CANELONES DE CARNE Y NUECES

lunes, noviembre 10, 2014

 Por fin he conseguido unos canelones que superan a los de mi madre (seguramente ella discrepará un poco de ello, je,je). Pero durante años no he probado otros canelones más buenos que los de mi madre, y de los que hace tiempo os dejaba la receta en el blog. Pero éstos me han resultado más suaves, mucho más cremosos y con tropezones de nueces tanto en el relleno como en la bechamel. La elaboración de los canelones como sabéis es algo laboriosa, pero después vale la pena porque dan mucho de sí, y suele gustar a todos los miembros de la familia. Y éstos están realmente deliciosos, os lo aseguro. 


INGREDIENTES:
  • 18 placas de canelones
  • 175 gr. de pechuga de pollo
  • 175 gr. de carne picada de ternera
  • 1 cebolla 
  • 2 dientes de ajo
  • 1 tomate
  • 50 gr. de nueces
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1/2 vaso de vino oloroso
  • 2 rebanada de pan
  • 1 vaso de leche
  • 50 gr. de queso rallado
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta
  • Para la bechamel:
  • 3 nueces
  • 500 ml. de leche 
  • 40 gr. de mantequilla
  • 40 gr. de harina
  • Pimienta 
  • Sal

 PREPARACIÓN:
En una sartén amplia con una cucharadas de aceite rehogamos la cebolla y los ajos picados. Cuando esté transparente añadiremos la carne de pollo y de ternera picadas, rehogamos y cuando cambie de color añadimos los vinos y el tomate rallado, bajamos el fuego y dejamos hasta que se evapore el líquido. Mientras, pondremos en un cuenco con un vaso de leche las dos rebanadas de pan.  Poco antes de que haya reducido el líquido añadimos el pan mojado en la leche y los 50 gr. de nueces. Salpimentamos. Trituramos todo para hacer el relleno más suave. Reservamos.

 Preparamos las placas de canelones según las instrucciones del fabricante. Las mías eran precocidas, por los que es suficiente hidratarlas en agua caliente durante 20 minutos. Después sacamos con cuidado y vamos poniendo sobre un paño para que suelten el exceso de agua. 
 Mientras se hidratan o cuecen las placas de canelones, vamos a preparar la salsa bechamel. Para ello derretimos en una sartén la mantequilla, añadimos la harina y removemos bien con unas varillas durante unos minutos para que no se queden grumos. Añadimos la leche poco a poco, sin dejar de remover con las varillas. Cuando haya espesado salpimentamos, retiramos del fuego y añadimos las tres nueces ralladas. Reservamos.
 Después procederemos a formar los canelones, para ello cogemos una cucharada amplia de relleno y ponemos en el centro de cada placa, enrollamos, y vamos poniendo en una fuente refractaria que habremos pincelado con aceite. Después de enrollar todos los canelones cubrimos con la salsa bechamel. Rallamos el queso y ponemos porciones de mantequilla sobre los canelones.
 Gratinamos en el horno a 200º hasta que la superficie de los canelones empiecen a dorarse. Sacamos y servimos.
 En esta ocasión hemos servido los canelones con un vino Rioja, de los más conocidos, un Marqués de Riscal, Crianza del 2009. "Los reservas de Marqués de Riscal se elaboran, básicamente, a partir de uvas procedentes de viñas de más de 15 años de la variedad Tempranillo, situadas en los mejores suelos arcillo calcáreos de la Rioja Alavesa. Esta variedad soporta bien la crianza en madera y el envejecimiento en botella gracias a su buen equilibrio ácido y a su fina tanicidad. Las variedades Graciano y Mazuelo, cuyo porcentaje en la mezcla no sobrepasa el 10%, aportan frescura y viveza de color. La fermentación se realiza a una temperatura controlada de 26ºC con un tiempo de maceración que no sobrepasa los 12 días. Los reservas de Riscal permanecen aproximadamente dos años en barrica de roble americano, configurando un vino que se encuadra dentro de los cánones del clasicismo riojano, fresco, fino, elegante y con un gran potencial de envejecimiento. Antes de salir al mercado tiene un periodo mínimo de afinamiento en botella de un año. Vino de color cereza bastante cubierto. Aroma balsámico y especiado de gran complejidad, con notas de frutos negros maduros y ligeramente tostadas. En boca tiene buena estructura, es sabroso, denso y con taninos redondos y elegantes. El final es largo y fresco, con un leve recuerdo de la madera de roble." Poco más que añadir de este vino, salvo que tiene una nota de 91 puntos y un precio que ronda los 13 euros.
Con la recomendación de este plato y este vino os dejo.
Feliz lunes.
Lidia.

También te gustará

11 comentarios

  1. No sé cómo se lo habrá tomado tu madre, pero desde luego los canelones superan todas mis expectativas ¡deliciosos! Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Tienen una pinta tremendamente deliciosa! bss

    ResponderEliminar
  3. Tienen una pinta tremendamente deliciosa! bss

    ResponderEliminar
  4. Deliciosos. Justo andaba pensando yo en hacer canelones o lasaña hoy para comer. Como nuestra compañera de piso es vegana, vamos a hacer algo que podamos comer todos ya que hoy es fiesta y estamos todos en casa, y compartiremos la comida...

    ResponderEliminar
  5. Mmm que ricos canelones, me apunto tu receta ahora mismo! Bss

    ResponderEliminar
  6. Como cocinan las madres.... pero seguro que este plato también está sensacional!!

    ResponderEliminar
  7. Toma ya que pinta.. estas navidades quiero hacer unos para la familia :)
    un besito

    ResponderEliminar
  8. Mmmm buenísimos! A mi también me paree que los de mi madre son los mejores, a ver si me animo a probar estos y la consigo sorprender! :) Un besito

    ResponderEliminar
  9. Pues sí que discrepará tu madre, como todas jajajaj pero tienen una pinta deliciosa.

    besos

    ResponderEliminar
  10. Chica me uno a los comentarios anteriores! vaya pinta! calentitos y el vino...ummmm

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe