GAMBAS FRITAS

lunes, septiembre 14, 2015

La receta de hoy es sumamente sencilla, realmente casi no tiene nada de preparación, pero en su variedad de quisquilla frita (una variedad de crustáceo más pequeño que la gamba)  es un plato muy solicitado en los chiringuitos y restaurantes de la zona. Son un verdadero vicio que seduce a todo el que las prueba, ya que se comen como si de pipas se tratara. En realidad quería haber preparado esta receta con la verdadera quisquilla, pero llegaron estas gambas a mi cocina, algo más pequeñas de lo que esperaba para preparar otra receta, y finalmente decidí hacerlas fritas, como si de quisquilla se tratara. La diferencia es casi imperceptible. Y os la enseño porque es una preparación típica de nuestro litoral, y no me consta que lo sea de otros sitios.




INGREDIENTES:
  • 500 gr. de gamba blanco o quisquilla
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen 
  • Harina especial para freír
PREPARACIÓN:
Lavamos y quitamos la cabeza de todas las gambas, dejando solo la piel.  Sazonamos. Pasamos por harina especial para freír y quitamos el exceso de ella con un cedazo o un colador. 


Para mi es imprescindible que la harina sea para freír, he intentado freír pescado con harina común y no suele salir nada bien, se apelmaza, en cambio la especial para freír es más recia. Concretamente para esta fritura he usado la harina de trigo duro especial para frituras de El Molino, una marca granadina que comercializa también la sémola de trigo para las migas granadinas. Otras veces he usado la harina de Las Panaeras, que también es muy buena. Son las dos marcas que conozco más y que os recomiendo para conseguir el éxito de una buena fritura. 
Ponemos en una freidora o en una sartén honda abundante aceite de oliva virgen, suficiente para cubrir las gambas, y cuando esté bien caliente añadimos éstas por tandas, a una temperatura constante (yo en el 6 de la vitrocerámica) sacamos cuando veamos que ya están fritas y algo doradas. Dejamos sobre papel absorbente durante unos minutos para que suelten el exceso de aceite y servimos, acompañanadas, en este caso, de una ensalada de col, ajo, AOVE y un poco de vinagre.

No podía acabar este post sin recomendaros el Restaurante los Faroles, ubicado en la playa de Salobreña, para mí, es sin duda, el mejor sitio donde prepararan estas quisquillas fritas. Así que si no queréis prepararlas en casa podéis probarlas allí, seguro que os van a encantar.
Feliz lunes.
Lidia.

También te gustará

7 comentarios

  1. Riquísimas, lástima que hoy lunes no haya pescado...

    ResponderEliminar
  2. Sencillo y delicioso, un plato para compartir con los amigos. Me encanta!
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Nunca las he comido así, se ven deliciosas. Besos

    ResponderEliminar
  4. Una delicia de receta!
    Apuntada
    un besote

    ResponderEliminar
  5. En Sevilla creo que en más del 90% de los bares las ponen, como dices son un puro vicio y las tuyas te han quedado perfectas. Besos

    ResponderEliminar
  6. Tienen una pinta estupenda. Guardo la receta en pendientes. Gracias por compartirla. Besos

    rosquillasyroscones.blogspot.com

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe