PIMIENTOS RELLENOS AL HORNO

martes, noviembre 21, 2017


Hay veces que te encuentras con regalos inesperados, como estos pimientos. Decidí rellenarlos y hornearlos, aprovechado que eran del tamaño perfecto para ello. El relleno es muy básico, sin complicaciones, y la forma de elaborarlos  bien sencilla. La presentación para llevarlos a la mesa es bien bonita y colorida, sobre todo si jugamos con los colores de los pimientos. 
 


INGREDIENTES: 
  • 3 pimientos para asar
  • 350 gr. de carne picada de ternera
  • 1 cebolleta
  • 1 puerro
  • 1 vasito de vino rosado
  • Queso para gratinar
  • 200 gr de tomate triturado (yo lo pongo de lata que es muy cómodo de usar, pero podéis ponerlo natural)
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta 
  • Romero fresco
  • Tomillo fresco



PREPARACIÓN:
Ponemos una cucharada de AOVE en una sartén y freímos el tomate triturado. Una vez frito lo ponemos en el fondo de la fuente de horno que vayamos a usar para hornear. Lavamos y cortamos la parte superior de los pimientos, limpiamos bien por dentro y secamos. Ponemos los pimientos ya huecos en la fuente de hornear.


En una sartén vamos a preparar el relleno, ponemos un fondo de aceite de oliva virgen extra (AOVE) y añadimos la cebolleta y el puerro picados, una vez que estén transparentes éstos añadimos la carne picada, salpimentamos y rehogamos, cuando haya cambiado de color la carne le añadimos el vino y dejamos reducir, cuando esté casi reducido añadimos el romero y el tomillo fresco. Retiramos del fuego y rellenamos los pimientos con la carne.

Horneamos los pimientos en el horno precalentado a 180º durante unos 30 o 40 minutos. Las tapas también las he puesto hornear por separado. En los últimos cinco minutos añadimos a los pimientos un poco de queso rallado para que acabe derritiéndose sobre la carne del relleno. Sacamos y servimos en un plato con un fondo de ensalada, decorado con un poco de romero o tomillo fresco y acompañando en la mesa el tomate frito del fondo de la fuente.

 
Como veis la receta de nuevo es bien sencilla, y estupenda. Sobra decir que se come todo, ya que el pimiento que usamos de recipiente están espectacular junto con el relleno. Relleno que habrá adquirido ese sabor picante y dulce de los pimientos.  
Feliz martes.



También te gustará

2 comentarios

  1. Me encantan éste tipo de pimientos de colores, su sabor, su aroma y la alegría que aporta a los platos. Hoy los he preparado (pero baby) rellenos de carne picada hechos en salsa; la próxima vez seguiré tus pasos y los haré al horno. Se ven deliciosos.
    Las fotos: espectaculares.
    Besos desde "Mi Cocina"

    ResponderEliminar
  2. Tienen muuuuy buena pinta! Los pimientos rellenos son una manera muy original de comer sano y a la vez tener la sensación de darte un capricho. Me la guardo!!
    Patricia.

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe