EMPAREDADOS DE BERENJENA, JAMÓN COCIDO Y QUESO

lunes, julio 07, 2014

 La verdad es que no sabía muy bien cómo llamar a esta receta, pero es que es más complicado el nombre que la receta en sí. Hace tiempo que los probé en una reunión y no me había acordado de ellos hasta el otro día, que tenía berenjenas en casa y no sabía que hacer con ellas. Es un aperitivo ideal para picoteo, que gustará mucho tanto a niños como a mayores y es una forma de encubrir la verdura para quién no le guste. 
 INGREDIENTES:

  • Una o dos berenjenas
  • Tantas lonchas de jamón cocido como emparedados vayamos a preparar
  • Tantas lochas de queso como emparedados vayamos a preparar
  • Harina
  • Huevo
  • Pan rallado
  • Sal
  • Aceite de oliva suave para freír
  • Sal gorda


PREPARACIÓN:
Cortamos con la ayuda de una mandolina o de un cuchillo bien afilado la berenjena en rodajas finas. Introducimos en un colador, añadiéndole sal gorda. Ponemos dentro de un bol el colador y tapamos éste. Dejamos mínimo media hora, para que las berenjenas suelten el exceso de amargor. Después lavamos y secamos con la ayuda de papel absorbente. 
Ahora procederemos a preparar los emparedados o sandwich, para ello procuramos emparejar rodajas de berenjena del mismo tamaño. Cortamos el jamón cocido y las lonchas de queso (podemos usar cualquier queso loncheado de los que venden) del tamaño de la rodaja de berenjena. Montamos una rodaja de berenjena, una de jamón cocido, otra de queso y otra de jamón cocido. Cubrimos con otra de berenjena. Pasamos el emparedado por harina, después por huevo batido y, por último, por pan rallado. Vamos preparando todos los que vayamos a hacer.
Freímos en una sartén o freidora con abundante aceite de oliva (yo le he puesto suave, aunque podéis usar perfectamente un AOVE). Doramos por ambos lados, y vamos sacando y poniendo sobre una bandeja con papel absorbente para que suelten el exceso de aceite. Servimos, en mi caso acompañados de un poco de ensalada de canónigos y cherrys.
Como veis el verano se presta mucho a este tipo de preparaciones sencillas, con ingredientes de andar por casa, y que os resolverán una cena o un aperitivo para el almuerzo. Y si además queremos prescindir de algunas calorías extra podemos prepararlos al horno en lugar de freír. Espero que os gusten.
Feliz lunes.
Lidia.

También te gustará

8 comentarios

  1. Me encantan los emparedados pero nunca se me habría ocurrido hacerlos con berenjenas. Tienen que estar buenísimos, me llevo anotada la receta ;). Un beso

    laurilla fondant

    ResponderEliminar
  2. El nombre pues lo que has puesto que lo dscribe la mar de bien jajajajaja.
    me encanta este tipo de platos tan sencillos y buenos. besotes

    ResponderEliminar
  3. Original y sencilla, como bien dices lo complicado está en el nombre. Tomo buena nota para un picoteo con los amigos.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. Una cosa bien parecida les hacía a mis sobris en tiempos, cuando se negaban a comer verdura... y no veas como les entraba!

    ResponderEliminar
  5. Una receta estupenda!!
    Es una forma de escoder la verdura para aquellos que le van menos.

    ResponderEliminar
  6. En mi casa se han comido toda la vida, a mi me encantan. Bss.

    ResponderEliminar
  7. Original y nutritiva, en casa no gusta mucho la berenjenas y de esta manera seguro que les encantan, tengo que probar pues me ha encantado la presentación.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe