TARTA DE QUESO Y BONIATOS (SWEET POTATO CHEESECAKE)

lunes, septiembre 26, 2016



Aunque aún estamos disfrutando de los últimos calores "veraniegos" la verdad es que ya hemos entrado en el otoño, y con él llegan una multitud de sabores propios de la época, como los boniatos. No es la primera vez que preparo un postre con ellos, el pastel de boniatos y canela es una de las recetas más vistas de mi blog y tuvo un éxito importante en casa. Hoy traigo una tarta de queso y boniatos que realmente ha resultado una combinación deliciosa y delicada. Una receta muy sencilla que le vi a Eva de Ma Petite Boulangerie
INGREDIENTES:

  • Para la base de galletas:
  • 60 gr. de mantequilla derretida
  • 100 gr. de galletas integrales
  • Para la tarta:
  • 325 gr. de boniatos asados (en horno o microondas)
  • 250 gr. de queso Mascarpone
  • 125 gr. de yogur natural (el mío era azucarado)
  • 40 gr. de mantequilla fundida
  • 75 gr. de azúcar
  • 4 huevos L o 5 huevos M
  • Canela molida

PREPARACIÓN:
Derretimos la mantequilla y trituramos junto con las galletas, hasta convertirlo en una mezcla arenosa. Extendemos en la base del molde, protegido con papel vegetal, y llevamos al horno, a 180º durante 10 minutos. Mientras, preparamos la tarta. Mi molde era redondo, de 18 cm., aunque Eva lo hace en uno cuadrado, más grande, pero como sabéis a mi me gustan las tartas altas, y por eso siempre escojo moldes más pequeños.
Batimos todos los ingredientes de la tarta hasta que queden todos bien integrados (a mi se me olvidó añadir la canela, lo hice justo al introducir en el horno la tarta, por lo que veis que no se distribuyó uniformemente). Una vez que hayas conseguido una mezcla uniforme reserváis. Sacamos del horno el molde donde tenemos la base (engrasamos los laterales para que no se pegue, yo le puse spray desmoldante). Vertemos la mezcla dentro del molde e introducimos dentro.
Horneamos de 40 a 50 minutos, comprobando que al pinchar con una brocheta ésta salga limpia. Sacamos del horno, comprobando que la mezcla ha subido bastante, aunque después, al sacarlo se bajará y se quedará como veis en la foto. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y  metemos en el frigorífico unas horas o de un día para otro. A la hora de servir desmoldamos. 

Es una tarta que a mi me ha sorprendido, cada bocado extra la hace más rica, la mezcla con la canela es muy recomendable, y no necesita ni topping ni ningún tipo de acompañamiento extra. Sólo disfrutar de cada bocado.
Feliz inicio de semana.
 photo FIRMA_zpswt2soewb.jpg

También te gustará

5 comentarios

  1. Pues a mí también me ha sorprendido, muy, muy interesante.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro muchisimo de que te haya gustado. En el molde redondo queda preciosa. Gracias por confiar en la receta. bs!

    ResponderEliminar
  3. Qué maravilla!!!!
    A mí me encanta la cheesecake y la hago de muchos sabores diferentes: no me puedo perder ésta! Nunca la he probado pero suena (y se ve) fenomenal!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante con el toque del boniato tiene que quedar muy rico.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Sencillamente espectacular. Un besazo.

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe