SOLOMILLO RELLENO DE QUESO DE CABRA, ARÁNDANOS Y PISTACHOS CON SALSA DE ARÁNDANOS

martes, diciembre 15, 2015


Ayer os dejaba un recopilatorio de recetas de carnes para estas próximas navidades, y hoy llega una nueva receta, de nuevo de una carne rellena. Y es que para mi dan tanto juego los rellenos en las carnes que pueden ofrecer infinitas combinación. Esta receta la vi preparada con cinta de lomo y sin el acompañamiento de esta salsa que improvisé con los arándanos que me sobraron de hacer el relleno. El resultado es un solomillo relleno muy jugoso, fácil de preparar y una buena opción para los que no quieren meterse en elaboraciones más complicadas. 


INGREDIENTES:

  • Para el solomillo:
  • 1 solomillo de cerdo
  • 125 gr. de queso de cabra
  • 50 gr. de arándanos deshidratados
  • 100 gr. de pistachos
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Pimienta
  • Para la salsa de arándanos:
  • 150 gr. de arándanos deshidratados
  • 100 ml. de vino blanco
  • 25 ml. de vinagre de manzana y zumo de arándanos rojos (lo compré en IKEA, pero podéis ponerle cualquier otro vinagre)
  • Sal



PREPARACIÓN:
Unas horas antes ponemos a hidratar en agua los 150 gr. de arándanos deshidratados. Pasado este tiempo limpiamos el solomillo de todos los restos de grasa exteriores. Abrimos éste en forma de libro y con el mazo de un mortero aplastamos un poco para que quede más fino. Reservamos. Precalentamos el horno a 180º.


Tostamos 30 gr. de pistachos en una sartén, dejamos enfriar un poco y después trituramos el queso de cabra, junto con los pistachos, el diente de ajo y los 50 gr. de arándanos deshidratados con una batidora. Salpimentamos el solomillo y extendemos el relleno dentro, enrollamos el solomillo con cuidado y atamos con hilo. Partimos los pistachos restantes en trozos grandecitos y rebozamos el solomillo en él. En una sartén grande ponemos unas cucharadas de aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente marcamos el solomillo por todos lados hasta que se dore su superficie.
Metemos el solomillo en una bandeja de horno e introducimos dentro de éste. Horneamos durante unos 20 minutos. Sacamos y dejamos reposar unos diez minutos. 
Mientras se hornea el solomillo prepararemos la salsa de arándanos deshidratados. Ponemos el azúcar en un cazo y dejamos que se funda, añadimos en el cazo los arándanos ya hidratados y un poco de agua de hidratarlos, el vino y el vinagre. Dejamos unos 20 minutos y cuando haya reducido trituramos. Servimos junto con el solomillo cortado en rodajas gruesas y un poco de ensalada.

Si lo preparáis con antelación podéis dejar sin cortar el solomillo y calentar a última hora, y justo antes de servir cortarlo. Es muy buena opción para los que no sean amantes de otro tipo de carnes de más entidad rellenas.
Féliz martes.
 photo FIRMA_zpswt2soewb.jpg

También te gustará

5 comentarios

  1. Muy novedoso y sin mayores complicaciones, el arándano le va bien a todo! Besos

    ResponderEliminar
  2. Solo con ver el relleno de queso de cabra ya se me hace la boca agua
    qué rico!!
    un beesito

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho tus propuestas para navidad, muy variado, le voy a sacar partido en muchas ocasiones, gracias por ponérnoslo tan fácil, un besote y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  4. La pinta no podría ser mejor!!! Impresionante.

    ResponderEliminar
  5. El solomillo tiene un aspecto sensacional y debe estar delicioso con esa salsa tan rica...
    ¡Menudo platazo!

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe