuda pinta tan estupenda tiene este pan, me quedo con la receta.
    Besos cris y laura

    ResponderEliminar
  11. Lidia, que bien te ha quedado este pan!!! La verdad es que a mi me ha sorprendido mucho, vaya que me ha gustado por el contraste de la corteza crujiente y la miga densa que tiene, por no decir el sabor tan bueno que le aporta la mantequilla.
    Me gustado mucho la forma que le has dado y desde luego te han quedado impecables!!!.

    Un beso grande,

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe