SALTEADO DE GARBANZOS CON LANGOSTINOS

miércoles, julio 13, 2016


Hoy miércoles un plato de los que no sólo me gustan, sino que me encantan. Gambas o langostinos, ya sabéis que son mi perdición. Y esta vez combinados con garbanzos, en un plato ideal para no renunciar a las legumbres en verano. Lo podéis hacer con garbanzos de bote ya cocidos o si no cocerlos vosotros en casa, eso ya depende del tiempo que tengáis. Podéis poner gambas o langostinos, los míos esta vez langostinos congelados, y así abaratamos también el plato. La receta la vi en un libro de cocina y fue amor a primera vista.


INGREDIENTES (para 4 personas):

  • Para el aceite de ajo y perejil:
  • 2 cucharadas soperas de perejil picado
  • 2 dientes de ajo
  • 150 ml de aceite virgen extra
  • Para el salteado:
  • 24 gambas o 24 langostinos
  • 2 botes de garbanzos cocidos
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera Las Hermanas
  • 100 ml. de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

PREPARACIÓN:
Preparamos el aceite de ajo y perejil, para ello introducimos en el vaso de la batidora el perejil picado, los dientes de ajo pelados y el aceite y trituramos durante unos minutos. Reservamos. Pelamos los langostinos y retiramos las cabezas. En una olla con un poco de aceite de oliva virgen extra rehogamos las cabezas hasta dorarlas, mojamos con agua y cubrimos, dejamos hervir durante 15 minutos. Retiramos del fuego y colamos el caldo.



Escurrimos los garbanzos y lavamos con agua fría. Pelamos y picamos la cebolla y el ajo finamente. Salteamos en una sartén con un poco de AOVE las colas de langostinos, retiramos rápidamente, en ese mismo aceite doramos la cebolla y el ajo, y cuando estén transparente añadimos el pimentón y rehogamos unos segundos. Añadimos los garbanzos, echamos el vino blanco y dejamos evaporar el alcohol. Añadimos el caldo de las cabezas de los langostinos y dejamos al fuego hasta que se reduzca el líquido más o menos. Añadimos entonces las colas de los langostinos y salpimentamos. Vertemos el aceite de ajo y perejil por encima, mezclamos y servimos.


Rápido, rico y barato, no se puede pedir más para esta receta que es estupenda para estos días en los que no tenemos mucho tiempo de cocinar.
 photo FIRMA_zpswt2soewb.jpg

También te gustará

2 comentarios

  1. El garbanzo o la col salteada son de esos sabores que están al alcance de todo el mundo pero que curiosamente no son tan populares como el de las hortalizas más conocidas o las setas. Sabor umami que parte de vegetales y que forman una caramelización maravillosa que queda en la retina de todo el que los prueba. Para mí el socarrado de estos es algo mágico, y si encima se acompaña de buenos productos y guarniciones, como es este caso, es sencillamente PERFECTO.

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe